Dale Dale – Record guinness del Fiscal

Record guinness del Fiscal
Muy desafortunadas las declaraciones, por decir lo menos, de Winckler pregonando que podemos reclamar el primer lugar, “la fosa clandestina más grande del mundo”, a solo diez minutos del puerto de Veracruz, como si reconociendo el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler, que estamos ante una atracción de clase mundial para promover ante los visitantes a nuestro estado algo digno de presumir. En nada parece abonar al interés turístico y económico por Veracruz, a la buena imagen que es obligación de proyectar y promover los responsables del gobierno.
Estas declaraciones han sido todo lo contrario, tienen un contundente efecto negativo para nuestro estado, medios de comunicación de todo el mundo se han interesado en tener más información y detalles del tema de la “fosa clandestina más grande del mundo” según el propio fiscal estatal. Gracias a Winckler estaremos en la nota roja mundial nuevamente, aunque los restos hallados son, según cifras oficiales, de 253 personas. Esta cantidad que es oprobiosa y alarmante, está muy lejos de los casos similares sucedidos en países de África o Asia, en donde en las constantes  guerras civiles han ocurrido crímenes masivos, matanzas, de miles de personas que también se han inhumado en forma clandestina.
Así que estamos lejos de un macabro récord Guiness, aunque no por ello es menos preocupante el descubrir estos terribles sucesos, prácticamente en la vecindad donde vivimos con nuestras familias.
Ni siquiera en serio y ni profesionalmente se puede atribuir la Fiscalía General del Estado el descubrimiento de este hallazgo criminal, porque el mérito es de una ONG, “ El Solecito”, que lo conforman un grupo de familiares de personas desaparecidas, presuntamente por la delincuencia en nuestro estado.
Fueron los padres de “El Solecito” quienes con su perseverancia y coraje encontraron la famosa fosa, desde hace varios meses ellos la reportaron y con sus escasos recursos iniciaron las excavaciones para desenterrar los restos que ahí yacen. Por cierto es esta ONG la que reporta que no ha recibido apoyo de la Fiscalía estatal, sólo reconoce la ayuda de la Policía Federal y ahora ya demandan la renuncia del fiscal Jorge Winckler.
El gobernador Yunes se cree un Trump
No quiere reconocer que es un muy mal negociador, se la ha pasado golpeando desde que ganó la elección estatal, mofándose, amenazando a la oposición y nunca se molestó en tender puentes para lograr acuerdos, a sabiendas que los necesita y los va a seguir necesitando, quiere ser todólogo y le sale mal, creyó que los diputados locales de oposición eran sus empleados, que le aprobarían su reestructura de la deuda estatal sin que se les informara bien del tema y acabó amenazándolos con que no les va a pagar sus sueldos a los que votaron contra la reestructuración de la deuda, como si la legislatura local no fuera un poder autónomo.
Cree Yunes Linares que él puede encarnar a un Trump jarocho, que con agredir y amenazar verbalmente, hasta ahora, a sus adversarios los arrollará y les impondrá su voluntad sin reclamo, ni cuestionamiento. Pues se equivocó Yunes, ni él es Donald Trump ni Veracruz es el país vecino del norte, más vale que se serene y se siente a negociar, que eso sí es hacer política y abandone sus conductas porriles.
Exhiben su ignorancia diputados panistas y perredistas
No perdieron oportunidad de mostrarse serviles e ignorantes los diputados locales del PAN y del PRD, en voz de la perredista Yazmín Copete Zapot, quienes en un afán de que viera su jefe el Gobernador del Estado, que daban la cara por él, salieron a decir que exhortaban al Gobierno del Estado que se declarara en suspensión de pagos, como lo han hecho en otros países, poniendo como ejemplo a Grecia, cuando ni es Veracruz un país y los cobros de la deuda pública estatal se los descuentan en automático al depositarles la Secretaría de Hacienda las participaciones federales. Prefirieron todos salir a la palestra a seguir peleando, en lugar de haber negociado con las bancadas opositoras, las PRIMOR, como se le puso al grupo parlamentario de PRI y Morena, que coincidieron en la votación que bloqueó el plan de “Deuda Eterna” del gobernador panista para lograr los votos necesarios.
Ahora a ver cuándo vuelven a intentar votar la reestructura y con qué modos, por lo pronto con los golpes políticos, judiciales y mediáticos del gobierno panista-perredista y en medio ya de elecciones municipales, va para largo.