Asuntos Públicos – Asamblea priista a la desesperada

Eduardo Coronel Chiu

Asamblea priista a la desesperada

Entre los pronósticos de su derrota para las elecciones presidenciales del año próximo, el PRI celebrará éste sábado su Asamblea Nacional en la que aprobarán algunos cambios en sus estatutos que buscan abrir opciones en su selección de candidato.
Las reuniones previas esta semana, las 5 mesas “temáticas” que realizaron con el estilo tradicional del formalismo y la disciplina, ya dieron color de su actual proceso interno; y aunque no hay todavía pronunciamientos hacia ninguna persona, ni línea ni cargada, lo significativo es que se hayan ocupado de la eliminación de candados para aceptar un candidato externo, un “no priista”, sin que acredite haber obtenido cargos de elección popular. La tecnocracia crea sus estatutos en el PRI.
Si no están confeccionando un “traje a la medida” del “tapado” de esta sucesión, está a la vista que a sólo dos de sus precandidatos les viene el saco. ¿Sacarán de la manga algún otro?
Al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien se dice sin partido, que lo mismo trabajó con el gobierno del PAN que con los del PRI; y al secretario de Salud, José Narro, ex rector de la UNAM, aunque de esos dos, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, excesivamente influyente en el presidente Peña Nieto, iría sin duda, con Meade… a la derrota, pero con la camiseta del ITAM.
Todos los demás enlistados cumplían el requisito de militancia de cuando menos 10 años; Osorio Chong, Manlio Fabio Beltrones, Aurelio Nuño.
Pepe Yunes en la mesa
En este grupo de los chicos ITAMs, con Videgaray y Meade, es sabido juega el senador de Veracruz, Pepe Yunes Zorrilla.
Al peroteño le tocó presidir la mesa sobre Programa de Acción del Partido, la cual se llevó a cabo en Toluca, Estado de México.
En el contexto de la prefiguración, las consideraciones de que Meade podría ser el candidato del PRI a la Presidencia alimentó la especulación de que entonces el candidato del PRI a gobernador de Veracruz sería Pepe Yunes.
Lo malo es que el PRI, tanto en el plano nacional y ni se diga en Veracruz, tiene los momios en contra (y las momias a favor).
La rebelión domesticada
No pasó la propuesta de una de las corrientes “reformistas” que pretendían que el candidato a la Presidencia de la República fuese elegido mediante consulta a las bases, a fin de reducir la injerencia del dedazo presidencial, tan caro a la cultura priista histórica.
En cambio, les calmaron las ansías con un candado a los chapulines plurinominales. Ya no saltarán como plurinominales de diputados a senadores y viceversa, indefinidamente. Que avance la cola.
Tele-Duarte
No habrá show en Pacho o en el Penalito, pero sí espectáculo audiovisual desde el Reclusorio Norte para la audiencia local. Será por videoconferencia como el ex gobernador Javier Duarte iniciará su proceso penal por las acusaciones de la fiscalía de Yunes por los delitos del fuero común –incumplimiento del deber legal, abuso de autoridad, peculado, tráfico de influencia y coalición de servidores públicos.
La suspensión definitiva concedida a Duarte por un juez federal en un incidente de juicio de amparo sólo tiene el alcance de evitar que lo trasladen a algún penal de Veracruz. No lo exime ni libera de los cargos que le imputan en el estado.
Seguirá hospedado en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, donde está vinculado al proceso federal por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.
La resolución que ayer se conoció establece que los jueces de Veracruz tienen un plazo de tres días para fijar la fecha en las que, vía videoconferencia, se realizarán las audiencias iniciales por las dos órdenes de aprehensión que giraron los jueces locales a petición de la Fiscalía del Estado.
No podrán darle aquí su zape a la pasada para la audiencia.
Inconstitucionalidad de normas del Poder Judicial
La Suprema Corte de Justicia de la Nación concluyó ayer sus sesiones sobre la acción de inconstitucionalidad promovida por la PGR en contra de la legislación de Veracruz que tajantemente prohíben la prórroga de los magistrados del Poder Judicial al vencer los 10 años del periodo para el que fueron nombrados.
Por considerarlas inconstitucionales en las porciones relativas ordenan en su sentencia se reforme la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial para que establezcan la posibilidad de ratificación de los magistrados del poder judicial del estado, al igual que fijen como requisitos para ocupar ese cargo una antigüedad de 10 años del título de licenciado en derecho.
Aprovechó la Corte para ajustar la contradicción de las leyes de Veracruz con la Constitución federal.
Es de destacarse el criterio de la Corte, ya que va mas allá de la petición original, a propósito de la impugnación a una reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial; se remite al examen de la Constitución del Estado de donde derivó la regulación secundaria para declarar la inconstitucionalidad de ambas. Proyecta su efecto de invalidez a la Constitución local aprobada en el año 2000, para la que ya no había un recurso directo de impugnación.
Varios magistrados de periodo vencido que no querían irse impugnaron la improrrogabilidad, unos ganaron y otros no. No es tanto que merezcan quedarse de manera indefinida, el punto es que así lo dispone la Constitución de la República para garantizar autonomía y estabilidad en el Poder Judicial. Ahora a ver cuándo los sacan.