Rafa se suma a una larga lista de futbolistas ligados al narcotráfico

México, DF
El defensor Rafael Márquez, vinculado hoy con el narcotráfico por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, es la nueva figura de una selección de futbolistas cuyas carreras fueron manchadas por presuntas relaciones con capos y las actividades de cárteles en México, Colombia, Brasil, Chile y España.
El excapitán de la selección mexicana, un cantante local y veinte personas más aparecen en una lista de supuestos ‘prestanombres’ de una red liderada por el narcotraficante Raúl Flores, que operaba en Jalisco y Ciudad de México, según los documentos publicados este miércoles por la Administración estadounidense.
Al exjugador del Barcelona de momento se le han congelado todas sus cuentas en Estados Unidos y sus propiedades en este país quedarán bajo la restricción del gobierno del país norteamericano.
Desde porteros hasta delanteros, los vinculados en escándalos llenan las once posiciones de la cancha y aún quedan hombres para el banquillo de la reserva.
Hace 26 años, cuando Rafa Márquez tenía apenas 12, René Higuita, uno de los más emblemáticos guardametas de Colombia sorprendió al mundo, no por una espectacular intervención entre los palos como ‘el Escorpión’, sino por visitar en la cárcel al extinto narcotraficante Pablo Escobar.
La acción él mismo la definió como “un encuentro de amistad”.
En 1993, el hoy preparador de porteros del Atlético Nacional estuvo preso durante seis meses por intermediar con el Cartel de Escobar para poner fin al secuestro de una menor. Acción por la que recibió 50.000 dólares.
Los problemas de Higuita aumentaron al descubrir las autoridades que había adquirido una casa que había sido utilizada anteriormente por el narcotráfico de manera ilícita.
Y, como si no bastasen polémicas en su vida, en septiembre de 2016 visitó un jefe de las Farc.