Socavón parte la carretera a Naolinco

Naolinco
Se abrió la tierra por el torrente provocado por las lluvias de Franklin y se tragó 100 metros de la carretera que va de Banderilla a Naolinco, dejando incomunicada a la población a la altura de El Zacatal.
Los mirones, que observan cómo la maquinaria pesada trata de abrir un paso provisional, mientras, cuentan la historia del taxi, dicen que lo vieron con un dron que bajó hasta el río y ahí se veían los restos de la unidad que pasó por la noche, en el momento justo del deslave que destruyó la carretera.
Cuentan que era tarde cuando pasó el taxi y aseguran que a bordo iba el taxista y su esposa, camino al hospital en Naolinco, pues ella estaba embarazada.
Las obras emergentes
El constante movimiento de vehículos pesados para construir el camino de grava y las vibraciones en el suelo, por el paso de una aplanadora mantienen a raya al grupo de siete u ocho hombres que observan el boquete que se abrió en la carretera que va desde Banderilla a Misantla, camino a Naolinco.
Miran desde temprano cómo acarrean los camiones de volteo el material que viene de las graveras cercanas, lo depositan y la aplanadora pasa encima, cimbrando el suelo y alertando a la gente de no acercarse.
De ambos lados hay maquinaria trabajando, acomodando materiales, rascando la tierra y presionando la grava para dejar habilitado un paso provisional que tendrá como escenario las cintas amarillas de “precaución” y el barranco que se tragó la carretera.
Franklin no es lo único que destrozó la carretera
El socavón que se llevó 100 metros de asfalto no es lo único que hace intransitable la carretera, pues desde Jilotepec hasta Tonayán los baches parecen tapizar la cinta asfáltica, es un camino donde es casi imposible circular sin caer en uno.
Las promesas de obra
De acuerdo con el secretario de Infraestructura y Obras Públicas, Julen Rementería, se invertirán 120 millones de pesos en una obra integral para la reconstrucción de la carretera, desde Banderilla y reponer la carpeta asfáltica tanto en la parte dañada por el socavón, como por el deterioro y los baches.
Piedra de 10 toneladas golpeó el puente del espinal
Debido a las intensas lluvias del huracán franklin, una piedra de 10 toneladas golpeó el puente del Espinal, en el municipio de Jilotepec y afecto su estructura, aseguró la alcaldesa María de Lourdes Lara López.
Finalmente confía en que la autoridad gubernamental realice una inspección en su municipio para constatar las afectaciones que tuvieron por las pasadas lluvias, en diversos cultivos y ante el posible reblandecimiento de los cerros, a fin de evitar una tragedia.