Los rostros venerados de Cate Blanchett en la pantalla

Cabo San Lucas
Cate Blanchett ha demostrado ser un camaleón en la pantalla grande, dando vida a personajes icónicos, hombres y mujeres por igual. Esa versatilidad hace que llegue a la cartelera nacional con “Manifesto”, la película en la que la británica da vida a 13 personajes distintos quienes dan una clase de 20 manifiestos del siglo XX.
Desde su presentación en el festival de Sundance, la cinta ha sido aclamada por la crítica, que la postula como una contendiente a los premios Oscar del próximo año. Para su realizador, el alemán Julian Rosefeldt, el talento de Blanchett logra que la cinta sea un tratado sobre la mentira que puede llegar a hacer el arte moderno actual.
“Para cada personaje que Blanchett hizo varios manifiestos de diferentes periodos de tiempo e individuos fueron editados y cosidos juntos, de modo que fluyen el uno con el otro en misteriosos monólogos sin interrupciones. El efecto es hipnótico y envolvente y constante a través de las décadas”, explicó en entrevista.
¿Por qué tanta euforia por Manifesto? Rosefeldt señaló que sin duda y aunque es un proyecto independiente o modesto, encontró la fórmula del éxito, ¿Cuál? Cate Blanchet.
“La materia de cualquier filme es el guion y aquí teníamos uno, digo, son estos grandes manifiestos dichos por diversos y disímiles artistas de todos los tiempos, es algo comprobado que tiene conexión con las personas, pero tener a la persona indicada que pudiera darles vida, eso era realmente lo complicado y sin Cate definitivamente no se hubiera hecho”, dijo el realizador.
Tras la proyección en Sundance, los aplausos fueron unánimes. Nadie salió decepcionado de la sala y eso, dice el director, no es fácil de lograr y menos en un festival como de esta talla. Ni con una actriz que, si bien es venerada por millones, siempre se le pide que cada nuevo trabajo sea mejor que el anterior, agregó.
“Cate es una rebelde, siempre busca hacer trabajos que la saquen de lo que ha hecho, así que cuando alguien piensa que ya la conoce, hace algo que el espectador quiera indagar sobre ella. Es una mujer con muchas capas actorales y por ello puede interpretar a todos estos personajes cuyos manifiestos en ocasiones se contraponen unos con otros”, dijo.
En el largometraje hay una cita con la que Rosefeldt comulga y es porque, explicó, describe mejor que cualquier cosa lo que “Manifesto” es: “En este tiempo de cambio, el papel del artista solamente puede ser el del revolucionario”.