Ex policías de zona norte exigen liquidación conforme a derecho

Redacción AZ
Ex policías municipales de la zona norte del estado se manifestaron en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada para exigir el pago de liquidaciones por la antigüedad, ya que aseguraron que fueron despedidos injustificadamente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en 2015.
El ex policía Roberto González Ramírez, señaló que a pesar de que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares se comprometió en campaña a ayudarlos a resolver su problema, el abogado que les envió para llevar los casos ante el Tribunal Contencioso Administrativo dejó perder las denuncias y legalmente ya nada pueden hacer.
Por ello, demandó la intervención del mandatario estatal, pues dijo que de lo contrario iniciarán una huelga de hambre y permanecerán en la plaza hasta que su situación sea resuelta.
“Él dijo que llegando (a la Gubernatura) nos haría justicia, que nos iba a devolver lo que se robaron; ya lo recuperaron, en dónde está (…) en caso de que no nos quiera atender o no tenga tiempo como siempre nos dicen, aquí estaremos y de ser necesario haremos huelga de hambre”.
Dijo que son 380 los ex elementos policiacos que se encuentran en esa situación, y que a pesar de denunciar y seguir el proceso, el abogado Abdiel Monroy jamás les informó sobre los avances o audiencias a las que se debían presentar, por lo cual los casos fueron desechados y el tiempo para solicitar una revisión ya feneció.
“Las dejó perder, nunca nos dijo que había cita o resolución, o que se habían perdido y teníamos derecho al amparo; nunca nos notificó nada (…) se perdieron todas las demandas y eso es increíble, se comprende que estuvo viciado.
Señaló que su despido se dio de manera arbitraria debido a que el ex secretario de Seguridad de Pública, Arturo Bermúdez, los acusó de ser miembros del crimen organizado y el día de su baja fueron rodeados por elementos de la Marina y los obligaron a firmar su renuncia en una hoja blanca.
“Nos dijeron que llevaban órdenes de aprehensión y carpetas de investigación con tal de atemorizarnos y conseguir nuestra firma; metieron a los compañeros a cubículos para firmar su renuncia y lo hicieron de manera arbitraria, sin asistencia legal y los hicieron firmar en una hoja en blanco; los intimidaron y coaccionaron a firmar su renuncia en blanco.
Al firmar no les dan ninguna indemnización”. Por ello, exigieron que se reconozca su antigüedad, que en algunos casos data de más de 20 años, y que se les pague la indemnización por su despido.
“No ha volteado a vernos, es la tercera ocasión que hemos venido a Palacio de Gobierno con nuestros propios recursos; estábamos en la policía intermunicipal de Poza Rica, Tihuatlán y Coatzintla”.