Ágora Fiscal – El todavía salario mínimo

Omar Contreras Borbón

Subió el salario mínimo 8 pesos con 32 centavos para el próximo año. La Comisión Nacional de Salarios Mínimos, Consami, determinó el pasado martes 21 de noviembre que a partir del próximo 1º de diciembre el monto mínimo de recuperación será de 5 pesos para hacer frente a la espiral inflacionaria que hasta el mes de octubre había alcanzado el 6.37 por ciento.
3 pesos con 32 centavos adicionales serán incrementados a partir del 1º de enero de 2018, para dar un total de 8 pesos con 32 centavos. No prosperó la propuesta de la Confederación Patronal de la Republica Mexicana, Coparmex,
que proponía alcanzar los 100 pesos de salario mínimo, ni la propuesta de la Confederación de Trabajadores de México, CTM, que propuso alcanzar los 95 pesos. Los salarios mínimos profesionales crecerán para 2018 solamente 3 pesos con 32 centavos.
Hubo una vez un tiempo en que México creció de manera sostenida a tasas superiores al 6.56%, tenía estabilidad de precios y el poder adquisitivo del salario mínimo creció en términos reales un 146%, fue la época del desarrollo estabilizador. En 1954 México logró corregir el rumbo, inició un largo período de crecimiento real de los salarios que duró 3 sexenios consecutivos, fue la época del Milagro Mexicano. Si comparamos el poder adquisitivo del salario mínimo en México en 1955 a valores actuales, aquél era de 91.02 pesos, para 1970, al fin del desarrollo estabilizador, se habían alcanzado los 244 pesos diarios.
A partir de 1972 inicia el país una etapa de alta inflación impulsada con incrementos salariales por decisión presidencial y que provoca incrementos de precios de manera descontralada, alcanzando para 1987 una inflación de 159%. Durante 3 sexenios consecutivos el poder adquisitivo del salario mínimo en México se desplomó, perdiendo en el 2008 el 70 por ciento del poder adquisitivo que tuvo en 1970.
Si bien desde el año 2000 la inflación en México se ha mantenido controlada, hoy vivimos una crisis económica que se ahonda por la escasa circulación del dinero. Si comparamos los 15.27 pesos de salario mínimo que existieron en 1994 con los precios del 2017, aquellos representan 99.02 pesos de hoy. En el 2017 el salario mínimo es de 80.03, aún no logramos recuperar el poder adquisitivo de hace 24 años; incluso, el poder adquisitivo del salario mínimo que tendremos el 2018 de 88.36 pesos lo tuvimos en 1998 y en 1949.
Aquellos que piensan que el salario mínimo sólo es una medida, lejos están de la realidad de ingresos de gran parte de los mexicanos. De acuerdo a las cifras de INEGI más del 15% de la población económicamente activa apenas alcanza el ingreso del salario mínimo y casi la mitad ganan menos de 2 salarios mínimos. De hecho 26 millones de mexicanos, poco más de la mitad de la Población Económicamente Activa tiene sueldos menores a los 5 mil pesos diarios, en contraste solo 1.7% gana más de 20 mil pesos al mes.
Es urgente repensar el salario mínimo para que alcance la línea de bienestar que de acuerdo a Coneval para octubre llegaba a los 2 mil 925 pesos mensuales por persona, solo asi podremos acercarnos al ideal plasmado en nuestra Constitución: “deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos”.