Eugenio Derbez a 180 cámaras

CIUDAD DE MÉXICO
Para la película hollywoodense El Cascanueces y los cuatro reinos, que está en producción y donde interpreta al Rey de las Flores, al comediante Eugenio Derbez lo sometieron a una sesión con 180 cámaras para captar todo su rostro y cuerpo.
El actor viajó esta semana a Inglaterra para seguir con los trabajos de la cinta que estrenaría en el último trimestre de 2018.
“(La sesión) Es para poderte animar en caso de que te mueras, te enfermes, desaparezcas o lo hayas hecho mal (risas), tienen la facultad para hacer lo que ellos quieran de esa manera, hasta hacerte actuar”, dice.
Basada en el relato clásico del Cascanueces, la película es producida por Disney y cuenta en su elenco, entre otros, con los ganadores del Oscar, Helen Mirren (La reina) y Morgan Freeman (Golpes del destino).
La cinta lleva varios efectos visuales, lo cual hace que los tiempos se alarguen para su lanzamiento.
“Como soy el Rey de las Flores, es amanerado, todo tenía que ser muy sutil, es como una versión hollywoodense de Julio Esteban (su personaje)”, ríe Eugenio.
“Es una película con muchos efectos especiales y visuales, ¡hubo una escena que se filmó en cuatro días! Leí el guión y dije: esto se avienta en medio día, pero no, fue de hacer tomas desde arriba, de abajo, por todos lados, de atrás, una cámara daba vueltas. Mucha gente marcando coordenadas del set, entre personas, entre objetos, para poner ahí lo visual”.
Este año al creador de El superportero y La familia Peluche se le vio en Geotormenta, en una pequeña aparición como astronauta y filmó en Canadá el largometraje Overboard, con Anna Faris (Scary movie) para estrenar el siguiente año.
En México. En agosto pasado, el director de No se aceptan devoluciones se integró al reparto de El complot mongol, cinta dirigida por Sebastián del Amo (Cantinflas), donde interpreta a un político.
Fue en ese contexto que Eugenio habló de El Cascanueces y los cuatro reinos, sintiéndose feliz.
En El complot mongol, donde ejecuta un papel serio, interactúa con un hombre designado para frenar un atentado presidente de EU en su visita a México (Damián Alcázar) y un coronel (Xavier López Chabelo).
“A Sebastián lo conocí en los Premios Platino y dijimos que debíamos trabajar algún día juntos, hace un año me invitó al proyecto, dije que sí, comentó que sería por estas fechas y lo cumplió”, indica.
El día que llegó a México, Eugenio se sorprendió con lo que se transmite en Televisa. No lo critica, pero sintió estar ante algo distinto a lo que dejó hace tres años, cuando se fue a vivir a Estados Unidos.
“La muchacha tenía prendida la televisión y le pregunté qué canal era, respondió que el de Las Estrellas (el 2) y vi una televisión totalmente diferente a la que dejé hace tres años, no reconocí el canal, sentí era otra televisora, de otro país, veía promos de comedia y ya no hay noticiero.
“No he visto los programa de comedia, no sé si son buenos o malos, le tengo mucho respeto porque finalmente es mi género y se lo difícil que es, y me he prometido no juzgarlos”, dice el
actor.