Luis Enrique cuenta su vida

Los Ángeles
Gabriel García Márquez escribió alguna vez que “la memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos”, sin embargo algunos corazones se encargan de atesorar aquellas memorias amargas y convertirlas en combustible para la vida, tal como Luis Enrique Mejía López, mejor conocido como Luis Enrique “El Príncipe de la salsa”.
Luego de más de tres décadas de carrera artística, Luis Enrique logró escribir la canción más larga de todas, una que cuenta toda su vida.
“Autobiografía” es el libro en el que el intérprete hace un recorrido desde la infancia en su natal Nicaragua, hasta la actualidad. “En Autobiografía cuento mi vida desde muy niño, hasta mi realidad actual. Además, le cuento al público cómo la he pasado en estos años”, confesó el intérprete.
El originario de Somoto, Nicaragua, precisó que aunque “algunas veces las personas piensan que los artistas llevan una vida perfecta, el camino del que casi nadie se entera a veces es doloroso”.
“Cuando era niño sufrí de violencia física y psicológica por parte de uno de mis familiares y después tuve que vivir en la incertidumbre de ser un inmigrante en una tierra que no era la mía”, relata.
Apunta que a pesar de que no ha resultado fácil el hecho de regresar a visitar su pasado, ha logrado vislumbrar todo lo que ha experimentado y “apenas puede creer” todo lo que ha vivido y, sin duda, aunque aún no tenga idea de lo que “vendrá mañana”, asegura que no se arrepiente de ningún segundo.
“Regresar a esos momentos es difícil, uno no quisiera regresar a recordar esos momentos que te hicieron sufrir, que te hicieron llorar, pero era muy importante recordarlos puntualmente pues escribirlos me dio una liberación mayor. Aunque yo pensé que ya todo había quedado atrás. Escribir fue algo liberador”.
A pesar de sentirse muy contento con su actual proyecto, el nicaragüense agradece infinitamente a su suerte y a las decisiones que ha tomado por “dejarlo en el lugar en el que está”.
Luis Enrique adelanta que los próximos caminos en su vida lo llevarán a crear nueva música, y letras.