Asuntos Públicos – Del asalto al Poder Judicial II

Eduardo Coronel Chiu

Del asalto al Poder Judicial II

La toma del botín. La ocupación pirata del Poder Judicial por parte del gobierno de Miguel Ángel Yunes en su fase de limpia, está prácticamente consumada. Sin ningún contrapeso, al contrario, con la servicial cooperación de su mayoría legislativa PAN-PRD y el aval del agachado PRI en el Poder Legislativo, y ejecutada por su socio Edel Álvarez Peña, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, despejan el camino para la designación masiva a modo de los nuevos magistrados y jueces; así que gane o pierda el control político en las próximas elecciones, el gobernador Yunes mandará en el Poder Judicial, al menos para los próximos 15 años, un blindaje político partidista y de zona de influencia que rebasa las ambiciones de cualquiera de sus antecesores.
Grave riesgo de la autonomía y división de poderes
Saca las uñas sobre el Poder Judicial, sin previo aviso, nada en sus discursos, ofertas de campaña, menos en el Plan Estatal de Desarrollo anticipaba que Yunes Linares buscaría vulnerar la autonomía del Poder Judicial al desmantelar la plantilla existente para colocar como impartidores de justicia y administradores de ese poder a una camada de incondicionales.
Aunque por ahora el verdugo Edel Álvarez Peña sólo se ha centrado en el desalojo de los magistrados que rebasaban la edad de 70 años, una de las tres causales metidas para el retiro forzoso en la reforma constitucional aplicada de modo ilegal con retroactividad, dejando para otro momento el desahucio de aquellos con más de 15 años en el cargo, esta operación ya les permitió disponer de 13 plazas de magistrados, además de 8 de jueces, estos mayores de 65 años.
Zanahoria y garrote
Intimidados por una eventual represalia y con el incentivo de un bono millonario de marcha (que habrá que ver de dónde sale el dinero) y el acuerdo para otorgarles la doble pensión dorada –que se cargará al presupuesto anual del Poder Judicial, incrementando el gasto y los pasivos “contingentes” a futuro–, ya doblaron las manos y abren la buchaca la mayoría de los arcaicos hoy ex magistrados, repentinamente hay trece vacantes, aparte de las recién desalojadas por renuncia de Ignacio González Rebolledo y jubilación de René Poblete Dolores, aún no sustituidas.
Sólo tres en la resistencia
Pese a que varios de los hoy retirados en sus mensajes de despedida expresaron inconformidad con la “forma” y hasta sostuvieron que había vicios impugnables legalmente tanto en la nueva legislación como en su aplicación con efectos retroactivos, sólo tres magistrados decidieron y actuaron en su defensa legal, permaneciendo todavía en sus oficinas ejerciendo las atribuciones como magistrados. Para coraje y extrañeza de Edel. Jorge Espinosa se mantiene apoyado en un juicio de amparo con suspensión provisional concedida por un juez federal de distrito, mientras que Alfredo Algarín litiga una queja por la negativa de suspensión, a la vez que dirime también un juicio de amparo por violación a derechos fundamentales; y Onésimo Fernández Campos, a quien ya intentaron desalojar en tiempos de Alberto Sosa por vencimiento de los 10 años para los que fue nombrado, pero ganó un amparo que lo restituyó en el cargo, aunque todavía sigue reclamando una buena cantidad que le deben por salarios caídos. Ya sabe el caminito de la resistencia.
Nombramiento de Magistrados, sin regulación
A diferencia de los jueces para los que está previsto un procedimiento de concurso y evaluación que rige su nombramiento (mismo que con frecuencia viola el Consejo de la Judicatura, designando recomendados como “interinos” o provisionales, que igual cobran), para el nombramiento de magistrados funciona el poder político. Es facultad del gobernador proponer a la persona para el cargo de magistrado y del Congreso del Estado nombrarlo con el voto de dos terceras partes de sus diputados integrantes, es decir, 34 de 50. Como es sabido, el grupo legislativo del gobernador (PAN-PRD) no alcanza por sí solo esa votación, y aunque Morena no participe, tienen enganchados a los del PRI y de Juntos por Veracruz, una oposición entreguista de vacilada, a la que le tienen tomado el precio de su voto y los intercambios. Pese a que podrían bloquear que el gobernador Yunes consume la ocupación del Poder Judicial y siembre sus magistrados, el reparto de 3 a 1 –tres para el bando de Yunes-Edel y uno para los ratoneros del PRI– para la integración de nuevo Tribunal de Justicia Administrativa exhibe las complicidades con que decidirían el futuro de la impartición de justicia en Veracruz. Ya se verá si los que vayan a nombrar con favorecimiento personal, recompensa y lealtad política pueden con el paquete. El estado como botín.
Asesinan a Víctor Molina
El abogado laboralista y ex diputado local militante del PRD, Víctor Molina Dorantes, fue ejecutado ayer en su rancho de Colipa, municipio en el que fungió como presidente municipal hasta diciembre pasado. Se desconoce hasta el momento el móvil de su homicidio y la identidad de sus agresores, aunque no deberá descartarse como línea de investigación su actividad política, dado que su hermana es la actual alcaldesa, así como su participación como asesor legal de sindicatos. Sigue imparable la violencia criminal en Veracruz. Mientras el gobernador Yunes se enfrasca en peleas personales con Andrés Manuel López Obrador.