Alumno de Música se titulará con recital de tango

Redacción AZ / Xalapa
Rodolfo León Pérez, alumno de la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana (UV), opción Piano, prepara un recital con música de tango que presentará para titularse a mediados de este año.
«La Facultad ha registrado una serie de cambios importantes y en los mismos la música popular encuentra un buen lugar», aseguró el joven pianista forjado bajo la guía de Miguel Flores Covarrubias, actual director general del Área Académica de Artes.
Originario de la ciudad de Poza Rica, León Pérez afirmó que la música típica argentina ha sido su principal inquietud artística, sin hacer a un lado los renglones correspondientes a la denominada música clásica. No obstante, lo suyo es el tango y por ello impulsó desde 2012 la creación del Ensamble Lunfardo Tango, integrado por jóvenes músicos que comparten la inquietud.
Rodolfo explica su motivación por el tango: «es una tradición sumamente arraigada en México desde años atrás. En lo que a mí respecta, comenzó a gustarme a partir de la creatividad de un autor como Ástor Piazzolla, pero pronto me di cuenta que hay más antes y después de él. Fue entonces que, una vez que se formó el Ensamble Lunfardo Tango, decidí enfocar mi atención hacia la llamada Época de oro, aquel tango que se desarrolló años después de la muerte de Carlos Gardel y que desde la década de 1940 trabajaron maestros de tanta trascendencia como Aníbal Troilo, Juan D’Arienzo, Francisco Canaro, Carlos Di Sarli, Julio de Caro, Osvaldo Pugliese, Miguel Caló y muchos más.
«Cuando decimos lunfardo, aludimos a una forma de expresión propia de los barrios bonaerenses, lo que el caló a la Ciudad de México. Sus vocablos y modismos han sido empleados consistentemente para las letras del tango-canción de la denominada vieja guardia. Los actuales componentes del ensamble son jóvenes interesados profundamente en el tango tradicional, quienes además investigan y tratan de conocer a fondo en torno de los diferentes estilos».
Uno de ellos, el contrabajista Elliot Torres, egresado de la Facultad de Música, ha formado parte de la Orquesta Sinfónica de Xalapa y actualmente es instrumentista en la Orquesta Filarmónica de Boca del Río. Los violinistas y acordeonistas también son músicos de carrera, nadie es de trayectoria empírica. Con ellos se ha formado un sexteto que pretende ampliar a orquesta típica argentina.
Agrega que «desgraciadamente no hay bandoneonistas de formación en Xalapa y son muy pocos los que existen en México. Yo mismo quise comprar un bandoneón en un viaje reciente a Buenos Aires, y hasta aprender a tocarlo. Pero hay muchas cosas que se pueden hacer sustituyendo ese instrumento con los acordeones, que además cuentan con el recurso del registro parecido».
De eso guardan plena conciencia los acordeonistas Rodrigo Mejía y Mario Mendoza, quienes tratan de desempeñarse lo mejor que pueden y los resultados que obtienen son muy satisfactorios. Por lo que a cantantes respecta, en Xalapa hay varios jóvenes interesados en la interpretación y algunos lo cantan de forma muy prometedora. Cuando se presentó Lunfardo en Tlaqná llamó la atención el apego a la tradición tanguera, sobre todo en la ejecución sobre el teclado.
Rodolfo asegura que ha estudiado detenidamente la forma de interpretar de pianistas como Osvaldo Pugliese, Orlando Trípodi –integrante de la orquesta de Miguel Caló–, Fulvio Salamanca y Juan Polito (pianistas en la orquesta típica de D’Arienzo), de quienes hay buenos registros en audio y video. «No es sólo asunto de tocar en staccato y ya; busco las combinaciones, los acordes en octavas y el logro de esos efectos que lograron aquellos legendarios intérpretes.
»Pero también volteamos nuestra atención hacia los nuevos compositores argentinos, mantenemos contacto con ellos y varios nos envían sus partituras, con la intención de que las estudiemos y ejecutemos».
Añade que priva la idea generalizada de que Piazzolla dejó una escuela que no muestra seguidores sobresalientes: «es difícil suponer que todos habrán de parecerse a Piazzolla, pero hay muchos que están haciendo cosas muy interesantes, con una mentalidad renovadora que llama mucho mi atención. Hay quienes suenan hasta atonalistas y en el contexto de una vanguardia muy propia. Sin embargo, es conveniente tomar en cuenta que del tango de la vieja guardia surgió el estilo de Piazzolla; él mismo fue integrante de la orquesta de Troilo, estaba a un paso de iniciar los tentaleos experimentales que le dieron celebridad».
Con los integrantes de la Compañía de Danza A media luz, periódicamente organizan jornadas de baile que permiten un mejor aprecio a quien no esté familiarizado del todo con esta música.