Lafourcade homenajea a las musas latinoamericanas

CIUDAD DE MÉXICO
Natalia Lafourcade lanza este viernes su disco “Musas”, un homenaje al folclore latinoamericano en manos de Los Macorinos, Vol. 2, con quienes ha aprendido sobre el trabajo en equipo y sobre lo que significa la palabra humanidad.
Ahora homenajea a artistas como Álvaro Carrillo, hace converger canciones tradicionales como “La llorona” o “Duerme negrito” y une su voz a la de dos referentes de la música en habla hispana: Omara Portuondo y Eugenia León. El lanzamiento también coincide con una gira por Europa y Estados Unidos.
“Llevar esta música, estos compositores, es una manera de presumir algo hermoso que tenemos, poner esto en un disco y cantarlo es una manera de recordar que tenemos algo hermoso de lo cual sentirnos orgullosos y que en nuestras manos está ponernos a trabajar a otros niveles.
“Hasta la Raíz tenía un poco de este discurso pero no tanto, era mucho más personal, más mía, todo era mi música, mis canciones, mis letras. En este proyecto estoy jugando con los universos de estos artistas que honraban y homenajeaban constantemente sus raíces y su folclor. Eso ha sido los dos volúmenes de Musas”.
Este proyecto, reconoce, también le devolvió la inspiración para componer canciones como “Tú sí sabes quererme” en el disco pasado y “Danza de gardenias” en éste, de rescatar muchas otras pero también de rescatarla a ella de lo que había hecho en su disco anterior.
“Me rescató de encasillarme en un disco como ‘Hasta la raíz’, que amo y del que hasta la fecha digo: qué maravilla que pudimos hacer esa pieza, pero me tuve que rescatar de encerrarme en ese mundo, seguir avanzando como artista y, al mismo tiempo, rescatar una música que muchas personas a lo mejor no conocían”, dice la cantautora.
“Esa música hace que otros lleguen y me pregunten si he escuchado esto o el otro y entonces empiezas a recordar estas canciones antiguas que son importantes porque si no, nos vamos dejando influenciar por toda esta cosa masiva, mainstream, que no es que esté mal pero entonces el sustento y la riqueza dentro de lo que hacemos no tiene que ver con lo que realmente somos o con ese lugar de donde realmente venimos”.