Mujeres dan la batalla en Pantera Negra

Los Ángeles
Pantera Negra es la cinta que seguramente podrá rimar con la palabra revolución en esta era plagada de personajes encapotados. Aun con su carisma, Chadwick Boseman (42) necesita de la presencia de personajes que no solamente hagan ver su liderazgo, sino la alianza de quienes puedan ayudarlo a salvar su reino y en este caso está compuesto por un séquito de mujeres encabezadas por la México-keniana Lupita Nyongo (12 años esclavo), Danai Gurira (The walking dead), Angela Bassett (Música del corazón) y la casi debutante Letitia Wright (El pasajero).
Ellas se adueñan de la pantalla, con acrobacias espectaculares, comandando ejércitos, piloteando autos con tecnología de realidad virtual, o desenvainando espadas, lanzas o pistolas. Todas dejan muy claro que atrás quedó el tiempo donde un personaje femenino era un adorno.
“Pantera Negra representa el hecho de que cada mujer es un individuo, es alguien única. En esta aventura, todas tenemos nuestro propio sentido de poder y nuestras propias responsabilidades. Eso es un mensaje muy poderoso, para promover en los niños, tanto hombres como mujeres”, dice la ganadora del Oscar 2013 Nyong’o, quien personifica a Nakia, jefa de las fuerzas espaciales del reino de Wakanda.
“Vemos a mujeres al lado de los hombres, vemos cómo una sociedad puede ser mucho más efectiva si se le permitiera que las mujeres exploraran su completo potencial.
Pantera Negra recordará al espectador de las producciones Disney, como El rey león y El libro de la selva, sobre la veneración a los valores ancestrales africanos y la presencia espiritual de los padres, así como de pronto la trama entra a escenarios a la James Bond, con todo y Casino en Corea, donde el rey T’Challa (Boseman), llega custodiado con sus hombres de confianza: dos mujeres listas para partir traseros, sin lastimar sus vestidos de cocktail.
“Una trampa en la que suele caer Hollywood es que si reúne a más de una mujer en escena, en automática comienzan a pelearse por una posición de poder frente al héroe. Agradecí mucho y festejé que en Pantera Negra los personajes femeninos sabemos trabajar en equipo y que incluso las discusiones entre nosotras siempre son en búsqueda del mejor resultado. Todas nos respetamos y sabemos nuestro lugar en la historia”, comparte Nyong’o, nombrada en la reciente década como una de las mujeres más bellas del mundo, por más de una publicación internacional.
A las guerreras de Wakanda se le suma el concepto de sociedad de alta tecnología que nadie del mundo sospecharía alberga. Trenes voladores, naves magnéticas y hospitales que curan heridas de bala en minutos son parte de los atributos de un reino que Pantera Negra debe proteger, pero también decidir si está listo para abrir sus fronteras, desafiando las políticas del mundo, donde una nación está temerosa de abrir sus fronteras.
“Quisimos respetar mucho la filosofía de este cómic forjado en los años 60, en plena época de los movimientos sociales y lucha por los derechos civiles. Hubiera sido una tontería darle una espalda a eso y aunque este argumento lo escribió el director Ryan Coogler hace un par de años, coincide con temas que vemos hoy en las noticias”, dice el director de Marvel Studios, Kevin Feige.
Son los villanos, representados por el mercenario y contrabandistas Ullysses (Andy Serkis), junto con su secuaz de California Erik Stevens (Michael B. Jordan), quienes reflejan la arrogancia del mundo.