Piden obispos de Veracruz no perpetuar familias en el poder

Veracruz, Veracruz
Los obispos de la Provincia Eclesiástica de Xalapa señalaron que los ciudadanos perciben como grandes desafíos en la entidad veracruzano problemas como el desempleo, la inseguridad y la corrupción.
En el mensaje que difundieron este domingo con motivo del proceso electoral 2018, los jerarcas católicos indicaron que los agravios a la vida humana, la delincuencia organizada y la crisis de valores que son el fundamento de la convivencia familiar y política hacen urgente que los veracruzanos participen responsablemente en los comicios próximos.
“Los ciudadanos buscaremos que sea el bien de todos el que ilumine y motive nuestro voto personal, libre, secreto, razonado, acompañado del mejor discernimiento de cada ciudadano, buscando cuál opción puede propiciar el mayor bien posible. Habremos de discernir cuál opción puede conducirnos a tener acceso a la paz, la seguridad, a la confianza y a la justicia, al respeto a los derechos humanos y a la solidaridad real con los pobres y excluidos”, plasmaron en el documento que se circuló en las celebraciones litúrgicas a partir de este domingo.
Los obispos aclararon que será responsabilidad de los ciudadanos discernir sobre las propuestas de candidatos durante las campañas.
Los pastores católicos recordaron a los ciudadanos que es un deber de conciencia no dejarse llevar por las apariencias o quienes intenten comprar su voto a través de presiones o a cambio de dádivas o promesas de cargos públicos, o por la pretensión de perpetuar sin mérito a las mismas familias o grupos en el poder.
En el documento, los jerarcas de la Iglesia Católica en la entidad veracruzana advirtieron que los políticos que renuncian a un partido para afiliarse a otro para postularse como candidatos dificulta a los ciudadanos tener claridad para identificar cuál proyecto de nación y qué valores están en juego a la hora de emitir el voto.
Además, dijeron que a los ciudadanos les preocupan el respeto y la defensa de la vida en todas sus etapas, la familia natural y el derecho de los padres a la educación de sus hijos; la atención a los derechos humanos de las mujeres, los migrantes, los campesinos, los indígenas y los más desfavorecidos; así como el cuidado de la ecología y del medio ambiente; la protección a las poblaciones donde empresas pretenden ejecutar proyectos a costa del bien de las comunidades.