Arte de Lichtenstein reprodujo estereotipos femeninos

Redacción AZ / Xalapa
Georgina Sotelo Ríos, académica de la Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales (FCAS) de la Universidad Veracruzana (UV), mencionó que plasmar el llanto femenino en muchas de sus obras proporcionó a Roy Lichtenstein fama y reconocimiento pues algunas de sus creaciones donde las féminas lloran alcanzaron renombre mundial.
“A raíz de su divorcio de su primera esposa en 1965, este artista realizó una gran cantidad de obras en las que se observa llorar a las mujeres, hecho que le proporcionó placer”, relató.
Georgina Sotelo dicto la conferencia “El hombre que quería ver a las mujeres llorar. Una mirada a la obra de Roy Lichtenstein”, el pasado viernes en Salón Azul de la Unidad de Humanidades, dentro del Primer Coloquio Nacional “Historia de las mujeres, los géneros y las sexualidades. Reflexiones desde las humanidades”, realizado por Facultad de Historia.
La académica mencionó que Lichtenstein fue un artista neoyorkino con arte muy variado, ya que incursionó tanto en la escultura como en la serigrafía y la pintura. Mencionó que en sus cuadros maneja una concepción en la que pone a la mujer como frágil, vulnerable y desesperada, y en los que ésta evoca la presencia del hombre, ya sea porque lo recuerda o menciona.
Comentó que en sus imágenes es común ver mujeres lindas y maquilladas, pero no siempre felices. Agregó que en las obras de este autor se reproducen muchos estereotipos femeninos, el melodrama aparece como protagonista y las mujeres hacen berrinches, mientras que el hombre es su gran salvador.
La académica expresó que es interesante ver cómo en el mundo del arte también se reproducen estereotipos femeninos, por lo que es necesario que más mujeres ocupen lugares preponderantes en este ámbito y no sólo como modelos, musas o inspiradoras de artistas masculinos.
“Hacen falta más mujeres como autoras de piezas de arte, curadoras, investigadoras, dueñas de galerías, directoras de museos e incluso como críticas”, concluyó.