Santos y Diablos, sedientos de gloria

México, DF
Diablo o Santo. No importa el origen celestial o infernal de los equipos. Ambos se convertirán en verdaderos demonios sedientos de gloria en el Clausura 2018.
Este jueves, en Torreón, Santos y Toluca protagonizarán el primer capítulo de la batalla por el título liguero.
Los escarlata buscarán bordar la estrella número 11 en su escudo para convertirse en el tercer equipo más laureado del futbol mexicano, sólo superado por América y Chivas, ambos con 12.
Los laguneros, a su vez, sueñan con su sexto cetro. Los anteriores cinco los ganaron en torneos cortos y para agrandar su palmarés deberán derrotar al Diablo, rey del actual sistema de competencia, en el que logró siete de sus 10 títulos.
Revancha
La contienda, además, está aderezada por el sentimiento de revancha de los Guerreros, pues quedaron marginados de la gloria las dos veces anteriores que enfrentaron a Toluca en una final (Verano 2000 y Bicentenario 2010)
Pero hay una estadística alentadora para los de Torreón, que ganaron sus dos últimas finales (Clausura 2012 y Clausura 2015).
También se trata de un duelo entre la mejor ofensiva (Santos, con 29 anotaciones en la fase regular) y la segunda mejor defensiva (Toluca, con 13 goles encajados en las 17 fechas).
10 en fila
El técnico de la escuadra lagunera, Robert Dante Silboldi, y el de la escarlata, Hernán Cristante, lucharán por conseguir su primer título como timoneles en la Liga MX.
Cualquiera de los dos que se lleve ese honor garantizará que por décimo torneo consecutivo se corone un entrenador extranjero.
La vez más reciente que un estratega mexicano ganó el título liguero fue Miguel Herrera, con América, en el Clausura 2013.
Este jueves por la noche, Diablos y Santos se enfrascarán en una lucha sin tregua para obtener la Copa, que puede ser su infierno o su gloria, depende de qué tanto logren acercarse a ella y llevársela a su vitrina.