Concluyó Festival Internacional de Narración Oral Itinerante

Xalapa
De las faldas del Cofre de Perote al bosque de niebla que circunda Xalapa y sus alrededores y de ahí a la Cuenca del Río Papaloapan ha sido el itinerario del Primer Festival Internacional de Narración Oral Itinerante “Una montaña de cuentos abraza a las comunidades”, que el pasado domingo 3 de junio llegó a su fin en el Parque Los Berros de esta ciudad capital.
En una primera parte, del 24 al 27 de mayo, cuenta cuenteros de cinco países –Argentina, Colombia, Chile, España y México– ofrecieron cuatro funciones de narración oral en los salones sociales de las comunidades El Conejo, Los Pescados, 20 de Noviembre y Totalco, del municipio de Perote. El cierre fue el domingo 27 de mayo con una función de gala y un fandango en el parque Juárez de la cabecera municipal.
Ese mismo día por la noche, los narradores orales se trasladaron a Xalapa para abrir el segundo capítulo del sueño que una joven promotora de lectura tuvo hace más de medio año: Arely León Sánchez. La función inaugural fue el lunes 28 de mayo en el Parque Juárez, bajo un sol abrasador que no se sintió tanto por el toldo colocado donde estaban las sillas.
Ahí, el público, en su mayoría funcionarios del gobierno local, escucharon todo tipo de historias que narraron Alejandro Ayala, de Argentina; Cristina Ruiz, de España; Facundo Mercadante, de Colombia; Estéfani Díaz, de Chile; Mario Ángeles Herrera, de Pachuca, Hidalgo; Víctor Chi, de Colima; Silvia Santos y la misma Arely León, de Veracruz.
En los tres días siguientes, de martes a jueves por las mañanas, ellos trabajaron en equipo en las comunidades de Almolonga, Coyolillo y Chiltoyac, que pertenecen a los municipios de Naolinco, Actopan y Xalapa, pues aunque el programa marcaba funciones de narración oral en una escuela determinada de cada una de éstas, los personajes demostraron gran disposición y generosidad para contar sus historias a estudiantes de otras escuelas.
En Chiltoyac, por ejemplo, Estéfani Díaz alzó la mano voluntariamente para contar una historia con arpillera, técnica con la que el narrador usa lienzos bordados; en la bolsa que cargaba en sus espaldas llevaba ese tesoro tejido. Víctor Chi, yucateco de nacimiento pero ahora colimeño por cuestiones de trabajo y destino, fue la estrella del público adolescente y también estudiantado de la telesecundaria del lugar.
Viernes y sábado la magia de la palabra hablada viajó a Tlacotalpan para vivir una tercera fase. La dirección de Turismo del gobierno municipal se lució con la impresión de una vistosa lona de color azul, letras blancas y la ilustración de un rostro de perfil, que al hablar la palabra florece y nutre a quien la escucha. El Teatro Netzahualcóyotl, la Casa de Cultura “Agustín Lara” y el Palacio Municipal fueron las sedes.
“Hay que enfatizar que este proyecto fue totalmente autogestivo, porque si bien los ayuntamientos de Perote, Xalapa y Tlacotalpan, así como el Centro de EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes de la Universidad Veracruzana nos apoyaron en muchos aspectos, mis invitados pagaron sus boletos de transporte aéreo o terrestre”, dice Arely.
Los Berros, el escenario donde Arely se presenta en solitario todos los domingos, fue la última parada de sus invitados y en que quizá se trame una segunda aventura en las montañas. Así, todavía el domingo pasado, los xalapeños tuvieron oportunidad para disfrutar la presencia de estos juglares vestidos de ciudadanos comunes y corrientes.