Dale Dale – La primera derrota: hace 30 años

La primera derrota: hace 30 años
En 1988 vivimos las primeras elecciones presidenciales verdaderamente competidas y muy controvertidas. La llamada “caída del sistema” fue la coartada que el gobierno priista de aquel tiempo para tratar de justificar el primer gran fraude electoral en la competencia por la Presidencia de México. Se impuso a Carlos Salinas en la Presidencia cuando la mayoría de los mexicanos percibieron la victoria de Cuauhtémoc Cárdenas, quien se escindió del PRI y compitió por un Frente Democrático compuesto por varios partidos y grupos de la izquierda mexicana de aquellos años.
Pero, aunque es importante recordar esa parte de la historia política de México, principalmente para que evitemos que se repita, nos interesa recordar otra elección, la de diputados al congreso federal por el distrito 38, en el DF, ahora Ciudad de México, hace 5 sexenios, el domingo 6 de julio le infringieron la primera derrota en las urnas al ahora gobernador de Veracruz.
Hoy como ayer, Yunes intenta ganar como sea.
Miguel Ángel Yunes Linares, candidato por el PRI, perdió ante Marcela Lombardo Otero, del desaparecido partido Popular Socialista, el PPS.
La candidata ganadora fue hija del fundador de ese partido, Vicente Lombardo Toledano, Yunes Linares fue el único candidato a diputado del PRI por la Ciudad de México que perdió la elección. Trató Yunes de comprar a su rival cuando se enteró que la votación no le favorecía, envió a uno de sus incondicionales de entonces con un portafolios con una alta suma de dinero, pero éste fue denunciado y detenido por la policía, pero recordemos que eran tiempos en los que el gobierno priista controlaba todo y salió libre, impune, a las pocas horas de su detención.
Por cierto, hace poco más de dos meses falleció Marcela Lombardo a los 91 años.
La intentona de fraude electoral no le funcionó en 1988, sin embargo, Patricio Chirinos lo rehabilitó políticamente de inmediato, se lo llevó a trabajar con él a la Secretaría de Desarrollo Urbano, de ahí lo ayudó a que compitiera para diputado federal otra vez en 1991, pero por el distrito 8 del estado de Veracruz, elección que sí ganó, cuando en nuestro estado el PRI conseguía imponer “carro completo en las elecciones”.
De todas sus biografías oficiales actuales, Yunes Linares borró esta histórica derrota, pero aquí en Dale tenemos buenos archivos y mejor memoria.
Ahora el candidato es su hijo primogénito, pero para la mayoría de los veracruzanos se trata de su propia reelección, crear un cacicazgo familiar que gobierne Veracruz 12 años más, por supuesto que todas las artimañas y recursos a su alcance los está usando para heredarle el poder a su hijo.
Pero Yunes perdió y trató con trampa de cambiar el resultado hace 30 años exactamente y no pudo, HOY COMO AYER.
Cambió de ropa Yunes Márquez
Ya se nota la desconfianza en la estrategia de campaña, se han encendido los focos rojos en el cuartel del candidato panista desde que el diario Reforma publicó la encuesta que muestra empate entre el candidato de Morena, Cuitláhuac García, y el hijo del gobernador. Tan es así que este fin de semana fueron cambiados todos los espectaculares del candidato del PAN al gobierno del estado para ver si tiene mayor aceptación y logra repuntar. El cambio en la imagen del panista en cientos de anuncios espectaculares que cubren todos los rumbos y sitios públicos del territorio estatal, consiste en que la camisa azul obscuro que pensaron que reflejaba las cualidades que supuestamente distinguen al candidato del PAN resultó que no funcionó y ahora, no importando el costo, cambio su imagen apareciendo en camisa blanca, igual que todos los candidatos de todos los partidos. ¿Será que la causa de caída en la intención del voto al junior es por el color de la camisa? ¿O será que la mayoría de los votantes veracruzanos se están poniendo “morenos” para esta elección?