Asuntos Públicos – Voto diferenciado en Veracruz

Eduardo Coronel Chiu

Voto diferenciado en Veracruz

Al término de los cómputos legales de la elección para la Presidencia de la República tanto en el país como en el estado, realizado por el INE, y de la elección para gobernador, concluida ayer a nivel distrital por el OPLE, con la certeza de que ganaron los candidatos de Morena-PES-PT, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Cuitláhuac García Jiménez, respectivamente, se observa en las cifras finales que los electores de Veracruz votaron en forma diferenciada.
Este voto diferenciado se expresó en las variaciones que se encuentran al comparar los resultados obtenidos por los candidatos de las tres coaliciones a la Presidencia de la República y para Gobernador del Estado.
Esto significa que no todos los que votaron por AMLO lo hicieron por Cuitláhuac, y que tampoco los que votaron por Yunes Márquez lo hicieron por Ricardo Anaya, sin embargo, en el cara a cara para gobernador, con votaciones de niveles inéditos, Cuitláhuac García rebasó a Yunes Márquez por más de 200 mil votos (213,085), equivalente a 5.63 puntos porcentuales.
AMLO, más votos que Cuitláhuac
En la feria de votos del pasado domingo, AMLO a nivel nacional recibió más de 30 millones de votos, de los cuales de Veracruz son 2 millones 59 mil 209 votos, el 53.98% de los emitidos en la entidad; mientras que Cuitláhuac García tuvo un millón 667 mil 23 votos, el 44.02%, es decir, 392 mil votos menos que AMLO, aunque suficientes para alcanzar la mayoría en la elección de gobernador.
Anaya, menos votos que Yunes Márquez
Por su parte, los candidatos del Frente PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, con el 27.5%, recibió un millón 50 mil 599 votos (un millón de votos menos que AMLO), pero el candidato a gobernador Miguel Ángel Yunes Márquez, con un millón 453 mil 938, el 38.39% de los votos, tuvo más de 400 mil votos arriba de Ricardo Anaya.
El PRI, ni fu ni fa
Los candidatos del PRI a la Presidencia de la República y a gobernador, aunque tuvieron una votación diferenciada, es como su participación, poco relevante.
Este partido, en su nivel más bajo de votación en elecciones presidenciales y de gobernador, en la primera concurrente, José Antonio Meade tuvo 471 mil 313 votos, el 12%; Pepe Yunes 528 mil 663, el 13.36%, 57 mil 350 votos más que Meade.
En los distritos electorales
AMLO fue el candidato más votado en los 20 distritos electores que integran la cartografía federal, en cambio, la elección de gobernador, integrada por 30 distritos, se dividió: Cuitláhuac ganó en 17 distritos y Yunes Márquez en 13. Los distritos de Morena son: Pánuco, Tuxpan, Poza Rica, Papantla, Martínez de la Torre, los dos de Xalapa, Córdoba, Orizaba, Camerino Mendoza, Cosamaloapan, y en el sur, San Andrés Tuxtla, Cosoleacaque, Acayucan, Minatitlán y los dos de Coatzacoalcos. El candidato del Frente ganó Tantoyuca, Álamo, Misantla, Perote, Coatepec, Emiliano Zapata, los dos de Veracruz, Boca del Río y Medellín, Zongolica y Santiago Tuxtla. El PRI en ninguno.
Lástima, Miguelito
Si bien Miguel Ángel Yunes Márquez obtuvo una votación superior a la que obtuvo su papá Miguel Ángel Yunes Linares en la precedente elección para gobernador, quien ganó con un millón 55 mil 544 votos en 2016, alcanzar ahora un millón 453 mil 938 votos fue insuficiente para ganar. La votación de Cuitláhuac de un millón 667 mil 23 votos es la más elevada en todas las elecciones para gobernador. Lástima Miguelito. Superó a su papá en votos, pero no a Cuitláhuac. La ventaja de 213 mil 85 votos es contundente e incontrovertible. Sin duda el domingo próximo Cuitláhuac García recibirá del OPLE su constancia como gobernador electo para el periodo 2018-2024.
La reciente elección de gobernador es también la de mayor participación ciudadana. Esta vez se emitieron 700 mil votos más que en la anterior. En 2016 el total de votos fue de 3 millones 68 mil 406, en la del domingo pasado el total de votos fue de 3 millones 786 mil 921, votó el 65.5% de los ciudadanos en lista nominal de electores.
Efecto AMLO y voto de castigo
Conocida anticipadamente la tendencia de amplia ventaja de AMLO a nivel nacional y en el estado, las estrategias electorales de los competidores apostaron, del lado de Morena, al arrastre del candidato presidencial, la ola o efecto AMLO, para subir a su candidato a gobernador, la convocatoria al voto parejo; el grupo en el poder en Veracruz, los Yunes del PAN, se centraron en la campaña diferenciada; a impulsar el voto para el hijo del gobernador, sin importarles Ricardo Anaya, su candidato a la Presidencia de la República. Esta campaña de voto diferenciado coincidió con la que promovió también el PRI para contrarrestar el arrastre de AMLO, línea insistente de última hora, “si vas votar por AMLO a la Presidencia de la República, vota distinto en las demás elecciones para hacerle contrapeso”.
Con todo y este voto diferenciado, el efecto AMLO combinado con el voto de castigo y de rechazo a la permanencia del mismo grupo en el poder, en Veracruz fue eficaz para derrotar a los Yunes y cancelar sus delirios monárquicos.