Empresa – Pensiones, no alcanza

Alberto Barranco

Con un caudal acumulado en arcas de 2.2 billones de pesos, equivalente a la cuarta parte del ahorro del país, el Sistema de Ahorro para el Retiro enfrenta a 21 años de existencia el reto de dar sustento a la promesa de pensión digna… o enfrentar un peligroso escenario de frustración social.
Descartada la posibilidad de un incremento a la aportación patronal, la posibilidad de estirar la liga se ha centrado en inversiones de desarrollo ligadas al riesgo.
La ruta habla de Certificados de Capital de Desarrollo (CKD’s), Certificados Bursátiles Fiduciarios de Proyectos de Inversión (CEPI), Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibra), Fideicomisos de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E).
Adicionalmente, se han autorizado 22 mandatos de inversión por un monto de 124 mil 962 millones de pesos, en cuyo marco se puede acceder a los mercados internacionales bursátiles y de dinero. Aun así, la cuenta actuarial no sale.
En el laberinto, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro insiste en alternativas internas, desde fomentar vía acción conjunta de gobierno y empresas más ahorro voluntario, es decir, colocarlo como alternativa de deducción fiscal, hasta apretar más a las intermediarias para reducir comisiones.
En el primer caso, el monto acumulado alcanzaba hasta mayo pasado 63 mil 567 millones de pesos, que triplican los 13 mil 52 que se mantenían en 2012. En el segundo, la caída ha llevado a un promedio de 1.01%, frente a 1.9% que existía en 2008.
Adicionalmente, se reclama flexibilizar aún más el régimen de inversión, lo que implicaría llegar a apuestas aún más audaces.
En la recta final para el arribo de la primera generación de pensionados en Chile, país del que México calcó el esquema, se llegó a incluir adquirir en los mercados secundarios papeles de deuda cuyo precio se devaluó ante la posibilidad de insolvencia de la emisora, y aún les llamaba Bonos Chatarra emitidos por países como Rusia. La frustración se derivó en disturbios.
Otra de las recetas planteadas por la Consar apunta a incentivar a los trabajadores independientes a afiliarse al sistema, además, naturalmente a los que navegan en la economía formal.
La ecuación es simple: a mayor densidad, mayor masa de recursos. Sin embargo, pareciera difícil lograr la continuidad de aportación de quienes le apuestan al incierto de ganancias en actividades precarias.
Adicionalmente, se habla de ampliar los productos disponibles al momento del retiro para enfrentar la etapa de desacumulación, es decir la manera de dosificar la entrega de recursos generados.
Del total de ahorro acumulado, poco más de la mitad, un billón 151 mil 336 millones de pesos, se mantiene como financiamiento para proyectos productivos, especialmente la construcción de infraestructura y vivienda.
Y aunque se pueda decir que se trata de casos aislados, algunas apuestas a CKD’s están resultando fallidas. Así la que permitió financiar su infraestructura a la empresa petrolera Oro Negro.
Caminar en la cuerda floja; sin embargo, parece la única vía para salir del túnel.
Lo cierto es que la fórmula mágica deberá surgir del nuevo gobierno.
Balance general
Colocada como foco rojo de cara a la confianza por parte de las calificadoras de deuda, la decisión del nuevo gobierno en ciernes de revisar los 107 contratos otorgados a particulares para exploración y explotación de petróleo se realizará bajo criterios estrictos de equidad.
Como usted sabe, en el papel las empresas o los consorcios ganarían la concesión en función del monto de sus ganancias que cubran por concepto de derechos al país. A mayor porcentaje, mayor oportunidad.
Se trata, pues, de verificar si la fórmula, en una ecuación en que cuenta el grado de dificultad para la extracción y el tiempo de exploración, se cumplió cabalmente.
La Comisión Nacional de Hidrocarburos ha ofrecido apertura para entregar la documentación correspondiente.
En el equipo revisor están, además de Rocío Nahle, prevista como secretaria de Energía o líder de la bancada de Morena en el Senado; Fluvio Ruiz, ex consejero independiente de Pemex, y Mario Delgado, enlistados ambos para dirigir Pemex.
Braskem se allana
Colocado en el coctel de zancadillas a candidatos presidenciales el contrato otorgado por Petróleos Mexicanos al binomio Braskem-Idesa para suministro de etano, la primera, filial de Odebrecht, insiste en que éste se pactó en un marco legal.
El problema es que de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, éste le ha provocado pérdidas por mil 906 millones de pesos a la empresa productiva del Estado.
Pactado por 20 años, el contrato le garantiza a las firmas que mantienen el complejo Etileno XXI en Coatzacoalcos, Veracruz, un “precio preferente”, traducido como descuento de 30%, además de establecerse una penalización si Pemex no cumple con el abasto.
El remate llegó en enero de 2016, cuando un Decreto Presidencial le impuso aranceles a varios productos petroquímicos, entre ellos el etileno, lo que favoreció la causa del complejo. El producto es materia prima para la fabricación de plásticos.
Kramer contra Kramer
Finalmente la Suprema Corte de Justicia admitió ventilar una controversia constitucional planteada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones contra el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.
La manzana de la discordia es la negativa de ésta de hacer pública una conversación privada entre los integrantes del pleno y el representante de una empresa de telecomunicaciones que enfrentaba un litigio.
De acuerdo con el primero, el INAI invadió sus funciones. Éste había intentado frenar el procedimiento.
Soberbia y mala empatía
A la llegada a la sede nacional del PRI del equipo de Aurelio Nuño en la coordinación de campaña de José Antonio Meade, se toparon con que los lugares de estacionamiento asignados estaban lejos de las oficinas de trabajo, lo que provocó su cólera. En el traslado, decía la protesta, perdemos tiempo valiosísimo.
Al día siguiente los trabajadores de planta del partido político sufrieron la recolocación de sus espacios, en algunos casos se les reubicó en estacionamientos aledaños.
El signo, el gesto, el desplante, fue la constante en el equipo que afronta el peor fracaso en la historia del partido.
Las cabezas, de suyo, no tenían empatía con la mayoría de la población, así el propio Nuño, Jorge Castañeda, Javier Lozano Alarcón y Enrique Ochoa, convertidos en el blanco favorito de las críticas en redes sociales. La “estrategia” fue desastrosa.