A la deriva, trabajadores del Museo Interactivo

Xalapa
El pago de cada entrada cuenta para lograr que los 36 empleados del Museo Interactivo de Xalapa (MIX) logren “juntar lo necesario” para tener su quincena a tiempo, pues desde hace un año tanto la Secretaría de Turismo como la asociación civil que lo administraba, los dejaron solos.
Unos días después de que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) embargó automóviles y muebles de oficinas por la falta de pago de impuestos federales por más de siete años, el MIX sigue funcionando y sus trabajadores piden que los xalapeños y turistas visiten este lugar, que aún da servicio en sus cinco salas de exhibición, planetario y pantalla IMAX.
El encargado de Servicios Generales, Hugo Cornejo, señaló que las salas no solamente están trabajando normalmente, sino que este miércoles se inauguró una nueva sala de “polares”.
La urgencia es que el SAT les dio 30 días para pagar los 650 mil pesos que debe la administración, aunque ni siquiera para los trabajadores está claro quién es el encargado del MIX, pues desde el año pasado la asociación civil Organización de Museos, AC, (OMUSA), dejó esta tarea y la asumió la Secretaría de Turismo en el estado (Sectur).
Al respecto, el responsable de Sistemas, Gonzalo Ávila, narró que desde el año pasado además de que la asociación civil los “embarcó” con sus créditos de vivienda, que no han sido pagados a pesar de que se les descuenta puntualmente el recurso, ahora ni siquiera tienen prestaciones porque por la falta de pago el IMSS ya los dio de baja.
“La Sectur tampoco nos ha pagado prestaciones y no sabemos quién es nuestro patrón porque Turismo se quiere lavar las manos, no responde (…) nadie no está pagando, ni la empresa de antes ni la Sectur ahora”.
La responsable del área de reservaciones, Norma Posadas, señaló que por ello los únicos recursos que perciben son los de la entrada al Museo o algunas actividades extras, que les permiten juntar cada quincena para el pago de los trabajadores.
“Además son cinco meses que nos quedaron a deber del 2017 y los aguinaldos de 2016 y 2017”.
La situación es apremiante porque tras el embargo, la gente cree que el MIX no da servicio y ha disminuido la afluencia de visitantes, por lo que los trabajadores pidieron difundir la información de qué hay actividades normalmente e incluso bajaron los costos.
Y es que pese a que ya presentaron dos denuncias desde marzo pasado, una ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y otra ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECA), no se ha avanzado porque ni los representantes de la Sectur ni el antiguo director del IMAX, Francisco Naredo, o algún representante se presenta a las audiencias.