Nadal, agónico triunfo

Barcelona
Rafa Nadal, 32 años, ha vuelto a firmar uno de esos partidos plenos de tenis y épica. Puro espectáculo deportivo, así como agonía.
Un auténtico ‘thriller’ porque él y Juan Martín del Potro desplegaron su variado y enorme potencial de golpes y dieron todo lo que tenían mental y físicamente.
A la fuerza de estos dos cracks se unieron las alternativas en el marcador, el drama que crecía según se iba alargando el desenlace.
El premio se lo llevó Rafa Nadal, en semifinales de Wimbledon siete años después, desde 2011, edición en la que perdió la final contra quien será su rival el próximo viernes, el serbio Novak Djokovic, vencedor del japonés Kei Nishikori por 6-3, 3-6, 6-2 y 6-2.
Quería recuperar su magia en el All England Club, y el campeón español de 2008 y 2010 vuelve a los puestos de honor.