Asuntos Públicos – Desaparece gobierno de Yunes ingresos federales

0
40

Eduardo Coronel Chiu

Desaparece gobierno de Yunes ingresos federales

No le cuadran las cuentas de ingresos federales recibidos en el periodo de enero a septiembre de 2018 al gobierno de Miguel Ángel Yunes y a su secretario de Finanzas, Guillermo Moreno Chazarini.
Aparte del trato preferencial que prodigó el gobierno de Enrique Peña Nieto a Miguel Ángel Yunes, equivalente a un rescate financiero con fondos adicionales por más de 20 mil millones de pesos en su bienio, las cuentas locales se hacen bolas.
En este año hay una diferencia de 2 mil 334 millones de pesos, una cantidad considerable que requiere una explicación entre las cifras de la Secretaría de Hacienda y la Sefiplan.
Los datos de la comparación son públicos y cualquiera puede corroborarlos. Mientras que para el periodo mencionado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en su página de internet relativa a la coordinación con entidades federativas, registra un total de 87 mil 831 millones de pesos pagados al estado de Veracruz por todos los conceptos de transferencias de recursos financieros federales, la Secretaría de Finanzas en su tercer informe trimestral del gasto público, disponible en su página de internet de transparencia, reconoce solo haber recibido 85 mil 496.8 millones de pesos.
Donde quedó la bolita
El periodo de registro es el mismo (enero-septiembre 2018), los conceptos de ingresos también son idénticos, corresponden a las Participaciones en impuestos, Aportaciones, Provisiones Salariales, Económicas y Otros Subsidios, Recursos para la Protección Social de la Salud y Convenios de Descentralización, pero la suma entre ambas contabilidades no coinciden.
La Secretaría de Hacienda como entidad pagadora de los fondos sería una fuente confiable de las ministraciones, por tanto la contabilidad del Gobierno del Estado debería reflejar la misma cantidad. ¿Dónde quedó la bolita de 2 mil 334 millones de pesos?
A veintitantos días para que Yunes deje el Poder Ejecutivo, será tema del nuevo gobierno verificar qué pasó con este dinero que la Federación declara haber entregado a la caja negra y la contabilidad ficticia de la Sefiplan, entre otros asuntos de rendición de cuentas.
Morena y AMLO van por Yunes
Con la derrota electoral en el estado de su grupo político y a nivel nacional de sus aliados, del PRI y del PAN, se le acaba la protección y la impunidad a Miguel Ángel Yunes.
La Cámara federal de Diputados, dominada por el partido de AMLO, Morena, reiteró ayer que enjuiciar al aun gobernador de Veracruz y desmantelar sus posiciones sigue en la agenda; le mandaron señales de que para él no habrá ni perdón ni olvido.
A iniciativa de la diputada veracruzana de Morena, Dorheny García Cayetano, el pleno de la Cámara aprobó mayoritariamente un punto de acuerdo por el que se exhorta a la Procuraduría General de la República (PGR) a informar en un término no mayor a 10 días hábiles el estado que guardan las carpetas de investigación relativas a las denuncias presentadas en contra de Miguel Ángel Yunes por presuntos casos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. El exhorto incluyó que agilice la integración de las averiguaciones mencionadas y se determine su probable responsabilidad para proceder en consecuencia, es decir, que ejercite, en su caso, la acción penal en contra de Yunes.
El punto de acuerdo pasó como asunto de “urgente resolución”, signo de la importancia política que le conceden los líderes nacionales de Morena.
Rueda de la fortuna
A menos de un mes para que asuma la presidencia Andrés Manuel López Obrador y se designe al nuevo Fiscal que reemplazará la figura del Procurador de la República, el exhorto de los diputados federales significa que buscan descongelar las investigaciones penales en contra de Yunes. Rescatar del archivo muerto la denuncia documentada por enriquecimiento ilícito que presentó en mayo de 2013 el ex presidente nacional del PAN, Manuel Espino, además de dos denuncias adicionales interpuestas en 2016, ambas por lavado de dinero y delincuencia organizada, una la presentó Javier Duarte –cuyo perfil delincuencial no invalidan los hechos imputados a Yunes– y la segunda del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
A pesar de las evidencias de la riqueza de Yunes y su familia y de los escándalos que en su momento causaron en los medios de comunicación, los signos gráficos de la opulencia agenciada desde los cargos públicos, estas denuncias fueron detenidas bajo el pacto de complicidad e impunidad que se desvanece con la caída del viejo régimen PRI-PAN. En un sistema que asocia el poder político al castigo o la impunidad, tiene su costo estar del lado de los perdedores. A partir del primero de diciembre, Yunes tendrá que buscar donde esconderse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here