Asuntos Públicos – Entrega y recepción del Poder Ejecutivo, sin transparencia

0
212

Eduardo Coronel Chiu

Manda un mensaje negativo de opacidad que el naciente gobierno de Cuitláhuac García eluda informar con transparencia sobre el estado en que recibió la administración pública de su antecesor Miguel Ángel Yunes.
Los plazos legales se le vencieron; no hay justificación para evitar cumplir con la ley, deben respetar el derecho a saber de los ciudadanos de Veracruz.
Pueden consultarse las páginas de transparencia del Gobierno del Estado y corroborar que a esta fecha incumplen con las obligaciones establecidas en la Ley para la Entrega y Recepción del Poder Ejecutivo; en concreto, omiten hacer públicos los documentos relativos al estado en que recibió las dependencias del Poder Ejecutivo, y tampoco han difundido el dictamen que deben ya haber formulado sobre los expedientes de entrega.
Están en falta desde los primeros días de diciembre, cuando debieron dar a conocer el acta circunstanciada de entrega y recepción; este documento que firmaron los funcionarios salientes y entrantes, así como la contraloría interna, hace constar la transmisión de bienes, recursos, derechos y obligaciones institucionales, relación de documentos anexos, debieron hacerlo público inmediatamente. El artículo 17 de la citada ley les obliga a que “el contenido del acta circunstanciada deberá ser difundido en los medios de comunicación disponibles, así como a través del portal de internet correspondiente, para su consulta por parte de cualquier interesado, sin mediar petición de por medio como lo establece la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el Estado de Veracruz”.
Igualmente incumplen con lo dispuesto en el artículo 18: “concluida la entrega y recepción por cambio de administración, el titular de la dependencia o entidad designará una comisión especial, de la que deberán formar parte al menos los titulares de la unidad administrativa o equivalente, del área jurídica y de la Contraloría interna que se encargará de analizar el expediente de entrega con la documentación conducente, para formular un dictamen en un plazo de 30 días naturales”.
Durante la transición, se quejaron de que el entonces gobernador en funciones, Miguel Ángel Yunes, no les entregaba la información relativa del inicio de la entrega y recepción, ahora que ya recibieron, se reservan la información del procedimiento administrativo que es de interés público y por tanto debe darse a conocen en sus portales de internet sin que se requiera solicitud, según lo disponen la Ley de Entrega y Recepción del Poder Ejecutivo y la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el Estado.
Los pasos de López Gachuz y las lavanderías de Duartistas
La detención de Christian Yacotu Ángeles este lunes por parte de la PGR, acusado de operaciones fraudulentas a través de una financiera, refrescó la red de lavado de dinero de la era del ex gobernador Javier Duarte y el nombre de Víctor Manuel López Gachuz, el contador de la banda, asentado en Boca del Río (de pelada ahora), cuyo despacho participó en la creación y operación de numerosas de las empresas fantasmas usadas por Duarte y varios de sus colaboradores para desviar y ocultar el dinero saqueado al Gobierno del Estado.
Edgar Mauricio Yacotu Angeles figura entre los asociados del despacho contable de López Gachuz, GL Asesores Empresariales, pero su hermano Christian, ahora aprehendido e ingresado al penal de Villa Aldama, aun aparece como director de una empresa de microcréditos a mujeres, “Promotora Si”, una Sociedad financiera (Sofom) que se presume es una de las tantas propiedades de López Gachuz, una blanqueadora.
Exhibido por la investigación sobre las empresas fantasmas, divulgada por el portal Animal Político, además en el juicio penal de la amiga de Duarte, Xóchitl Tress, quien lo señaló como jefe de la operación para recibir el dinero con el que compró la residencia que le regaló el ex gobernador, López Gachuz es una pieza clave de la corrupción del sexenio de Javier Duarte. Ya se sabrá si la PGR sigue el hilo de la red de López Gachuz y los duartistas.
La crisis de la gasolina
A unos días de aplicarse la nueva política del gobierno de AMLO para combatir el robo de combustible en Pemex –el huachicoleo–, el remedio hasta hoy parece resultar peor que la enfermedad. El cierre de la distribución a través del sistema de ductos –en tanto lo protegen– para evitar drenen ilegalmente el combustible, y el uso alterno del transporte carretero, más lento, ha creado un desabasto creciente de gasolinas que ya se extiende como mancha junto con el descontento de la población en varios estados, incluidos ya el Estado de México y la Ciudad de México, además de Jalisco, Michoacán, Guanajuato, entre otros.
Se aprueba el combate a la red interna en Pemex y a los grupos delictivos externos, pero habrá que revisar si el gobierno de AMLO escogió el mejor método para lograrlo; hoy se padece el trastorno de la economía y de la vida normal ante la escasez e incertidumbre del abasto de gasolina. Urge se resuelva. Por fortuna en Veracruz no ha sido problema; deseamos que no lo sea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here