Asuntos Públicos – Chinamecazo

0
57

Eduardo Coronel Chiu

Un pequeño municipio del sur del estado, Chinameca, conocido por su carne enchileachada –la carne de Chinameca–, de poco más de 15 mil habitantes, puso en jaque al Gobierno del Estado.
La protesta de los pobladores y sus autoridades durante varios días, incluidos bloqueos carreteros, contra la decisión del Gobierno de Estado de construir un depósito para la basura de Coatzacoalcos en terrenos de Chinameca, no sólo forzó la presencia del gobernador Cuitláhuac García, quien tuvo que acudir a desactivar el conflicto disparado por su secretario de gobierno, Erick Patrocinio Cisneros, en un juego de roles invertidos; también tiró el presunto negocio del basurero en el que se relaciona a empresarios de Coatzacoalcos vinculados con el alcalde de ese municipio y la actual secretaria de Energía del gobierno de AMLO, Rocío Nahle.
Revivieron el conflicto
La llegada del nuevo gobierno revivió un proyecto rechazado el año anterior, y con el inicio del año, el secretario de gobierno, Erick P. Cisneros no solo fue de scout al terreno, sino a comunicar la voluntad del estado: con ingenuidad y torpeza, no se sabe si ignorando los antecedentes de conflicto o con la consigna de avanzar el negocio, el 3 de enero pasado Patrocinio se aventó a tuitear en su cuenta: “recorrí el predio en que se construye el relleno sanitario para los municipios del sur del estado que operará en Chinameca con altos estándares de calidad y sin contaminar el ambiente”.
El alcalde José Antonio Carmona Trolle, quien no arribó al poder a través de Morena sino del Panal, refutó de inmediato el mensaje del secretario de gobierno; negó que el Cabildo hubiera autorizado el plan para la construcción del “proyecto ejecutivo del Centro Integral de Tratamiento y Disposición Final de Residuos Sólidos, Urbanos y Manejo Especial, propuesto por la Sedema. Y convocó a sesión de Cabildo para informar a sus habitantes que ese proyecto no fue validado. A partir de ahí, se reactivaron las protestas de la población que concluyeron ayer en el mitin en la plaza pública, en el cual, tras escuchar las inconformidades, el gobernador Cuitláhuac canceló el proyecto de relleno sanitario y además les ofreció a los pobladores algunas obras.
Por cierto, es la segunda retractación del Gobierno del Estado en los 10 días que van del año. La semana pasada, el gobernador anunció la creación de un premio periodístico que llevaría el nombre de Regina Martínez y por la protesta en el mismo acto echó atrás la decisión.
Los pobladores de Chinameca no aceptan el basurero alegando territorialidad: “no somos basurero de Coatzacoalcos”, también alegan cuestiones de salud, consideran que tendrían focos de insalubridad en sus comunidades.
Roles invertidos
El rechazo de la población de Chinameca al relleno sanitario ya se sabía, solo Patrocinio lo ignoraba o lo minimizó, otra vez por falta de oficio político gubernamental, creó el problema que tuvo que ir a resolver el gobernador Cuitláhuac. En vez de que como secretario de gobierno investigue y evalúe, prevea y negocie en su caso, para allanar los problemas, provoca su estallido; es claro que no está funcionando, quizá serviría mejor como alcalde de Xalapa, tapa más baches que Hipólito.
El negocio del basurero
En el sur no es nuevo el asunto, en Coatzacoalcos mucho se ha comentado de que la mezcla de intereses entre políticos y empresarios con la franquicia de Morena, que impulsa la instalación del relleno sanitario en Chinameca para depositar la basura del municipio de Coatzacoalcos. Si bien se admite que existe la necesidad de que ese municipio cuente con un depósito alterno –al parecer tienen ahora tiradero a cielo abierto–, allá se cuestiona que el alcalde Víctor Carranza esté casado con la ubicación de los terrenos en Chinameca, a 42 kilómetros de la ciudad, precisamente en un predio propiedad de los hermanos Quintanilla Hayek. Pero quien articula al grupo, se señala, es la ex diputada federal de Morena y actual secretaria de Energía, Rocío Nahle, zacatecana asentada en Coatzacoalcos, ex empleada de Pemex, de donde procede su principal red política.
Según la versión que se conoce en Coatzacoalcos en torno al proyecto del negocio de la basura, es la comadre del poder de Morena; comadre de Víctor Carranza, el jubilado de Pemex, alcalde de Coatzacoalcos, comadre de Arturo Quintanilla Hayek, empresario y proveedor de herramienta especializada de Pemex, uno de los propietarios del terreno propuesto en Chinameca; y además de madrina de Erick Patrocinio Cisneros, el secretario de gobierno de Cuitláhuac, su ex asesor en la Cámara de Diputados. Fueron los perdedores ayer. Se les cayó el negocio en Chinameca.
Aunque no parezca, el gobernador Cuitláhuac salió ganando. Pese a que el episodio podría percibirse como un signo de debilidad y de falta de planeación, se ve que él no estaba en el bussiness; además desactivó un conflicto y puede presumir que escuchó la sabia voz del pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here