Asuntos Públicos – Plantón energético

0
45

Eduardo Coronel Chiu

Requeridos desde la semana pasada por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para explicar a diputados y senadores la estrategia de combate al robo de combustible e informar sobre las acciones para atender el desabasto de gasolina en 10 estados del país, los integrantes del Gabinete de Energía del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ayer que era la cita, decidieron cancelarla de última hora.
Despotricaron los legisladores de oposición, principalmente del PAN, PRI y PRD, por el plantón, signo de descortesía de funcionarios del Poder Ejecutivo a otro poder del estado, también con representación del electorado, y criticaron la falta de disposición al diálogo y la negativa a informar con más detalle del problema detonado supuestamente por el cierre de ductos para evitar el robo de combustible, las medidas adoptadas y el pronóstico de solución.
Nahle, a prueba
Tronaron contra la zacateca-veracruzana Rocío Nahle, secretaria del ramo, entre las figuras más cuestionadas en la crisis del desabasto, no faltan los que ya piden su renuncia señalándole ser improvisada para el nivel al que ascendió, como su principio de Peter. La senadora por Veracruz con licencia viene perdiendo credibilidad con los repetidos anuncios incumplidos de la normalización del abasto de combustible en unos pocos días, así como por las explicaciones de que hay suficiente gasolina en el país pero no en el punto en donde se le requiere, pero va en camino; o que las compras de pánico vacían los depósitos en las gasolineras, además de su resbalón twitero cuando en los primeros días del desbasto echaba porras a los equipos de futbol. También les tocó, pero menos, al Director General de Pemex, Octavio Romero Oropeza, sin tanto protagonismo como Nahle, y de refilón al secretario de Hacienda Carlos Ursúa, por ser integrante de la Comisión de Energía. En cambio nadie notó la presencia del Procurador General del Consumidor, Ricardo Sheffield, el único de los convocados que despistado llegó a la cita, no le avisaron de la cancelación.
¿Por qué no fueron?
La excusa oficial para la cancelación es infantil. La Segob envió un comunicado informando que “los funcionarios de gobierno federal se encuentran implementando acciones para la atención de la contingencia referida”…. Ni que estuvieran apagando un incendio. La reunión duraría dos horas a lo sumo.
Por otro lado no dieron nueva fecha, ahí les avisan en el “momento oportuno”, una vez “transcurrida la situación referida”.
Hay otras hipótesis:
1) No los dejó ir AMLO. El quiere tener el monopolio de la comunicación de su gobierno, la vía preferente, son sus propios espacios –para eso madruga en Palacio Nacional y si autoriza a sus subalternos será con formatos y audiencias controladas.
2) Fue una salida evasiva ante la falta de preparación del gabinete de energía sobre los datos y los argumentos; escaparon a los cuestionamientos, en boca cerrada…
3) Desdeñan a la minoría opositora en el congreso; AMLO y la 4T hablan directamente con el “pueblo”, no necesitan intermediarios de la democracia representativa.
4) Nahle estaba desmañada porque se sopló la conferencia de prensa matutina de AMLO.
5) Se les acabó la gasolina y había mucha cola en las estaciones para cargar.
El caso es que no fueron y quién sabe si algún día irán. Lo cierto es que no se ve una salida de corto plazo a la crisis del desabasto por el cambio del sistema de transportación ante el cierre de ductos de conducción. Ayer AMLO habló de comprar 500 pipas para aumentar el transporte carretero y de regular (mediante legislación) la venta de válvulas que usan para ordeñar ductos los huachicoleros, y el día previo, mencionó el posible uso de los ferrocarriles para transportar combustible, un giro porfirista.
Esperemos que el desabasto de gasolina no se extienda a los estados como Veracruz que aún no lo padecen, aunque no escapamos a los efectos inflacionarios de la crisis.
Reencarpetados Hipólito
Pocas obras ha realizado el gobierno municipal de Xalapa que preside Hipólito Rodríguez y las que hace no le salen del todo bien. En los últimos días se ha querido lucir con obras menores, reencarpetado de calles, pero cuando no le protestan los vecinos por la mala calidad de la obra –es el caso de Santos Degollado y Zamora, donde este lunes se canceló su inauguración a la que iría el gobernador Cuitláhuac García–, se le cuestiona por beneficiar intereses no populares, sino empresariales y políticos, esto último a propósito de otro tramo urbano reencarpetado en la calle Pico de Orizaba (uno de los accesos al fraccionamiento Sipeh Animas) y su perpendicular que se comunica con la avenida Lázaro Cárdenas. Los más beneficiados con esta obra son la Bodega Ahued, propiedad del senador de Morena, Ricardo Ahued, el centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del Gobierno Federal, el salón de juegos de azar Casino Golden Lion y en un pequeño tramo, la CMIC, cuyo edificio social se encuentra sobre la calle Pico de Orizaba. ¿Cuál fue el criterio de interés público aplicado por el alcalde Hipólito para destinar presupuesto a ésta obra y dejar los hoyos en otros sitios de la ciudad?, ¿cuánto costó la obra y si obtuvo contribución por mejoras de los beneficiados?, ¿es asiduo al Casino Golden Lion o complació con dinero del municipio la gestión en su provecho particular del senador Ricardo Ahued?