Asuntos Públicos – Veracruz, excluido de regiones prioritarias de seguridad

0
43

Eduardo Coronel Chiu

Sorprendió que no se incluyera a Veracruz dentro de las 17 regiones prioritarias en materia de seguridad recién definidas por el gobierno de AMLO, pero también que el Gobierno del Estado no reaccionara con alguna gestión ni se explicaran las razones por las que la entidad no fue considerada prioritaria.
El estado de Veracruz o al menos alguna de sus regiones debieron incluirse en el programa el Gobierno Federal que busca resultados de corto plazo en la prevención del delito y la reducción de la violencia, entre otras acciones con el refuerzo en las coordinaciones, al mando de la Sedena, con 600 elementos de fuerza pública, programas de desarrollo social intensivos, programas contra la corrupción y la impunidad y preferencias en la asignación de los fondos para seguridad pública.
Aunque dichas acciones, ensayo del modelo de Guardia Nacional y los demás componentes de la “estrategia de seguridad” del Gobierno Federal no serán la panacea que abata abruptamente la violencia delictiva, son un refuerzo para las rebasadas tareas de seguridad que podrían ser aprovechadas por el Gobierno del Estado para fortalecer su presencia, especialmente en regiones azotadas por la delincuencia, como Coatzacoalcos, al sur, Córdoba-Orizaba, Veracruz-Boca y recientemente Xalapa, entre otros puntos críticos.
Reúne condiciones
El punto es que Veracruz reúne las condiciones de región prioritaria en materia de seguridad. Tanto por la percepción de inseguridad que atemoriza a la población, como por los indicadores oficiales sobre delitos de alto impacto como homicidio doloso, secuestro y extorsión, o las modalidades del robo, vehicular o en carretera o en comercios, el estado de Veracruz debió incluirse.
En los últimos años, Veracruz figura dentro de los 10 estados con mayor número de homicidios dolosos, por ejemplo, en 2016, se registraron 1,200 denuncias y en 2017 subieron a 1,722, y en secuestros, clasifica entre los 4 primeros, para 2017 se cuentan 172 casos. Igualmente en la medición de delitos por cada 100 mil habitantes, criterio que relativiza los números absolutos, Veracruz, en homicidios dolosos queda por encima de la media nacional dentro de los 15 estados con mayor índice delictivo.
No se sabe bien cuál fue la metodología que utilizó la Secretaría de Seguridad Pública de AMLO para la selección de las 17 regiones prioritarias, pero al revisar las incluidas se advierten algunas situaciones no muy claras. Una de ellas es que tomaron el número de homicidios en el mes de diciembre de 2018, un criterio chambón, pues no se puede evaluar una tendencia y la gravedad un problema observando los datos de solo un mes. Aparte de que la cifra de incidencia delictiva de Veracruz reportada de modo preliminar al Sistema Nacional de Seguridad Pública se quedó baja, era muy superior, según informó posteriormente la Fiscalía del Estado. Por ejemplo, los 69 homicidios dolosos reportados al sistema se convirtieron en 118 casos, es decir, para 2018 habría cerrado en 1,426 homicidios dolosos.
Otra inconsistencia de la selección es que varias de las regiones, al menos tres de ellas, Ecatepec de Morelos (Estado de México), Monterrey (Nuevo León) y Nuevo Laredo (Tamaulipas) , tienen nota de pie de página precisando que su estadística de homicidios dolosos está por debajo de la tasa nacional.
Visión falsa
Al presidente Andrés Manuel López Obrador parece no importarle mucho el problema de inseguridad en Veracruz, no lo tiene como una prioridad, como lo es para los habitantes del estado. En sus dos giras al estado como Presidente de la República, el 2 de diciembre pasado y en la más reciente a principios del mes en curso, enfatizó los programas sociales y su cobertura amplia, pero no hizo mención alguna del tema de la seguridad. Excluir a Veracruz del Plan para las regiones prioritarias lo confirma.
Por su parte, el actual Gobierno del Estado se entusiasmó tanto con las cifras preliminares de diciembre pasado que proclamó el descenso de los delitos como resultado inmediato de sus acciones, lo que ya se ha visto, no se corresponde con la realidad.
Todavía es tiempo de que vayan a plantear al presidente o al secretario de seguridad que Veracruz, cuando menos alguna de sus regiones, se incorpore a las regiones prioritarias en materia de seguridad.
Democracia de bajo nivel
Por segundo año consecutivo, el estado de Veracruz quedó hasta abajo en el ranking del Índice Nacional de Desarrollo Democrático, un estudio realizado por la fundación Konrad Adenauer, con el apoyo del INE y la colaboración académica del Colegio de México. En su edición 2018, recién difundida, Veracruz ocupó el lugar 30 de 32, clasificado en el estrato de los estados con bajo nivel democrático. En la dimensión Democracia de ciudadanos, indicadores para evaluar cómo se viven las libertades y los derechos, así como los hechos y situaciones que los violentan, obtuvo su mejor puntaje, quedó a media tabla; pero en los otros tres muy abajo. Tuvo puntaje ínfimo en Democracia de instituciones, el cual evalúa la calidad de las instituciones y la eficiencia del sistema político en el logro de mejoras democráticas; un mal resultado en Democracia económica, que analiza la capacidad de gestión democrática para generar desarrollo económico, nuevas oportunidades y mayor equidad, puntaje negativo; y el peor, Democracia social, que mide la gestión del gobierno para generar mejores condiciones de vida para los ciudadanos, también negativo en penúltimo lugar.
Los indicadores reflejan lo que vemos en las noticias de la vida política de Veracruz. Y lo que falta, cuando se evalúe 2019, el primer año de la era Morena y la 4T, aun quedan dos lugares para tocar piso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here