Asuntos Públicos – Austeridad mal entendida

0
70

Eduardo Coronel Chiu

Según el Informe Trimestral del Gasto Público enero-junio 2019, elaborado por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) al primer semestre del año el gobierno de Cuitláhuac García presenta una seria contracción en la aplicación del presupuesto aprobado; al analizarse se encuentra que no se trata de una política de austeridad, sino de incapacidad para ejercerlo, en perjuicio de los sectores a los que debería haberlos dirigido.
De acuerdo con sus propias cifras en el estado analítico del gasto, de un presupuesto anual modificado de un monto de 70 mil millones de pesos, el Poder Ejecutivo en los primeros seis meses apenas ha derramado un gasto de 27 mil 647 millones de pesos, equivalente al 39.4% del autorizado. La caída en el nivel del gasto se aprecia al comparar que en el mismo periodo el gobierno anterior había erogado 36 mil 597 millones de pesos, es decir casi 9 mil millones más que el actual.
Podría decirse que esa reducción del gasto es un ahorro, resultado de la cacareada política de austeridad y disciplina, pero el costo de la nómina del Gobierno del Estado no ha disminuido, al contrario, en el comparativo subió 1.5%, alcanzó un monto de 20 mil 742 millones de pesos, 307 millones más que el periodo comparado. Es cierto que se registran reducciones en materiales y suministros y servicios generales, sin embargo hay rubros considerados de alta prioridad como desarrollo social e infraestructura y obras públicas en los que el bloqueo de la aplicación del presupuesto no puede justificarse como austeridad.
Bloqueado, desarrollo social e infraestructura
En la Secretaría de Desarrollo Social (a cargo de Guillermo Fernández), un área declarada prioritaria por el Gobierno del Estado, de un presupuesto autorizado de 1 mil 60 millones de pesos solo han ejercido el 12.5%; han erogado un monto de 133 millones 510 mil pesos, mientras que el gobierno anterior en el mismo periodo aplicó casi 700 millones de pesos.
Otras dependencias agrupadas en desarrollo social muestran también retenciones y lentitud en ejercer el gasto. El Instituto de la Vivienda está casi paralizado, de 220.7 millones autorizados únicamente aplicó 13 millones. El DIF estatal, a cargo de Verónica Aguilera, aunque sectorizado en salud, realiza funciones de asistencia social, lleva 12.7% de avance en la aplicación de su presupuesto; de 1 mil 437.7 millones solo ha ejercido 183.8 millones.
Un caso preocupante por la necesidad de realizar obras en el estado a la vez que reactivar la economía, es la lentitud en ejercer recursos de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), cuyo titular es Elio Hernández Gutiérrez. De 2 mil 688.3 millones de pesos, esta dependencia solo ejerció en el semestre 338.9 millones de pesos, el 12.5% del total del presupuesto autorizado. Cómo no se van a quejar las personas del sector de la construcción por la falta de obras, si el Gobierno del Estado, pese a disponer de autorización, no está realizando obras.
El congelamiento del gasto o subejercicio en renglones claves al desarrollo social o el estímulo a la economía regional, solo en criterios poco racionales podrían considerarse política de ahorro o austeridad. A ver cómo ejercen el presupuesto en los meses que faltan del año.
“El historiador oficial”
Cómo un espectáculo de corte bufa, la presentación que hizo ayer en un auditorio del Senado de la República el inefable secretario de Gobierno del estado, Eric Patrocinio Cisneros, de un libro de su presunta autoría en el que vuelca su temeraria afición de reescribir la historia de Veracruz. Atestiguaron su talla intelectual y audaz imaginación histórica el gobernador del estado Cuitláhuac García –otra vez despistado de lo que es relevante–, y otros funcionarios veracruzanos más; obviamente todos de la poco ilustrada corriente política de moda, el partido Morena, que no se quiere quedar atrás como generadora de intelectuales orgánicos. No faltó el camarada Martí Batres, recién derrocado como presidente de la Mesa Directiva del Senado por Mónica Fernández, de otra facción de Morena, la de Ricardo Monreal. Igual estuvo otra senadora de Morena, Susana Harp, como presentadora de “Nace una Estrella en la Historiografía de Veracruz”.
Después de José Luis Melgarejo Vivanco, Doña Carmen Blázquez y Enrique Florescano, en la veta veracruzana de grandes historiadores se quiere hacer presente Eric Patrocinio Cisneros, el secretario de gobierno; aunque su formación profesional es de ingeniero agrónomo y su trayectoria laboral y de vida la hizo en Baja California, retornó a Veracruz gracias al triunfo político electoral de Morena y ahora con nuevos ojos –los de su promoción personal– pretende redescubrir la historia de Veracruz. En solo dos meses, según reseña su prólogo, junto con un grupo de colaboradores, el funcionario “historiador” se dio a la tarea de escribir el libro “Veracruz, un protagonista en la conformación del estado Mexicano”. Desde las primeras líneas que le citan como solapas, a la primera ojeada, salen evidentes las credenciales de novatez y falta de oficio de historiador, su nivel amateur y hasta cursilería. Una perla de muestra: “Conmovido por la extravagancia del paisaje, en las arenas de Chalchihuecan, Hernán Cortés desembarcó el 22 de abril de 1519…” Se quedó chiquito Bernal Díaz del Castillo…, otros episodios no tendrán desperdicio, ¿cómo nació la bamba o la frase que se nos haga agua la boca?, además de otros varios temas: el petróleo, los africanos establecidos en Veracruz, la seguridad nacional, de lo que ha de saber mucho. El contenido finalmente es lo de menos, cualquiera tiene la libertad de expresarse como mejor pueda y publicar sobre los temas de su interés, ya serán los lectores y el mercado, los críticos y académicos –si se atreven a acometer la lectura de Patrocinio– los que juzguen su valor literario e historiográfico.
El problema es que la producción del libro –los 2 mil ejemplares del primer tiraje y los 3 mil más que están en línea de impresión– se realizó en la Editora de Gobierno, una dependencia subordinada orgánicamente a la Secretaría de Gobierno de la cual el debutante historiador es el titular. El uso de recursos públicos y la propaganda personalizada tendrán que revisarse junto con la irrupción de Eric Patrocinio a las letras veracruzanas.