Una botella al mar – El archivo de Paz ya está en proceso de catalogación

0
8

Bruno Ventra

El acervo de Octavio Paz, de acuerdo con fuentes confidenciales, fue considerado patrimonio en grave riesgo, por lo que la juez que lleva el juicio sucesorio intestamentario decidió, facultada por la ley, que para impedir que se siguieran deteriorando los archivos, y por sentido común, responsabilidad y urgencia del caso, accedieran a los inmuebles propiedad de la familia Paz Tramini, personal especializado en conservación y catalogación del INBAL a fin de comenzar con la preservación. Además se permitió el acceso de un representante de El Colegio Nacional para ser testigo.
El secretario de Cultura de la Ciudad de México, Alfonso Suárez del Real, reconoció que el estado general en el que se han encontrado los bienes corresponden al de “una propiedad que se mantuvo cerrada y sin atención”, tras la muerte de Marie José Tramini, ocurrida el 26 de julio del año pasado.
“La conservación y catalogación no se resolverán a corto plazo, lo que nos han explicado es que sí estaban ordenados los documentos, pero se tiene que revisar uno por uno para determinar si hay humedad, si tienen afecciones por plaga o de otro tipo. Había muchas cosas en cajas pero estaban muy ordenadas. En lo tocante al resto de las cosas, se puede decir que tienen un estado que corresponde al que se podría tener en una casa en donde vivía una persona mayor, quien tenía días en lo que se sentía bien y otros en los que no. No quiero decir que el acervo fue cuidado en óptimas condiciones, pero tampoco estaba en el peor”.
Y añade: “Me parece que la veneración que tenía ella por Paz era tal que mantuvo en bastante orden el archivo. Por lo que se nos ha dicho, el área en donde estaba la documentación estaba cerrada, es decir, no era terreno de los gatos, aunque el resto de la casa sí era su terreno”.
El pasado 26 de julio la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, la Secretaría de Cultura y autoridades de las instancias correspondientes del gobierno de la Ciudad de México, así como El Colegio Nacional y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), informaron a través de un comunicado que ya se llevaba a cabo el saneamiento, tratamiento y conservación de los bienes. Sin embargo, no ofrecieron detalles sobre el avance de los mismos. Al día de hoy, el contenido del archivo se ha mantenido con absoluto hermetismo.
Entre las personas más cercanas al matrimonio está el escritor y periodista Danubio Torres Fiero, quien publicó que es difícil que “se hagan descubrimientos de calado en el legado intelectual de Marie José y Octavio que se encuentran en México o en Francia”.
Torres Fierro también escribió que es dudoso que las casas de Río Guadalquivir y de Río Lerma guarden tesoros ocultos; “salvo sorpresa que deberá ser bienvenida, y desde que los archivos de Plural y Vuelta fueron vendidos a la Universidad de Princeton, lo que pueda descubrirse en tales domicilios, inhabitados durante añares, no será particularmente relevante”.
Mientras que en la casa de Plinio, además de la urna con las cenizas de Octavio Paz, podría haber ediciones de títulos aparecidos en los últimos 15 años, contratos firmados o sin firmar, sobres abiertos o cerrados de correspondencia mayormente vinculada a asuntos de derechos de autor, así como fotografías, y los originales de los fragmentos de corte memorialista de Marie José.