Veracruz, foco rojo por dengue

0
46

Xalapa, Veracruz
Con 4 mil 845 casos de dengue en la última semana, Veracruz se encabeza la estadísticas de casos a nivel nacional, de acuerdo al boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud Federal.
En el informe semanal con corte a la semana 37, revelan que los casos se dispararon en la última semana, y se confirman dos defunciones.
Con 109 casos, el municipio de Rafael Delgado es el más afectado de Veracruz, le sigue Jilotepec con 71 casos, Benito Júarez con 70 casos y Nautla con 33 casos. La entidad se mantenía en primer lugar a nivel nacional, seguida de Jalisco con tres mil 405, Chiapas con mil 873, Oaxaca con 935 y Puebla con 697.
De acuerdo al reporte, el 2018 cerró con 2 mil 863 casos y 12 defunciones, cifra que se disparó casi al doble para este año. Veracruz concentra la incidencia más alta de dengue con 58.55% por cada 100 mil habitantes.
Los focos rojos: Sesver
La secretaría de Salud y Dirección de Servicios de Veracruz (Sesver) confirmó la muerte de dos personas a causa del dengue, y los municipios donde se han presentado los caso es en Xalapa, Coatzacoalcos, Martínez de la Torre, y Coatepec.
El titular de Sesver, Roberto Ramos Alor informó que aun cuando se habla que hay “pacientes con gravedad” a causa del dengue, estos casos se deben confirmar a través a de un análisis de laboratorio.
Citó como ejemplo de pacientes que llegan a los hospitales con los síntomas de fiebre y dolor, pero después de un análisis de laboratorio se comprueba que es otro mal.
“Es decir hay niños que pueden con una meningoencefalitis, con una neumonía, podemos sospechar dengue, pero en realidad se tiene que documentar científicamente como está” señaló.
“Debimos insistir en la limpieza para controlarlo, es grave”: Cuitláhuac García
Este jueves, el gobernador Cuitláhuac García reconoció que el problema del dengue es grave para Veracruz, pero está controlado.
“No lo estamos ocultando, es grave, pero tenemos por fortuna en un nivel de control y lo que volvemos a insistir es que la forma de detenerlo es acabando con la larva”, dijo al acudir al simulacro de sismo, realizado en el céntrico parque Benito Juárez, a 34 años del terremoto en la Ciudad de México.
En entrevista reconoció que la administración estatal debió realizar acciones de prevención junto con la población para evitar la propagación del mosquito Aedes Aegypti.
“Quizá el énfasis que nosotros debimos hacer debió ser mayor, estamos hablando de cuatro mil casos, hoy nos actualizan. Hacer mayor énfasis. No como responsabilidad, nosotros somos los responsables de la salud eso es siempre, está en la ley, reglamentos. Hizo falta hacer énfasis en los ciudadanos de que no nos confiáramos, de que estaba avanzando y de pronto empezó a avanzar demasiado”, dijo.
Aseguró que se atiende “de manera emergente” con acciones de prevención a través de los trabajadores de la secretaría de Salud y Dirección de Veracruz (Sesver) del área de vectores.
Adelantó que día se reunirá con el titular de Sesver, Roberto Ramos Alor y los integrantes del Consejo de Salud, que son los encargados del ISSSTE y del IMSS zona norte y zona sur de Veracruz, para evaluar el avance de las acciones de prevención.
El gobernador rechazó la idea de que las transmisiones del dengue se hayan salido de control, sino que hay una “situación cíclica”, y es necesaria la participación de los ciudadanos.
Recordó que aun cuando se recomendó a los ciudadanos no tener recipientes con agua limpia, para evitar la anidación del mosquito, la gente no atendió el llamado.