Asuntos Públicos – La celebración del poder y la carga de la impotencia

0
58

Eduardo Coronel Chiu

Estarán expuestas las dos caras, la del poder que se auto complace y la del duelo e impotencia de los familiares de víctimas de la violencia criminal que reclaman seguridad y justicia al Estado.
Contrastarán los estados de ánimo de los participantes en las dos concentraciones públicas convocadas para este domingo en la Ciudad de México. Festivo y propagandístico, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, líder del grupo en el poder, el partido Morena, sus simpatizantes y acarreados por su aniversario en el trono palaciego, aunque no haya mucho que celebrar en los fracasos, pero alternará su triunfalista discurso desde el Palacio Nacional con el ritmo y sabor de la Sonora Santanera. Del otro lado, convoca a una marcha de solidaridad de las familias de las víctimas el activista Julián Lebaron, miembro de la familia masacrada en Sonora a principios de mes –donde murieron 3 mujeres y 6 menores–, en el evento que terminó de comprobar la debilidad del Estado, el dominio armado de organizaciones criminales en el territorio del país; antes fue el sitio de Culiacán por el Cártel de Sinaloa y el fallido operativo militar para detener al hijo del Chapo.
No se puede calcular ahora la asistencia a esta marcha, que será en mayor medida de población civil y organizaciones no gubernamentales, aunque es previsible que acudan actores políticos de oposición. En cambio el Zócalo se garantiza repleto, como corresponde a la aplicación de recursos y la estructura gubernamental y sus redes clientelares nutridas con los programas sociales, la vieja escuela del PRI, reencarnado en liderazgo político de AMLO y su movimiento, populista, demagógico y centrado en su persona, el clásico culto a la personalidad, conforme al manual del líder carismático de masas.
Culto a la personalidad, acto de propaganda
El domingo del presidente AMLO no se trata de un acto institucional de rendición de cuentas, sino de un acto de propaganda personal, un acto partidista, entre militantes, pero con difusión de jefe de estado. Ha sido recurrente en dar informes de auto halago para exaltar sus supuestos logros y justificar sus fracasos, y además lo hace todos los días en sus conferencias de prensa, la propaganda personal es un componente esencial de su estilo de actuación política.
Economía moral, en recesión
No podía dejar pasar el aniversario. Con todo y que llegue raspado. Con la economía por los suelos, al cero crecimiento y recesión, sobre todo por causas internas –según confirma el Banco de México–, por incertidumbre en el gobierno y el subejercicio de recursos, aparte del factor externo, entre ellos la falta de aprobación del tratado comercial con USA y Canadá, T-MEC. Y aún así, AMLO pretende presumir de “economista” con su libro-manifiesto político, otro acto de propaganda, Por una economía moral. ¿Se tomaría en serio un consejo de quien tiene paralizada la economía del país?
Cárteles en control territorial
La política de seguridad es otro fracaso, no solo no bajaron los índices delictivos, sino que quedó en evidencia con los dos eventos mencionados el control territorial mediante las armas que tienen los cárteles delictivos, droga y otros; estas graves fallas de seguridad además atrajeron la atención del gobierno norteamericano y su presidente, Donald Trump, en campaña de reelección, quien demanda una mayor injerencia de su país en el combate a los cárteles en territorio mexicano; como ya lo soltó busca clasificar a los cárteles que operan en México como organizaciones terroristas, una etiqueta que favorece las intervenciones de USA en el extranjero. Antes ya se dobló AMLO con la política migratoria, cuando lo amenazó Trump de aplicar aranceles a los productos mexicanos de importación, convirtió la Guardia Nacional en policía migratoria.
País polarizado
Ante su auditorio partidista del domingo tendrá AMLO un acto y discurso congruente con el estilo faccioso que también lo caracteriza. Siempre rijoso atacando a su enemigo en turno y sombras de paja, no gobierna para todos los ciudadanos, solo para los buenos y puros, “para el pueblo”, encarnado por él y ahora con sus “empresarios escogidos”, aunque todos vengan de la condenada mafia del poder; no ha unido al país, lo ha polarizado, conservadores y fifís, atrás de la raya. En la opinión pública se refleja la polarización que ha creado AMLO en los medios de comunicación y redes sociales, coexisten las franjas de fieles de la 4T con críticos de sus acciones, pero se percibe una mayor presencia de disidentes que adoradores.
Clientelismo y caprichos de inversión
El mundo de AMLO y la 4T es el de los programas sociales –el clientelismo–, en los que derrocha el presupuesto sin generar riqueza, y sus proyectos favoritos de inversión, a los que no se les concede viabilidad: la resurrección de Pemex, la construcción de la Refinería Dos Bocas, el Aeropuerto Santa Lucía y el Tren maya.
Centralizar el poder, suprimir contrapesos
Sin contrapesos en el Congreso, con los pretextos de la austeridad y combatir el lujo, arremetió contra los organismos autónomos, los coloniza con sus enviados partidistas como la CNDH, y ahora se enfoca a reducir y controlar al instituto Nacional Electoral (INE) y el Poder Judicial de la Federación. La democracia representativa y sus instituciones de límites al poder, frenos y contrapesos, ya se advierte, está bajo el riesgo populista.
Con todo y la abrumadora propaganda que a no pocos ya saturó, AMLO acusa el desgaste de gobierno y sus fallas; la popularidad arrolladora con que ganó las elecciones y empezó a gobernar, viene en caída desde hace unos meses, precipitada sobre todo a partir mediados de octubre por los eventos críticos de violencia criminal. Por ahora, la oposición política permanece débil en sus posiciones que alcanzó el reparto electoral, y no se ha beneficiado de la caída en la aprobación de AMLO.
Al primer año de ejercer el poder presidencial, ya no quedan dudas de quién es Andrés Manuel López Obrador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here