Caifanes explotan el Palacio de los Deportes con sus éxitos

0
9

CIUDAD DE MÉXICO
“La verdadera transformación está en los niños”, así lo expresó Saúl Hernández en el Palacio de los Deportes, donde Caifanes ofreció un explosivo concierto, llenando el lugar de nostalgia y euforia, al hacer un recorrido por todos sus éxitos.
El show transcurría, y mientras miles de personas vivían una gran dosis de felicidad, el vocalista dedicó su tema “Ayer me dijo un ave” a todos los niños, que para él son el verdadero cambio.
“Esta canción es para tus hijos, sobrinos, nietos, niños chiquitos, para los niños, que son el futuro y el presente de nuestro nuevo camino; porque ahí viene la verdadera transformación, raza. Seamos sus tapetes para que puedan caminar libres, puedan caminar seguros, pero sobre todo felices”, expresó Saúl.
También la legendaria banda de rock mexicano aprovechó el micrófono para comparar su tema “Aquí no pasa nada”, un canción escrita hace 30 años, con la situación política del país.
“Esta canción es de nuestro primer disco de hace 30 años. Siempre he dicho algún día nos vamos a morir, pero no por eso nos vamos a hacer viejos; la escribí porque la situación política y social estaba muy mal, pero parece que eso es recurrente en nuestro país”, dijo el vocalista.
El reloj marcaba las 21:30 de este viernes cuando las luces se apagaron y se mostró un fragmento del dramaturgo y poeta alemán Bertolt Brecht en la pantalla del escenario, iniciando así el espectáculo con el tema “Antes que nos olviden”.
Tras algunas canciones, el público enloqueció con “La célula que explota”, la cual se cantó tan fuerte que por momentos no se escuchaba al vocalista. Aprovechando esa euforia inició “Viento”, misma que miles de personas grabaron con su celular para guardar un grato recuerdo.
“Gracias por estar aquí, gracias por acompañarnos, este sueño sigue siendo realidad, y gracias a ti todo esto existe todo es posible y todo puede suceder que Dios te bendiga hoy y siempre” dijo Saúl al saludar a todos sus fanáticos.
La energía de todos los fanáticos iba en aumento en cada canción que la banda interpretaba. Con “Nubes” muchos gritaron de emoción, pero fue en “Para que no digas que no pienso en ti” donde toda la audiencia se puso de pie y brincó sin parar, haciendo retumbar el recinto.
La producción escenográfica consistía en tres pantallas detrás del escenario y dos laterales, las cuales permitían ver todos los movimientos de cada uno de los integrantes de la banda, mientras que las luces se movían al ritmo de cada canción.
La noche continuó con temas como “Heridos”, su nueva canción, en donde mandó un mensaje a todos aquellas bandas independientes, animándolas a seguir luchando por cumplir sus sueños.
Durante el show no pudieron faltar su más grandes éxitos como, “No dejes que”, “Los dioses ocultos”, “Perdí mi ojo de venado”, “Aquí no es así”, “Nos vamos juntos”, entre muchos otros que fueron aprovechados por un público que se entregó con mucha pasión, haciendo que Saúl se conmoviera e, incluso, derramara lágrimas de felicidad.
Una velada perfecta para muchos terminó con los temas más esperados, “Quisiera ser alcohol”, “Mátenme porque me muero”, “Afuera” y con “La negra Tomasa”, que puso a bailar a todos, convirtiendo el lugar en una gran pista de
baile.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here