Préstamo del BM, «operación de rutina» iniciada el año pasado: AMLO

0
22

Tras la aprobación del préstamo a México por parte del Banco Mundial (BM) por mil millones de dólares, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que se trata de “una operación de rutina” que inició desde el año pasado, y reiteró que no implica un aumento real de la deuda pública en su relación con el Producto Interno Bruto (PIB).

“Lo cierto es que lo del crédito es una operación de rutina, es algo que se solicitó desde el año pasado como parte del manejo de las finanzas, nosotros seguimos sosteniendo que no va a aumentar la deuda en términos reales; no la aumentamos el año pasado y este año buscamos que no aumente con relación al PIB, por eso estamos tomando algunas medidas de austeridad, estamos eficientando la administración”, indicó este lunes en su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

Explicó que, además de que se ahorrarán 500 mil millones de pesos con la atracción de la Secretaría de Hacienda de fondos de fideicomisos, con el préstamo del BM aumentará el presupuesto a la población.

El incremento para ello, dijo será de 50 mil millones de pesos además de lo que ya estaba autorizado, lo cual se destinará, por ejemplo, a los créditos para empresas familias, o para el sector salud con la rehabilitación de hospitales, así como contratación de médicos y enfermeras, ya que a pesar de la contratación de personal médico, siguen faltando especialistas, por lo que se otorgarán 30 mil becas para médicos que busquen especializarse en el extranjero.

“Todo eso requiere un ajuste en el presupuesto”, agregó al recordar que ya se solicitó a la Cámara de Diputados pero no se ha autorizado que el Ejecutivo realice el “reacomodo” acorde a la nueva normalidad, así como la extinción de fideicomisos que se ejercían sin transparencia. Ello, dijo, permitirá contar con recursos para que no aumente la deuda.

Como consecuencia de la caída de la economía mundial por la pandemia, expuso que en Europa se estima una caída del 8 por ciento, en Estados Unidos del 6 por ciento, mientras que China será el único país con un crecimiento del 1 por ciento.

“Es una crisis mundial, a nosotros nos va a afectar; estoy pensando y deseo, ya ven que soy optimista, que no caiga mucho”.

Señaló que en el primero trimestre cayó la economía nacional 1.2 por ciento, “a pesar de que expertos pronosticaban una caída del doble”, pero recalcó que el segundo trimestre será el más difícil y caerá más la economía, “pero no como lo piensan nuestros adversarios que quisieran que se derrumbara, no va a ser así”.

La caída en la economía también afecta a la deuda pública, detalló, ya que, “aunque sea un poco porcentaje, significa que baja el PIB, el volumen de recursos del país se reduce, y esto también se hace acompañar de la depreciación de la moneda, y hay todavía un porcentaje de la deuda de México en dólares, un porcentaje considerable como del 20 por ciento”.

No obstante, señaló que el peso se ha ido recuperando al pasar de 25 a 22 pesos por dólar, y explicó que, aún con la crisis, la depreciación del peso en su gobierno es del 7 por ciento.