Si AHMSA no paga los 200 mdp por sobreprecio, no podrá operar

0
7

Al referirse al caso de Alonso Ancira, accionista principal de Altos Hornos de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que si no se pagan los 200 millones de dólares que el Estado pagó como sobreprecio de la planta de fertilizantes no habrá acuerdo ni concesiones para su operación.

Al referirse a presuntos casos de corrupción, lo principal es recuperar lo robado al erario y conocer la verdad. Igualmente dijo que ante la persistente crítica de sus adversarios y del ex presidente Felipe Calderón, aplicará, como el personaje Kalimán, «serenidad y paciencia», por lo que «no me voy a enganchar», expresó.

Durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el mandatario destacó la instrucción que dio al canciller Marcelo Ebrard para que esté pendiente de los juicios que se realizan en el extranjero, de personajes cuya riqueza presuntamente tiene origen ilegal en México, a fin de recuperar todos los bienes que sea posible porque se habrían fincado a partir de robos a las arcas públicas.

«En el caso del señor Lozoya (ex director de Petróleos Mexicanos) y en otros casos, el ex gobernador de Chihuahua (César Duarte), García Luna (ex secretario de Seguridad), no sólo es hacer justicia, que no haya impunidad, sino también recuperar bienes del pueblo de México, bienes de procedencia ilícita», señaló.

El Presidente dijo que en estos casos interesa conocer la verdad, que el pueblo sepa sobre el modo operandi, la forma en que saqueaban al país o cómo se daba la impunidad.

«¿Cómo llegamos a extremos de que se hacían estos negocios arriba sin recato o cómo se llegó al extremo que la seguridad pública estaba en manos de García Luna que tenía un acuerdo con bandas del crimen organizado. Por eso, es importante la verdad», indicó.

Segundo, añadió el Presidente, se busca el castigo a los responsables, que no haya impunidad, y lo tercero, recuperar lo que se sustrajo de la Hacienda Pública, del presupuesto que es dinero del pueblo.

Recordó que en el asunto particular de Lozoya el antecedente es la compra de la empresa de fertilizantes a sobreprecio, por alrededor de 200 millones de dólares.

Si bien el caso lo debe revisar la Fiscalía General de la República, anticipó que ya se tiene estudiado el caso, de lo que calificó como una hipocresía típica del modelo neoliberal de privatizar y estatizar para favorecer intereses particulares, para hacer ‘billuyos’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here