• Lun. Nov 30th, 2020

RESCATANDO AL GENERAL CIENFUEGOS

 

Eduardo Coronel Chiu

 

Por increíble que parezca ahora- si se parte de su sorpresiva detención en Estados Unidos apenas hace un mes, acusado por la agencia anti drogas ( DEA ) de narcotráfico y lavado de dinero, y su inminente enjuiciamiento- el ex secretario de la defensa, General Salvador Cienfuegos ya está libre y en su casa en la ciudad de México.

En dos días su caso reveló un giro inesperado. La » operación padrino», nombre peliculesco con el que la DEA bautizó las investigaciones, recabó evidencias, » miles de grabaciones», de las que concluyó que el general Cienfuegos durante su encargo como máximo jefe del ejército mexicano recibió sobornos para permitir el libre tráfico de un cartel- el H 2- en el estado de Nayarit, se replegó.

Invocando razones de política exterior y un acuerdo con el gobierno de Mexico, el martes, el departamento de justicia de USA decidió retirar los cargos, liberar al general y transportarlo a Mexico, como ocurrió ayer, a fin de que sea la autoridad mexicana la que lo juzgue, bajo el convenio de que utilizará el expediente integrado por los norteamericanos. A su llegada un agente de la Fiscalía General de la República (FGR)notificó al general Cienfuegos que hay una investigación en su contra y le permitió retirarse a su domicilio en plena libertad, sin ninguna restricción o medida preventiva para garantizar que no evadirá un proceso penal, si lo hubiera.

El libreto no estaba en la mente de ningún analista, ni guionista de historias de intriga, política internacional y aventuras criminales, narcotráfico, espionaje y redes de protección y corrupción de altas esferas de poder.

¿QUE PASÓ ?

El desenlace es evidente, resulta de una negociación política entre los dos jefes de estado, Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador; lo que queda oculto y es materia de conjeturas son las motivaciones e intercambios entre ellos, así como los factores que intervinieron para buscar y alcanzar este sorpresivo acuerdo.

¿ Por qué cedió Trump? ¿ paga favores a AMLO por servirle de policía fronteriza para contener el flujo migratorio?; ¿recompensa su lealtad electoral, su participación como promotor indirecto del voto latino en su campaña de reelección?; ¿lo premia por negarse aún a reconocer el triunfo del demócrata Joe Biden? ¿ accede porque ya sabe que se va y no importa lo que siga?

El inminente cambio de gobierno de USA, en enero próximo y el ascenso de los demócratas, podría comenzar a abrir la historia de los intercambios en las negociaciones de AMLO con Trump.

DESCONFIANZA AMERICANA

Es claro que la DEA actuó por años con desconfianza en el gobierno mexicano, no sólo cuando estuvo vigente el General Cienfuegos, sino incluso, bajo el gobierno de AMLO. Es sabido que tenían la orden de aprehensión desde hace un año, no compartieron la información y esperaron a que el general ingresara a su territorio para aprehenderlo con el propósito de llevarlo a juicio.

En USA, importantes medios de comunicación, como Washington Post y New York Times, comentan que hay inconformidad en algunas esferas públicas por la decisión- dentro de la DEA y el departamento de justicia y entre legisladores- donde dudan del sistema penal mexicano, ya que consideran que en México los poderosos rara vez rinden cuentas y pagan por los delitos.

También se dice que en la queja diplomática mexicana por la detención unilateral del general Cienfuegos, se amagó con restringir la cooperación bilateral antidrogas y no permitir la actuación de la DEA en México.

 

LOS MOTIVOS DE AMLO : EL PESO MILITAR EN LA ESTRUCTURA DE PODER

El caso de General Cienfuegos muestra otro de los muchos virajes y justificaciones del presidente López Obrador, pragmático en ocasiones, sensible a las fuerzas del poder y su conveniencia política, esta vez giró del circo al teatro. Su actitud inicial de capitalizar la detención y exhibirla como ejemplo de la corrupción en el pasado y ofrecer limpiar sus rastros en

la milicia- una segunda pista en el circo, al lado de Emilio Lozoya y los sobornos de Odenbrecht a la campaña electoral de Peña Nieto- acabó en la ardiente defensa de la soberanía nacional, el prestigio del glorioso ejercito mexicano, la presunción de inocencia y la confianza en el sistema de justicia del país.

En el desplazamiento de posiciones discurso queda la huella de la presión de los militares sobre el presidente.

A diferencia de otros grupos burocráticos que se fracturan ante un cambio de gobierno ( o de régimen como le gusta decir a AMLO) en el ejército mexicano, al iniciar la 4T no se observó una ruptura, como no se ha producido en mucho tiempo a lo largo de las transiciones de poder presidencial. Incluso en el escalafón, mandos que actuaron bajo la titularidad de Cienfuegos

en la SEDENA, ascendieron en el actual gobierno. Aunque no hubo pronunciamientos de los actuales jefes militares, y AMLO intentó ostentarse como vocero único, en su calidad de jefe de las fuerzas armadas del país, trascendió la molestia en la elite militar por la detención en USA de uno de los suyos, bajo los cargos humillantes de narcotráfico y lavado de dinero.

Contra el discurso anti-militar que sostenía cuando era oposición, AMLO ha integrado y expandido al ejército en su estructura de poder. Son el principal pilar de la Guardia Nacional que de policía civil solo tiene el nombre, son su policía fronteriza y su tropa contra la delincuencia organizada, además de ubicarlos en puertos y aduanas, entre otros campos que corresponden a civiles.

La importancia del ejército en la estructura de poder, explica las razones del rescate del general Cienfuegos. AMLO se disciplina con el ejército para llevar la fiesta en paz y mantener de su lado a la principal fuerza pública, la que lo sostendría o podría desestabilizar eventualmente.

TRIUNFO DIPLOMÁTICO Y VICTORIA MILITAR

Ya se verá el proceso penal y el valor probatorio del expediente de la DEA, éste nunca mostrado, por cierto, tiene un relato no muy convincente de errores elementales de inteligencia en que habría incurrido un militar con la experiencia de Cienfuegos, entre ellos permitir que grabaran conversaciones personales con sus cómplices delictivos.

Por ahora, en una pista, la civil, celebran un presunto triunfo diplomático, en la otra, la militar, festejan el rescate de uno de los suyos. «Hoy las armas nacionales se han cubierto de gloria «

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *