• Vie. Ene 22nd, 2021

ASUNTOS PÚBLICOS EDUARDO CORONEL CHIU

PorAz Diario

Dic 1, 2020

SEGURIDAD PÚBLICA, TRIUNFALISMO SIN SOPORTE

La versión triunfalista del gobierno del estado que presume una baja en los delitos y mejoría en la seguridad pública, como la ayer expuesta a los diputados por el secretario del ramo Hugo Gutierrez Maldonado, contrasta con la realidad cotidiana de Veracruz; no corresponde a la percepción de la población ni a las noticias publicadas en medios de comunicación que registran la persistencia de la violencia criminal – ejecutados, secuestros, extorsión- delitos contra el patrimonio y agresiones contra mujeres, feminicidios, por citar solo de mayor impacto. Aparte de los desaparecidos, los crímenes de actores políticos- como el reciente de la alcaldesa de Jamapa- y los casos documentados de abusos policiacos.

Ellos tienen sus datos, sus otros datos, y, desde su autoridad, los consagran como verdaderos, aunque se cuestione el modo en que fueron obtenidos y elaborados, y además existan, otras fuentes y otros datos, que podrían ser mas acordes con la situación de inseguridad que se vive en el estado.

FUENTE SIN AUTONOMÍA Y EN CONFLICTO DE INTERÉS

En primer lugar se debe señalar, que la fuente de los datos no es independiente, y además sus autores tendrían incentivos personales y políticos para ajustarlos como una forma de justificar ” eficacia” y legitimar su actuación.

La incidencia delictiva, el número y clasificación de delitos del fuero común acumulados en periodos mensuales, un reporte que concentra la estadística de las entidades federativas, proviene de las fuentes locales; el órgano del gobierno federal, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública(SESNSP) recibe la información que rinden las Fiscalías Estatales o Procuradurías sobre carpetas de investigación abiertas con motivo de denuncias de delitos presentadas.

En el caso de Veracruz, es conocido que la fuente de los datos, la Fiscalía General del Estado, está a cargo de una persona subordinada al ejecutivo; la titular Verónica Hernández Giddans, empleada del jurídico del secretario de Gobierno Eric Cisneros, fue impuesta en ese cargo, a través de la mayoría del partido Morena en el congreso del estado ( aparte del procedimiento legaloide), lo que importa precisar aquí es su carencia de autonomía, además de su propia motivación personal en ” demostrar ” que ha sido eficaz en su tarea, ella y Hugo, serían los artífices de la mejoría en la seguridad pública y la procuración de justicia.

Uno de los trucos que puede ilustrar como se hace para simular la eficacia, ha sido señalado por organizaciones de mujeres. En este año, para el periodo enero-octubre la FGE reportó 71 feminicidios, una disminución de 19% ( el año previo fueron 104 casos) según presumió el secretario de seguridad; en cambio, las organizaciones llevan una cuenta de 200 crímenes de mujeres que consideran son feminicidios; basta una reclasificación del delito y sumarlo a los homicidios- pese a la jurisprudencia de que debe iniciarse como feminicidio- para abatir la cifra.

Algo similar puede ocurrir en el registro del secuestro; al mes de octubre reconocieron 107 denuncias, una reducción del 60.7% ( el año previo se totalizaron 298 casos), sin embargo, en el renglón de ” otros delitos que atentan contra la libertad personal”, muestran 577 casos ¿ por que no se clasificaron como secuestro? ¿ cuántos de estos reunieron el tipo delictivo del secuestro? Es casi imposible de saber. Son sus archivos reservados.

Bajo esas condiciones de duda, sería ingenuo creer que el total de delitos en el estado disminuyó 24.6% o que los homicidios dolosos se redujeron en 15.5%, entre otros presuntos ” logros”.

Mientras no haya una fuente autónoma para producir datos de incidencia delictiva o un órgano imparcial con atribuciones para auditar los datos y verificar su confiabilidad, no tiene sentido tomarse muy en serio las cifras de incidencia delictiva que pretenden hacer pasar por una medida de la realidad de la seguridad pública. Si acaso para exhibir su uso retórico y con fines políticos. Simular la eficacia.

LA CIFRA NEGRA

Al examinar la situación de inseguridad, debe tenerse presente que en México y Veracruz hay una elevadísima cantidad de delitos que no se denuncian, o que no integran investigación, y por tanto, no llegan a ser datos del sistema nacional de seguridad pública.

Esta “no denuncia ” y ausencia de carpeta de investigación es la denominada cifra negra , la cual ha sido elaborada por el INEGI en su Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE); para Veracruz en 2018, se estimó que se denunció el 7.9% de los delitos, que agregado aquellos en que si se denunció pero no integraron carpeta de investigación, da una cifra negra de 95.6%.

También se sabe por qué no denuncian, destacan perdida de tiempo( 20.8%) y la desconfianza (17.3%) dentro de las causas atribuibles a la autoridad; otras causas fueron, miedo al agresor, por considerar que el delito es de poca importancia o porque no tenían pruebas.

La cifra negra es otra refutación a la validez de las cifras de la incidencia delictiva generadas por las fiscalías estatales, si no la mencionan las autoridades es por qué no sirve a su discurso de ocultamiento y simulación.

INSEGURIDAD URBANA

Al mes de septiembre, la encuesta nacional de seguridad urbana de INEGI que monitorea la percepción sobre inseguridad pública registra dos ciudades del estado, Veracruz y Coatzacoalcos, la primera aunque tuvo un mejoría, casi el 60% ( 59.3%) de la población entrevistada vive con temor a ser víctima de un delito, la otra, Coatzacoalcos se mantiene en estado de pavor, con 91.1%, es decir, una de cada 10 personas se siente segura.

DON GATO, VIDEO NEGOCIOS Y TERNURITAS

Vaya puntada del secretario de Seguridad Pública Hugo Gutiérrez Maldonado de proponer su modelo policial de proximidad al oficial ” Matute” de los dibujos animados Don Gato y su Pandilla, se le ve el nivel… de caricatura.

Se ve que ya les gustó el negocio de las video cámaras para vigilancia. Después del cuento de la denuncia al gobierno de Miguel Angel Yunes y a la empresa Comtelsat, la proveedora del equipo y el servicio de instalación ya se arreglaron, aunque se desconocen los términos del convenio; dijo que reanudarán en enero la colocación de 6500 cámaras, pero imagina un Veracruz siempre observado y filmado, ahora su meta es colocar 140 mil video cámaras, multiplica el negocio.

Conmovedora la defensa del general secretario de su heroica tropa; los señalamientos de abusos de sus elementos policiacos( como los acusados de torturar y dar muerte a un detenido en el cuartel de San José)” lo entristecen” porque la vida de un policía es dura y al salir del hogar no sabe si va a regresar. ! Que ternura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *