• Lun. Abr 19th, 2021

AUDITOR DE LA FEDERACIÒN DEBE IRSE, PERO ¿ CUANDO ?

PorAz Diario

Feb 26, 2021

Es un pato cojo David Colmenares. Nadie lo quiere en el cargo de Auditor Superior de la Federación, ni cree en la calidad de sus trabajos; hay consenso en todos lados, coinciden los polos opuestos- el gobierno, los legisladores, partidos políticos y opinión pública- en que debe renunciar.

En un instante Colmenares arruinó la credibilidad y autonomía de la institución que fiscaliza el uso de los recursos públicos con su inesperada actitud cobarde y poco profesional; como es sabido se retractó de los resultados de la auditoria realizada por la ASF a la polémica cancelación del aeropuerto de Texcoco- cuyo costo determinó en 332 mil millones de pesos- tan pronto el presidente López Obrador se molestó y refutó sus datos, señalando que mal informaba en favor de sus adversarios políticos. Para AMLO el costo había sido de 100 mil millones de pesos, una cifra inferior a la del Auditor, pero aun así cuantiosa para tirarla a la basura.

El sábado presentó el informe y para el lunes ya se había echado para atrás. Arrugado el Auditor, reconoció que la cifra era menor a de su informe, debido a errores de la metodología de cálculo, complaciendo al presidente en la exigencia de rectificación; otro giro, de vuelta al servilismo al jefe político ridiculizado en el sketch ¿ que horas son ? respuesta: La que usted diga señor Presidente.

SOLVENTAN CON LA LENGUA

De ahí el derrumbe del Auditor. Lo han pateado los miembros del gabinete, el tímido Arturo Herrera Secretario de Hacienda lo ridiculiza en su explicación del costo, señalando errores de primaria en la contabilidad, sin que el auditor meta las manos para defenderse; inclinado al poder ejecutivo el Auditor hasta admite que la secretaria de la Función Pública, siempre colaboró en las auditorías, cuando en el informe le señalaban cerrazón y negativa a proporcionar información. Algo nunca visto, ni esperado.

Viendo tambaleante al Auditor, la secretaria de Energía Rocío Nahle, aprovechó para solventar mediáticamente las duras observaciones de auditoria que recibió la construcción de la refinería Dos Bocas, de la que es responsable.

Con el molde discursivo del jefe, de la auditoria dijo ” cometió grandes errores en el análisis de la refinería Dos Bocas, ya sea por ” mala fe ” o por ignorancia. Borró de lengua la observación de 75 millones pagados indebidamente y calificó de absurdo que la auditoría refiera que no se hicieron trabajos de ingeniería y hasta presumió de que la preparación del terreno costó menos de lo presupuestado, al fin que el Auditor está ya en la lona.

Poco faltó para que refutara también los riesgos de inundación en el sitio donde se construye la refinería. Pero ya sabemos su respuesta que se convirtió en frase célebre en materia de energía. ” llueve muchísimo en Tabasco y se encharca, pero a la media hora que deja de llover se seca”. Realismo Mágico en el Trópico.

En Veracruz el gobierno de Cuitlahuac García tiene en la cuenta de 2019 observaciones de daño patrimonial y montos por aclarar del orden de 2 mil 685.9 millones de pesos. Principalmente el el sector salud, por falta de comprobación de fondos del seguro popular y medicinas, la Secretaría de Educación debe 70 millones y el Congreso del Estado tiene 118 millones de pesos, sin comprobar. Evasivo el gobernador no explicó la causa de las observaciones, salió del paso con que todo lo iba a solventar.

La hoguera que se prendió por el escándalo del derribamiento del Auditor, tapó momentáneamente el paquete de observaciones, que no fueron pocas; pero se minó la credibilidad a todo el informe de Auditoría. ” el error de metodología ” y la sumisión de Auditor puso en suspenso la totalidad del producto.

AL BANQUILLO

En paralelo, las filtraciones abrieron otro frente de golpeteo al Auditor, las menciones de negocios para arreglar las cuentas, al estilo de los Audiracs o Portillas locales, hasta datos del bar en que despacha. La oposición, advirtiendo presiones presidencialistas ( que nunca serán reconocidas, pues ” no somos iguales”) exigió al presidente parara las presiones y su intromisión en la autonomía de la ASF, y también hubo los que pidieron la renuncia del Auditor.

Ayer AMLO, como tiburón que percibió la sangre, no satisfecho con la rectificación , envió una carta a los diputados pidiendo revisen la actuación de auditor, ya que actuó con ” malas intenciones ” con politiquería, en su léxico. Presiona para que renuncie.

La Comisión de Vigilancia citó al auditor para el lunes- y el presidente de la misma, un diputado del partido movimiento ciudadano, en tono de marcar su raya, le recordó al Presidente que es competencia de los diputados evaluar al auditor y que no era necesaria su carta.

Ya se verá el lunes que resuelven.

CAMBIAR AHORA AL AUDITOR ES ENTREGAR LA PLAZA

Aunque está plenamente justificado el despido de Colmenares, ahora no parece ser el mejor momento para hacerlo. Sea por renuncia o por destitución por causa grave, dejar vacante el puesto significa concederle al partido Morena que imponga a uno de los suyos, por 8 años. Esto no resuelve el problema de la credibilidad y autonomía de la Fiscalización. Al contrario podría fortalecer la complicidad, el encubriento y la simulación. Padecería la rendición de cuentas y estaría mas remoto crear los contrapesos a la expansión del poder presidencial de AMLO.

El nombramiento del Auditor Superior es facultad de la cámara de diputados y se requiere el voto a favor de las dos terceras partes de ellos, para elegirlo de una terna de candidatos. el grupo legislativo de Morena y sus aliados en la cámara de diputados tiene los votos.

Para la oposición lo mas conveniente es esperar a la próxima legislatura, con la esperanza de que cambie la composión de las fuerzas y puedan tener influencia en el nombramiento. El relevo ahora solo beneficiará al presidente AMLO y a su partido Morena, conquistarían otro territorio en los órganos autónomos. Pondrían a su Delia o Delio para los próximos ocho años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *