• Lun. Sep 20th, 2021

CAMBIAR DE REGLAS EN MEDIO DEL DESASTRE

PorAsuntos Públicos

Sep 14, 2021

ASUNTOS PÚBLICOS

EDUARDO CORONEL CHIU

CENTRALISMO DE LA PROTECCIÓN CIVIL

Al igual que el proverbio no recomienda cambiar de caballo a la mitad del río, quizá tampoco sea lo mas razonable improvisar una nueva estrategia para atender a los afectados por los desastres naturales en medio de las tormentas, huracanes y otros meteoros.

Por eso y por los malos resultados de otros abruptos cambios de políticas y procedimientos sacados de la manga por el Presidente Andrés Manuel López Obrador- como la desaparición del Seguro Popular y la centralización de las compras de medicinas, la monopolización de la aplicación de vacunas anticovid, entre otros, que han congestionado las acciones y alejado el cumplimiento de los objetivos, es que ( fuera de su séquito de adoradores) se duda en la eficacia del cambio de reglas recién ordenado para la atención de los daños por desastres naturales.

Apelando al trillado argumento de que lo anterior era ” corrupto” y satanizando en costal, actores, reglas e instituciones y en este caso, tomando el dinero existente-mas de 200 mil millones de pesos- del fideicomiso del Fondo para los Desastres Naturales (FONDEN)- el Presidente López Obrador, innova con su hiper-centralismo en la Protección Civil.

CONEJILLOS JAROCHOS

Le ha tocado a Veracruz, por su cíclico padecimiento de los azotes del temporal, desbordes de ríos e inundaciones, ser un conejillo jarocho de la experimentación presidencial. Golpeado por el Huracán Grace en la última semana de agosto- en el norte y centro- que afectó a mas de 40 mil familias en 62 municipios y ahora expuesto a la tormenta Nicholas- en el centro y parte del sur- que ya dejó 11 municipios en desastre, nuestro Estado probará la eficacia del rescate y la reconstrucción al estilo AMLO.

Además de extinguir el FONDEN, y ofrecer financiar las acciones directamente del presupuesto federal (” no hay tope, dice su slogan”) estableció otra logística, la cual como todo lo que toca AMLO, quedó impregnada de su propaganda populista: Sin tardanza, sin intermediarios, sin corrupción, como estribillo o jingle de comercial.

Armó su estructura operativa- a semejanza de la vacunación- con su equipo multiusos, su mancuerna, Servidores de la Nación de la Secretaria de Bienestar y las Fuerzas Armadas, el Ejército- y la Marina; los primeros para el levantamiento del censo de afectaciones, casa por casa, y los segundos para la distribución de las ayudas, igual, casa por casa.

Una variante en su compra es que decidió que las fuerzas armadas se encarguen de adquirir la mercancía por productos a escala, empaquetar y distribuir, evitando el paso de la compra de las despensas armadas.

La temporada de lluvias y de huracanes, desbordamiento de ríos, y desgajamiento de cerros, apenas está comenzando. Ya hay casos de presunta negligencia, como en Tula Hidalgo, donde la tardanza en desalojar a los pacientes de Covid de un hospital del IMSS, la inundación combinada con la falla de luz, mató a 14 personas.

En Veracruz, las noticias siguen mostrando las protestas de afectados por la falta de rescate y las carencias de servicios, y para no ir mas lejos, en Xalapa, por ejemplo, hace unos días en la comunidad El Castillo, los habitantes bloquearon la avenida Chedraui Caram, porque no les habían cumplido con la reparación de un puente; en en cambio les llegó la represión antimotines de Hugo Pistolas Gutiérrez Maldonado; el jefe de la Seguridad Pública les propinó garrotes, escudos, gas lacrimógeno y como cuelga, la detención de los lideres, claro , por ” ultrajes a la autoridad”.

Por el bien de los miles de afectados por los huracanes en Veracruz y otros estados, y por lo que viene con la temporada es deseable que el gobierno federal pueda con el paquete.

Tiene el gobierno federal otra forma de enfrentar los desastres y las tareas de la protección civil, distinta, no necesariamente más eficaz y honesta. Esta aún por evaluarse si las variantes de atención aplicadas por AMLO serán o no mejores que las anteriores.

GOBIERNO DEL ESTADO, BORRADO

Otra de las consecuencias del hiper-centralismo en la Protección Civil es la anulación de los gobiernos estatales, al menos el de Veracruz; Cuitláhuac García es solo una sombra, un empleado menor del presidente, quien ante el despliegue del operativo federal queda como un inútil, junto con su personal de Protección Civil y de Desarrollo Social. Estas dos áreas, desplazadas de la actividad sustantiva del rescate y la provisión a damnificados, están al margen de la intervención federal, se ven como estructuras duplicadas que pueden desaparecer sin que se note.

Dejó testimonio de indolencia la secretaria de Protección civil, Guadalupe Osorno. Al paso de huracán Grace en Xalapa, ante el reclamo de la tardía alerta, exclamó ” Nunca imaginé que fuera a llover así”. Brindó su estampa también, el secretario de gobierno, Eric Patrocinio Cisneros- rebautizado Pato- cinio por su maestría Cuac Cuac, iba de bulto en el helicóptero de la Marina que sobrevoló las áreas afectadas; tuvo la nave un leve problema de aterrizaje, pero Cisneros lo quizo mostrar como un acto heroico de rescatista.

Cuitláhuac en un mundo distinto y ajeno al de los damnificados, mejor se pone a chapear, a darle al machete, dale que dale en los terrenos enmontados de algún espacio público, hace su ” tequio” dice; es un Jardinero con suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *