• Lun. Oct 25th, 2021

CRUZADA CONTRA LOS CAPOS DE LA INTELECTUALIDAD

PorAsuntos Públicos

Sep 27, 2021

ASUNTOS PÚBLICOS

EDUARDO CORONEL CHIU

Es el turno de llevar al patíbulo a los académicos. A no pocos ha sorprendido la viceralidad de los ataques desde el poder que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador en contra un grupo de 31 científicos mexicanos que en el pasado reciente se desempeñaron en el Consejo Nacional para la Ciencia y Tecnología (CONACYT)y en el desaparecido Foro Consultivo, vinculado a éste, no solo por la desacreditación de su honestidad, sino por los impensables delitos de los que se les acusa : Delincuencia Organizada y Lavado de dinero, además de uso ilícito de atribuciones y peculado.

Extraña la forma en que el Fiscal General de la República (FGR) Alejandro Gertz Manero ha intentado encuadrar actividades administrativas de transferencias presupuestales del Conacyt al foro por 280 millones de pesos y su ejercicio, en los tipos delictivos propios de otras grupos sociales, como cárteles de diversos ilícitos y defraudadores.

La delincuencia organizada presupone la concertación de un grupo de personas con el propósito de cometer ciertos delitos, por lo general graves, como el secuestro o el narcotráfico, mientras que el lavado de dinero, el uso de recursos de procedencia ilícita, su ocultamiento y la realización de actos para hacerlos aparecer como lícitos ( el blanqueo). Esta cadena delictiva no parece constituirse en la administración de los presupuestos del Conacyt y el Foro.

NIEGA JUEZ ÓRDENES DE APREHENSIÓN

Por fortuna para los acusados, en su caso, el Poder Judicial de la Federación no ha permitido la consumación del abuso de poder pretendido. La Suprema Corte de Justicia de la Nación(SCJN) reconoció la legalidad de las trasferencias presupuestales conforme a la legislación vigente cuando se efectuaron, y el Juez de distrito ante el cual la FGR solicitó se giraran órdenes de aprehensión y prisión en un reclusorio de alta seguridad( Almoloya), se negó en definitiva a concederlas por no encontrar delitos que perseguir. Pero la FGR reiteró que insistirá; la guerra no ha acabado.

Nadie podría estar en desacuerdo en exigir el cumplimiento de la ley y la rendición de cuentas. Si los científicos hicieron un mal uso de los recursos destinados a las becas, la formación de profesionales de alto nivel o a la investigación que los sancionen, si se lo prueban, pero la acusación como se ve es a todas luces una exageración.

MEZCLA DE MOTIVOS

Si bien los ataques a los académicos no es nuevo, la ofensiva penal y el linchamiento al grupo se aceleró. Públicamente se les ha violado la presunción de inocencia, inclusive el propio presidente les ha motejado como miembros del cártel de la intelectualidad, chantajistas, abusivos y corruptos, como para que no quede duda de donde viene la consigna persecutoria.

En la embestida al grupo de científicos se han identificado intereses de quienes alientan la cacería, la actual directora de Conacyt, María Elena Alvarez-Buylla se confrontó por los recursos con los ex directivos de Conacyt y del Foro, hasta que eliminó la obligación legal de asignarles presupuesto, y el Fiscal Gertz Manero, fue rechazado durante 11 años por el Conacyt para ingresar al sistema nacional de investigadores (SNI) por ” insuficiente producción científica y debido a que” no demostró una productividad para la generación y transmisión de nuevos conocimientos. Eso sí calienta. Sin embargo, el Gertz- señalado de plagio- obtuvo su nombramiento de nivel III en abril pasado, con Alvarez-Buylla.

AMLO por su parte no cree mucho en la ciencia; no es un componente importante en sus planes, y en declaraciones y actitudes muestra un claro desdén, gobernar- dice- no tiene gran ciencia,intentó frenar la pandemia con estampitas del sagrado corazón de Jesús, y se negó a usar cubrebocas, ideologiza la ciencia- son neoliberales- y las decisiones de dinero, ha recortado los presupuestos para la investigación y tecnología.

La cacería al grupo de científicos tiene motivaciones turbias. Se mezclan las venganzas personales, el resentimiento, la campaña para desacreditar la investigación científica- otra vez el cuento de la corrupción-  y crear un clima para la reducción de asignaciones presupuestales y hasta el castigo a los universitarios, por clasemedieros y aspiracionistas, por incrédulos y abjurar de la fe, pues en este segmento va en ascenso el rechazo al gobierno de López Obrador.

TREMENDO OSO, REPRODUCIR LOS INSULTOS

La campaña de odio contra los científicos acusados provocó un tremendo resbalón a López Obrador el pasado viernes. Empeñado en exhibir la baja calidad moral de los acusados, el presidente mostró en pantalla un twitter que contiene insultos al parecer para su esposa ( a quien no se nombra), divulgó en su hora estelar el apodo y los calificativos denigrantes hacia la apodada “Zopilota”. Además se equivoca en señalar que el autor es científico del Conacyt, cuando dicho nombre no figura entre los acusados y tampoco se pudo acreditar que forme parte de la comunidad científica. hizo un escandalo a partir de una cuenta falsa ( no es la primera vez) y propaló el apodo de su señora. ¡No me ayudes consorte!

REACCIONES EN EL ESPACIO PÚBLICO

El linchamiento a los académicos no goza de popularidad, salvo entre los que alientan los ataques y los fanáticos e incondicionales.

No han faltado defensores en la opinión pública de la calidad científica y moral de los acusados, asimismo ha habido posicionamientos criticos de rechazo en las varias universidades del país, entre ellas, la UNAM y su rector, académicos y consejeros, suscribieron cartas abiertas; también se sumaron la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) ,el Centro de Investigaciones y Docencia Economica (CIDE), la Universidad Iberoamericana entre las privadas.

Aunque parezca raro, algunos notables de Morena se resistieron a aprobar las acciones oficiales. Claudia Sheimbaum, la jefa de gobierno de la ciudad de México y Ricardo Monreal, líder de la bancada de MORENA en el senado, con cautela, consideraron excesiva la imputación, sin prejuzgar sobre la posibilidad de desvíos; al contrario, entre los fanáticos de la porra, el senador de Morena Armando Guadiana, pidió a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaria de Hacienda, investigue a los académicos por lavado de dinero, propuesta tan fuera de lugar que hasta el mismo titular de la UIF Santiago Nieto le corrigiò, aclarándole que esa no es la función de la UIF.

LA UV, NI PÍO

En cambio en Veracruz, el nuevo rector de la UV, Martín Aguilar ha guardado sepulcral silencio. Ni pio, Martinazo no ha dicho una palabra. Tampoco se ha pronunciado algún centro de investigacióno facultad de la UV. Calladitos se ven mas bonitos.

Contrasta ese silencio sobre un tema que inquieta a la academia, con el acercamiento inmediato que buscó el nuevo rector con el gobierno del estado. En la misma semana en que resultó electo, Martín Aguilar, acudiò al Palacio de Gobierno a una audiencia con el Gobernador Cuitláhuac Garcìa. Salió de ahí Martín, como cualquier ” Chabela” o Isabel Inès, propalando que se bajarìan el sueldo ( y lo que sea necesario) en un 40%, enarbolando la bandera Morena de la Austeridad ( para los programas no favoritos de AMLO). Habrá que ver cómo viene el presupuesto de la UV para 2022 y si se respeta la autonomía presupuestal prevista en la constitución que garantiza para 2022 el 3.8% del presupuesto general del estado.

En pocos días, a Martín le afloró la piel Morena. Antes de cumplir su primera quincena de rectorado, celebró reunión ” estratégica” con el Secretario de Seguridad Pública, Hugo ” Pistolas” Gutiérrez ( de la estirpe de la no primera dama ).

El comunicado universitario de esa reunión no menciona que Martín Aguilar haya abordado su línea temática por la defensa y protección de los derechos humanos, que tanto enfatizó en su propuesta de trabajo hacia la rectoría. Y es que Hugo y su corporación no son precisamente los guardianes de ese templo, se les identifica con violaciones a los derechos humanos, asesinatos de menores en operativos, como el de Amatlán, y otros abusos policiacos, la represión de manifestantes y la aprehensión de líderes por ” ultrajes a la autoridad”, un delito señalado hasta por los académicos de la facultad de derecho de la UV como violatorio de los derechos humanos.

El tema de Martín Aguilar y Hugo ” pistolas” fue la “seguridad al exterior”, no se sabía que ese tema fuera de las prioridades del nuevo rector.

¡ No ha cumplido aún el mes, pero qué rápido adapta su agenda a los dictados del Palacio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *