• Jue. May 26th, 2022

DEROGACIÓN CON BERRINCHE

PorAsuntos Públicos

Feb 1, 2022

RETRASA CUITLÁHUAC  DEROGAR  ULTRAJES A LA AUTORIDAD

EDUARDO CORONEL CHIU 

A regañadientes, forzado por la recomendación de la Comisión Nacional para los Derechos Humanos (CNDH) y por las presiones de actores políticos que exhibieron los numerosos abusos de poder al amparo del delito de ultrajes a la autoridad, finalmente el gobernador Cuitláhuac García envió al Congreso del Estado la iniciativa para derogarlo.

El berrinche de Cuitláhuac y su falta de compromiso real con la protección a los derechos humanos y al estado de derecho, se observa en el “modito” utilizado para retrasar la derogación del controvertido delito.

Basta el seguimiento de las fechas para detectar el berrinche y el plan con maña.
No obstante que la CNDH notificó al gobernador desde el 22 de diciembre la recomendación derivada del comprobado abuso policiaco en contra de 6 jóvenes imputados con falsedad de ultrajes a la autoridad, Cuitláhuac la aceptó hasta el 11 de enero de 2022.

Pese a que esta derogación, no tiene mayor problema ni en su formulación – que solo debe enunciar que se deroga el artículo del código penal que contiene el tipo delictivo ( Art 331) ni en su aprobación, dada la mayoría absoluta del grupo legislativo del partido Morena en el congreso del estado, Cuitláhuac García se escurrió para dilatarla.

Incluso el Congreso local dominado por Morena, desdeñó como era de esperarse, una iniciativa de derogación presentada este mes por el grupo legislativo del PAN, y el mismo gobernador desairó una iniciativa en el mismo sentido, formulada hace unos días en su nombre por el partido Movimiento Ciudadano a la que solo faltaba su firma para entregarla al congreso.

Con signos de plan con maña, remitió su escrito a la Presidenta de la Mesa Directiva del Congreso hasta el pasado martes 25 de enero y eso por la tarde, por ello, se dio cuenta de dicha iniciativa apenas en la sesión de ayer, por lo que solo alcanzó a turnarse a comisiones, ya que concluyó el periodo ordinario de sesiones del congreso del estado.

A menos que la Comisión Permanente que se instaló ayer convoque a un periodo extraordinario, la derogación la abordarían hasta el mes de mayo cuando reinicie labores el pleno del Congreso del Estado.

Mientras tanto seguirán en prisión muchos inocentes. No se sabe cuántos son, Verónica Hernández  Giadans la Fiscal subordinada a las consignas políticas del grupo en el poder, en su reciente comparencia con diputados se negó a informar el número de imputados por ese delito; los defensores de procesados dicen que asciende son mas de mil casos.

 OTRAS PRIORIDADES

De haber sido una prioridad atender el reclamo de derechos humanos, Cuitláhuac hubiera podido consumar la derogación en este mes.

El congreso celebró 4 sesiones. Pero las prioridades legislativas de Cuitláhuac estuvieron en otra parte; en este periodo se preocupó de que el congreso aprobara la solicitud de autorización de créditos a los nuevos ayuntamientos con cargo al Fondo de infraestructura social.

También se interesó en qué le aprobaran el convenio con Ayuntamientos para que la Sefiplan cobre el impuesto predial.

La derogación de Ultrajes a la autoridad y los presos por ese delito, pueden esperar.

 LARGA RESISTENCIA

Cuitláhuac adoraba la existencia de ese delito que comete “ quien amenace o agreda a un servidor público en el momento de ejercer sus funciones o con motivo de ellas”, que mas prueba que ser el autor de su modificación en febrero de 2021 para aumentar los tipos y la penalidad hasta 7 años de prisión, a contracorriente con los criterios jurídicos y el rechazo de defensores de libertades civiles.

Como se recuerda desde el año pasado se registraron reclamos de académicos, organizaciones sociales y diputados de oposición por el endurecimiento de sanciones para el delito de ultrajes a la autoridad y sobre todo por su repentina y expansiva aplicación selectiva por parte del Fiscalía del Estado para encarcelar a adversarios políticos y activistas.

Esa nueva etapa represora, como es sabido, se inauguró en marzo del año pasado con la detención del dirigente y candidato a diputado del PRD Rogelio Franco Castán, a quien buscaron aprehender por violencia intrafamiliar; al no poder ejecutar la orden de aprehensión, debido a que el ex secretario de gobierno de Yunes estaba amparado, entonces lo detuvieron por ultrajes a la autoridad; aunque un batallón lo tenía cercado y sometido, supuestamente rasgó la camiseta a una mujer policía y le causó daño psicológico.

El éxito del operativo mostró al gobierno autoritario de Cuitláhuac las cualidades represivas del delito ultrajes a la autoridad. De ahí para adelante, hasta que los pararon

Diversas voces expusieron al gobernador y a la anterior Legislatura los precedentes de inconstitucionalidad resueltos por la Corte desde 2016 , así como el rechazo doctrinal en materia de derechos humanos; pidiendo su derogación, incluso diputados y hasta la Comisión Estatal para los Derechos Humanos ( con todo y su sumisión ) demandaron ante la Suprema Corte sendas acciones de inconstitucionalidad.

Pero mas le dolió a Cuitláhuac que la visibilidad de los abusos y concretamente el caso de los 6 jóvenes  imputados con falsedad en Xalapa, la hubiera abanderado el senador Ricardo Monreal, líder aún del grupo de Morena en el senado, un enemigo que compró y con quien se confrontó en el marco de la adelantada lucha sucesoria al interior de Morena, donde Cuitláhuac jugó como peón de los radicales alinenados con la Delfina Claudia contra Monreal.

 DELIBERA EL COMITÉ PARA LA REPRESIÓN

Es una derrota política, por eso Cuitláhuac berrinchudo, aplaza el momento de la rendición.

Pero este aplazamiento puede tener otros motivos de cálculo. La derogación del tipo delictivo ultrajes a la autoridad extingue la acción penal y por tanto libera a los encarcelados por ese delito, la demora concede tiempo al Comité Estatal para la Represión para determinar a quienes deciden mantener en prisión, en cuyo caso les harían imputaciones por otros delitos. Sales por aquel, pero te retengo por este otro, dicta la sentencia de justicia facciosa.

Cabe mencionar que dejan vivo los ultrajes a la autoridad, cuando se comete durante emergencias sanitarias o catástrofes o con motivo de estas, incorporado como articulo 131 bis en la reforma de Cuitláhuac. Por coherencia deberían también derogarlo.

 EL CHISTE CÍNICO: CASI UN GIGOLÓ

Ante las irrefutables evidencias de la vida de lujos que lleva su hijo mayor José Ramón López Beltrán en Houston Texas, exhibido en reportaje de Mexicanos contra la corrupción y Latinus de Carlos Loret de Mola, el presidente López Obrador, luego de enmudecer varios días, ayer salió con una puntada de risa: “ Está complicado meterse porque al parecer la señora tiene dinero y no tiene nada que ver con el gobierno”.

Las mansiones mostradas donde ha habitado y habita el mayor de los hijos del presidente, están valuadas en precios que rondan el millón de dólares, una de ellas, a nombre de un alto ejecutivo de una empresa contratista de Pemex, además el Junior usa una camioneta Mercedes Benz, valuada en 1.4 millones de pesos, que está a nombre de su esposa Carolyn Adams.

Ella se dedica al cabildeo para empresas relacionadas con el petróleo y la energía. Por sus características físicas pasaría por una modelo. En cambio José Ramón es un tipo avejentado, medio calvo y obeso, un gordo malfajado que nunca ha trabajado.

Muchos mexicanos de fÍsico similar al hijo de AMLO, sin fortuna e igual de flojos, se preguntan ¿ dónde me perdí en el camino que no me topé con Carolyn Adams, bella y rica y con deseos de mantener a todo lujo a un feo Gigoló ?

El habla presidencial plagada de mentiras, algunas tan torpes como la justificación de la vida de lujos de su hijo mayor, es chatarra discursiva para el consumo de fanáticos, tontos o convenencieros que le siguen la corriente.