• Mar. Ene 25th, 2022

EL DECRETAZO, ROMPE ESTADO DE DERECHO

PorAsuntos Públicos

Nov 26, 2021

ASUNTOS PÚBLICOS 

EDUARDO CORONEL CHIU 

La publicación este lunes en el Diario Oficial de la Federación de un “ Acuerdo “ del Presidente Andrés Manuel López Obrador por el que declara de Interés Público y Seguridad Nacional la realización de proyectos y obras de infraestructura que se consideren prioritarios y estratégicos para el desarrollo nacional, ha desatado una nueva polémica en el espacio público, no solo en cuanto a las interpretaciones legales de su alcance, sino también a su significado político.

En el escenario de polarización ideológica y política provocado por el estilo beligerante y sectario, excluyente e intolerante del Presidente López Obrador, sus críticos y opositores se han manifestado de inmediato con argumentos y opiniones de que el Presidente está creando un régimen de excepción, incluso algunas interpretaciones radicales le señalan que ha consumado con ese decreto “ un golpe de estado” silencioso, vinculando el blindaje de las obras, varias de ellas a cargo de las fuerzas armadas, al pacto militar que ahora se observa.

Por otro lado, López Obrador, en su acostumbrado estilo, minimiza y se burla de las críticas, sosteniendo que su propósito es únicamente agilizar la ejecución de sus proyectos prioritarios, a los que no dudó en encuadrar en el Interés Público y la Seguridad Nacional.

Al margen de la especulación sobre el Estado de Excepción, las Razones de Estado y el golpe silencioso aún es prematuro vaticinar el modo en que el Gobierno de López Obrador aplicará ese “ Acuerdo “ o “ Decretazo” al exterior de la Administración Pública. Cuando lo comience a hacer sabremos mejor si hay un trasfondo para colocarse por encima de la ley y ocultar información gubernamental que debe ser pública.

EN UN DOS POR TRES; LA ILEGALIDAD

En lo inmediato del análisis del contenido y la forma se advierte de entrada la
falta de fundamentación y la ilegalidad de sus alcances, es inconstitucional , ha dicho con razón el ex Ministro de la Suprema Corte José Ramón Cossío.

El citado acuerdo consta de solo tres artículos. El primero hace la declaratoria general de interés público y seguridad nacional para la realización de proyectos y obras de infraestructura que definan cómo prioritarios. Esto es, por supuesto, fuera de toda legalidad.

No existe ningún fundamento para hacer una declaratoria general de interés público a todas las obras- algunas leyes, por ejemplo la de Expropiación, definen las causas de “ interés público” para casos específicos-; y por otro lado, no cabe la ejecución de obras de infraestructura en la categoría de Seguridad Nacional.

Existe una Ley de Seguridad Nacional, por cierto no citada en el Acuerdo como fundamento que define ésta como las “ acciones destinadas de manera inmediata y directa a mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano”.  Los proyectos del presidente, sus conocidas obras, el Aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas, etc, no encuadran en ninguno de los supuestos previstos por esa Ley.

El segundo artículo instruye a las Dependencias y Entidades de la Administración Pública a otorgar autorización provisional a la presentación y/u obtención de los dictámenes, permisos o licencias necesarias para iniciar los proyectos u obras “ prioritarias y estratégicas “ y establece un plazo máximo de cinco días para emitirlos, previendo la afirmativa ficta; si no hay respuesta se entenderán otorgados, mientras que el artículo tercero, concede a las autorizaciones provisionales una vigencia de 12 meses, plazo en el cual deberán obtener la autorización definitiva, “ conforme a las disposiciones aplicables “.

Estos dos artículos son también ilegales. El Acuerdo presidencial no puede estar por encima de las leyes que rigen la actuación de las dependencias en materia de elaboración de dictámenes y permisos. Los servidores públicos que omitan el cumplimiento de la ley- amparados en el “ acuerdo” serían responsables por faltas administrativas y comisión de delitos.

BLINDAJE AL EXTERIOR

Existe preocupación en distintos sectores por el uso exterior del blindaje del Interés Público y la Seguridad Nacional a las obras del Presidente.

Dos campos se consideran de riesgo. Uno de ellos es que el Presidente López Obrador busque escudarse en la Seguridad Nacional de sus obras para impedir que ciudadanos en caso de afectación a sus derechos, ejerzan acciones jurídicas como el juicio de amparo. También  podría usarlo para evitar que sus adversarios emprendan juicios para paralizar sus proyectos. Mientras en las instancias jurídicas se dirime si hay procedencia o no, el gobierno de López ganaría tiempo evitando suspensiones.

El otro es el de la transparencia, el acceso a la información y la rendición de cuentas. La Seguridad Nacional ( inclusive la Seguridad Pública) son excepciones al principio de la máxima transparencia o apertura de la información gubernamental a los ciudadanos.

Si las dependencias ejecutoras de las obras consideradas de Seguridad Nacional reservan y clasifican su información, operaciones que ordinariamente deben estar sujetas al escrutinio público, como contratos y pagos, quedarían ocultas e inaccesibles por el tiempo que decidan reservar la información. La corrupción señalada en algunas de las obras que ejecuta el Ejército y todos sus expedientes quedaría tapada.

Desde algunos frentes se preparan para impugnar la legalidad del acuerdo, entre ellos, el INAI, evalúa demandar su inconstitucionalidad ante la Corte, aunque quizá haya que esperar los actos concretos de aplicación para poder ejercer acciones.

Por lo pronto otra vez causan revuelo y pánico los desplantes de López Obrador frente a la Ley. Es proverbial su desdén por el Estado de Derecho, por encima de la Ley , sus “ principios “, “ ideales” y proyectos políticos; él y solo él, como encarnación del “pueblo” define la justicia y la verdad.

Como un Varguitas de la Ley de Herodes, emite su decretazo de Interés Público y la Seguridad Nacional.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.