• Mar. Ene 25th, 2022

GOBIERNO DEL ESTADO VS EL SENADO

PorAsuntos Públicos

Ene 3, 2022

¿DESAPARICIÓN DE PODERES EN VERACRUZ?

EDUARDO CORONEL CHIU 

El tema político más importante que vivirá Veracruz en el año que comienza será la evolución y el desenlace, aun incierto, del enfrentamiento del gobierno de Cuitláhuac García con el Senado de la República.

El autoritarismo y la violación reiterada de Estado de Derecho, el abuso de poder ejercido sin contrapesos en Veracruz por el grupo políticamente dominante del partido Morena del que es la cara visible el gobernador Cuitláhuac García, desbordó las fronteras locales y atrajo la intervención de actores políticos de la esfera federal.

Dejó de ser un tema local el avasallamiento ilegal del grupo en el poder del estado a la oposición política y a los blancos seleccionados por su interés, cambiando el escenario con la entrada de otras fuerzas políticas.

Hasta hace unos meses, el gobierno del Estado absorbía sin mayor desgaste las reacciones locales generadas por la recuperación del tipo delictivo de Ultrajes a la Autoridad y la intensificación del uso faccioso de la acción penal mediante la colusión subordinada a consignas políticas, de la Fiscalía del Estado y del Poder Judicial para encarcelar a sus adversarios y reprimir la protesta social.

No eran pocos los casos mas visibles del uso politizado y faccioso de la justicia que demostraban la fórmula de la acusación endeble acompañada de la prisión preventiva oficiosa o “ justificada; hay una larga lista de Rogelio Franco el ex secretario de gobierno y bloqueado como diputado federal electo del PRD a Tito Delfín candidato a dirigente estatal del PAN, aprehendido en plena campaña interna, pasando por otros tantos, como la ex comisionada del IVAI Yoli García, Bernardo Segura ex secretario de la SEFIPLAN, los candidatos a alcaldes del PRD en Tihuatlán Gregorio Gómez y del PAN en Minatitlán, Nicolás Ruiz, la ex diputada del PRD Azucena Rodriguez, además de los casos de activistas en protestas como dirigentes sindicales del magisterio y el representante de los centros de verificación vehicular, entre otros.

Pese a que en ocasiones las protestas por el abuso de poder en el gobierno de Veracruz alcanzaban alguna visibilidad nacional, la escasa influencia de los denunciantes- representantes minoritarios del PAN o PRD- y la cínica narrativa de las autoridades estatales de que solo aplicaban la “ ley”, les permitía el control de la situación.

EL FACTOR MONREAL 

El normalizado autoritarismo del grupo de Cuitláhuac García quedó expuesto por la inesperada irrupción del líder del senado Ricardo Monreal, también del Partido Morena, pero de un grupo rival al que están alineados los locales; en la interacción y las decisiones tomadas por las partes, el conflicto escaló en el mes de diciembre, modificando la situación de plena impunidad que gozaban las autoridades de Veracruz.

Como se recuerda, el senador Monreal abanderó la causa de un grupo de seis jóvenes detenidos en Xalapa por agentes de seguridad pública, acusados sin pruebas de ultrajes a la autoridad por la Fiscalía del Estado, y mantenidos en prisión por el poder judicial, exhibiendo la perversidad y degradación de la justicia en Veracruz, lo que provocó una reacción airada del grupo en el poder- Cuitláhuac y los suyos.

Si bien quedó demostrado que hubo excesos e ilegalidad en esta detención- los agraviados obtuvieron en juicio de amparo la protección de la justicia federal que obligó al poder judicial local a liberarlos el pasado mes de diciembre, no sin resistencia y al borde del desacato. En el mismo sentido, la semana pasada la Comisión Nacional para los Derechos Humanos (CNDH)- a cargo de una militante de Morena, Rosario Piedra, en su informe del caso, constató las violaciones, estableció la falsedad en las actuaciones para imputar y recomendó al gobierno del estado enjuiciar a los policías, reparar el daño a las víctimas del abuso y derogar por inconstitucional el delito de ultrajes a la autoridad.

 DEL RÍO QUE DERRAMÓ EL VASO

El choque con el senador Monreal que además jaló beligerante a la escena al senador Dante Delgado, dirigente del partido Movimiento Ciudadano (MC) fue la detención en la víspera de la navidad de José Manuel del Río Virgen, el secretario Técnico de la Junta de Coordinación Polítiica del senado (JUCOPO), a quien acusó la Fiscalía del Estado de ser autor intelectual del homicidio doloso de Remigio René Tovar candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cazones.

Por la cercanía de Del Río Virgen con el senador Ricardo Monreal, correligionario del partido MC de Dante Delgado, no se vio como casual su aprehensión; en la opinión pública prevalecío la tesis de la venganza política y el golpeteo en la guerra sucesoria, sobre la versión oficialista de la estricta aplicación de la ley, la increíble  conspiración criminal para reemplazar al candidato de un municipio del tamaño de Cazones.

Este encarcelamiento, desató la contraofensiva de Monreal y de Dante Delgado. Ambos metieron las manos al fuego por la rectitud de Del Río, calificaron la acción de abuso de poder, violación de la presunción de inocencia y del debido proceso, inexistencia de pruebas y hostigamiento a actores políticos; presionaron para que no se le vinculara a proceso.

Iracundo pero elocuente y con argumentos sólidos, Dante Delgado arremetió contra el pequeño e inepto gobernador Cuitláhuac García, incluso en su reclamo advirtió que podrían darse los supuestos para la desaparición de poderes por violaciones constitucionales graves y la alteración a la forma de gobierno por la intromisión del gobernador en la autonomía de la Fiscalía y del Poder Judicial.

Envalentonado Cuitláhuac por el respaldo de López Obrador- otra vez con su letanía de que Cuitláhuac es honesto e incapaz de fabricar delitos- no cedió a la embestida; tampoco funcionó, si la hubo, la mediación del Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández: Del Río Virgen fue vinculado a proceso, aplicándole la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa por año en tanto se desarrolla el juicio.

 EL CONTEXTO

En el análisis de la situación no es separable el encarcelamiento de José Manuel Del Río Virgen de su vínculo con el senador Ricardo Monreal y el contexto de la lucha al interior del partido Morena por la sucesión presidencial de 2024, adelantada por el propio Andrés Manuel López Obrador.

Pese a que Ricardo Monreal es miembro de Morena, lidera al grupo legislativo de este partido en el senado, ha sido aliado de López Obrador, y es un abierto aspirante a la candidatura, no es un secreto que no está en en el ánimo del presidente y no es ni de lejos su favorito, como hasta ahora lo es la Jefa de Gobierno de la ciudad de México , Claudia Sheimbaum, e incluso el paisano Adán Augusto López el Secretario de Gobernación.

Tampoco es separable de su conexión con Dante Delgado. En ocasiones compañero de ruta de AMLO, cuyo partido MC, puede verse como una plataforma alterna para postular a Ricardo Monreal en una eventual- aunque hoy no inmediata – ruptura con Morena, cuando se produzca el destape definitivo de la sucesión.

Cuitláhuac García y el grupo del que forma parte, tampoco es un secreto, están alineados con Claudia Sheimbaum. Como peón en el tablero del ajedrez sucesorio, no se puede imaginar que Cuitláhuac ha haya decidido por su cuenta la ofensiva contra Monreal- Dante. El espaldarazo de AMLO tampoco se ve ajeno a la disputa por la sucesión.

 SE MEDIRÁN LAS FUERZAS

En medio del conflicto con el Gobierno del Estado, previo a la audiencia de vinculación a proceso de su secretario técnico, la Junta de Coordinación Política del Senado constituyó una Comisión Especial para Investigar los Abusos de Autoridad y las violaciones al Estado de Derecho en Veracruz, un grupo plural de siete senadores, presidida por Dante Delgado.

Esta Comisión documentará los casos y rendirá un informe al Senado. En un escenario prospectivo no de descarta una conclusión del uso faccioso, la quiebra del estado de derecho, la inexistencia de la división de poderes, la injerencia del ejecutivo y la propuesta de declarar desaparecidos los poderes en Veracruz.

Hay que considerar que la desaparición de poderes- Legislativo, Judicial y Ejecutivo- conforme a la Constitución Política del país  ( Articulo 76 fracción V y su Ley Reglamentaria ) es una facultad exclusiva del Senado, tiene una naturaleza política y soberana, por tanto, no pasa por el control constitucional del Poder Judicial de la Federación, ni puede vetarla el Poder Ejecutivo, si bien a éste le corresponde proponer una terna al Senado para nombrar un “ titular del poder ejecutivo provisional “ quien convocará a elecciones, de no hacer esta propuesta en el plazo fijado ( tres días) el senado hará la designación de una terna que proponga su mesa directiva.

Si dejan avanzar el conflicto con el gobierno de Veracruz, tendrán que tomar partido los senadores de Morena, indispensable para tomar la decisión de la desaparición de poderes.

Como es sabido en el senado, la representación del poder está mas distribuida que en la cámara de diputados y habrá de verificarse la alineación y peso de las fuerzas.

Partiendo de que la declaratoria, solo necesita de mayoria absoluta, 65 votos, en el supuesto de que la oposición vaya unida sumarían 51 votos – PAN ( 22) PRI ( 13) MC ( 8) PRD (3) e independientes (5), les faltarían solo 14 votos de la coalición mayoritaria.

Siendo Monreal líder del grupo legislativo de MORENA no es tan difiicil que lo respalden cuando menos 13 senadores de los 61 que integran su grupo.

Obviamente estarán en contra el par de senadores de Morena por Veracruz, Gloria Sánchez y Ernesto Pérez Astorga defenderán su hueso, más que el Estado de Derecho en Veracruz. No extraña por ello que se presten a que los usen en la propaganda local para deslegitimar desde ahora a la comisión especial constituida para investigar los abusos de autoridad y las violaciones al estado de derecho.

 VIEJO MÉTODO REUTILIZABLE

Hace tiempo que no se aplica en el país la desaparición de poderes de las entidades federativas, el último registro es de 1975, en el estado de Hidalgo, en el marco de un enfrentamiento entre el presidente Luis Echeverría y los grupos de poder regionales. Los presidentes posteriores encontraron otras vías para remover a gobernadores y luego el pluralismo y la era de los gobiernos divididos, impidió el uso presidencialista del senado.

Recientemente, hay que recordar se sacó y se guardó, no se quiso usar contra el gobernador de Tamaulipas Francisco Javier Cabeza de Vaca del PAN.

Ya veremos cómo evoluciona el conflicto del senado y el gobierno de Veracruz. Por lo pronto, se abrió un espacio de contención y potencial reagrupamiento de la resistencia  en el Estado  contra el uso faccioso del poder público para reprimir e intimidar a los adversarios y a ciudadanos de a pie. que viene ejerciendo sin contrapesos el gobierno títere de Cuitláhuac García.

A ver a que hora el Presidente López Obrador deja su actitud también facciosa y advierte la grave crisis política y de justicia que se vive en Veracruz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.