• Mar. Sep 21st, 2021

JULEN, EL PAN Y LA ULTRADERECHA

PorAsuntos Públicos

Sep 6, 2021

ASUNTOS PÚBLICOS

EDUARDO CORONEL CHIU

El senador veracruzano del PAN Julen Rementerìa del Puerto, muy conocido en el medio político local, aunque poco visible en la escena nacional, se volvió repentinamente tendencia- negativa para su imagen- con un tema que causó gran polémica ideológica.

Tuvo Julen Rementería el mal tino de asociarse políticamente con la mas desprestigiada ultraderecha hispana; invitó al Senado al controvertido político español Santiago Abascal, líder del partido Vox y de la fundación Disenso, identificado con posiciones políticas retrógradas, xenofobia, homofobia, antiaborto, entre otras, y su propósito de ganar bonos personales en la oposición, salió más que raspado; le llovió la crítica desde dentro del PAN y mas de los adversarios que aprovecharon su desorientación ideológica para identificar al PAN con la ultraderecha radical, el neofascismo y el anticomunismo. Se vio obligado a emitir un comunicado para precisar que la invitación había sido a ” titulo personal”.

LA CARTA DE MADRID, ENCUBRE DERECHA RADICAL EXCLUYENTE

Como coordinador del grupo legislativo del PAN en el Senado, Julen y la mayor parte de su bancada, incluida la otra senadora del PAN por Veracruz, Indira Rosales, firmaron con el líder de Vox, la Carta de Madrid, un manifiesto que si bien es abiertamente anticomunista y pugna por combatir su expansión en los países de habla hispana( iberoesfera), propone o se escuda en la defensa de valores e instituciones del liberalismo político.

El coctel ideológico de la Carta de Madrid, sobrecargado de anticomunismo, incorpora además, abundantes dosis de democracia liberal, no faltan las menciones encomiables a las libertades y derechos, al Estado de Derecho, el Imperio de la Ley, la Separación de Poderes, la Libertad de Expresión y la Propiedad Privada como elementos esenciales de la vida política y social.

El acercamiento de la fracción parlamentaria del PAN con Abascal y VOX, una organización escindida del derechista Partido Popular, que se ha constituido en tercera fuerza electoral en España, no se puede concebir limitada a la Carta de Madrid y a la fundación Disenso. Vox y Abascal, son indisociables de su práctica política, sus programas y propuestas abiertamente excluyentes de amplios segmentos sociales; aparte de su declarada cruzada contra el comunismo, son conocidas sus posiciones contra el feminismo, los migrantes, la diversidad sexual, el aborto, las autonomías, la violencia de género.

Y si se quiere seguir sumando descrédito al PAN por la asociación con Vox, agrégense sus comentarios de la visión exacerbada de los conquistadores sobre la historia antigua de México, donde Hernán Cortés figura como liberador de pueblos indígenas del yugo sanguinario del imperio azteca, aunque no del todo desacertado es el reclamo de Vox a AMLO de que deje en paz a Hernán que tiene casi 500 años de muerto. La impopularidad de éstos juicios en la cultura nacional no le sirven a la oposición.

POPULISMO NO COMUNISMO

Es cierto que en hay movimientos y gobiernos que amenazan a la democracia liberal pluralista, el populismo como el AMLO y Morena que arrogándose la voz del” pueblo” polariza a la sociedad, en pos de la tierra prometida de justicia social, es uno de ellos; pero es equivocado pensar que el autoritarismo mesiánico de AMLO tienda a ser totalitario, y mas erróneo, creer que este proyecto político es comunista. AMLO ha centralizado el poder, atacado la división de poderes y el pluralismo, la libertades- de prensa y de libre empresa-promueve la restauración de monopolios económicos del estado, en lo político configura un hiper-presidencialismo autoritario, y en lo económico tiene mucho de neoliberal, como la austeridad, el equilibrio financiero, la limitación de deuda- la revisión del T-MEC por tanto, está distante de un modelo comunista; plantearlo como tal, es pelear con fantasmas inexistentes.

OPOSICIÓN EXCLUYENTE, ERRÓNEA

Otro error de Julen, personal o no, es que aunque el gobierno de AMLO sigue una estrategia y discurso de polarización, la adopción de la ultraderecha de Vox, también polarizadora y excluyente, no parece ser una respuesta adecuada desde la oposición.

No es una plataforma político- ideológica como la de VOX la que requiere la oposición nacional para competir contra Morena y López Obrador. Lo que se requiere es un frente amplio incluyente, lo inverso a la propuestas facciosas de Morena y de Vox.

Tildado de retrógrada el PAN, tendrá que definirse, si se trató de una expresión personal ingenua de Rementeria, le afloró su infantilismo de derecha, o si representa un nuevo brote de ultraderecha en el PAN, que estaría buscando constituirse en el ala extrema de respuesta al proyecto de López Obrador.

El traspié de Julen con Vox- por la descalificación que hizo el PAN de su encuentro de amigos con la ultraderecha, podría costarle la coordinación de la bancada.

Igualmente pega a sus aspiraciones de ser candidato de la oposición a gobernador de Veracruz en 2024, al menos lo exhibe en su pobreza intelectual e ideológica; sin muchas luces Julen, de trayectoria gris en el sector público, de presidente municipal de Veracruz, al senado, pasando por ser diputado y secretario de despacho, ha sido incapaz de constituir un liderazgo ideológico o político.

No es un candidato de ultraderecha excluyente el que necesita la oposición para sacar a Morena del gobierno del estado, pero tampoco un ignorante o ingenuo de las consecuencias y significados de los actos políticos.

A ” título personal” Julen debió llevar a Abascal, si acaso a cenar a su casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *