• Mar. Ene 25th, 2022

LA DESTRUCCIÓN DE LA CLASE MEDIA

PorAsuntos Públicos

Nov 16, 2021

ASUNTOS PÚBLICOS

 EDUARDO CORONEL CHIU

La hostilidad y el desprecio del Presidente Andrés Manuel López Obrador hacia la clase media en México no es solo verbal. Además de exponer a sus integrantes al escarnio recurrente y a la burla por su estilo de vida y sus aspiraciones de movilidad y mejoría- señalados despectivamente de “ aspiracionistas”- la clase media es uno de los estratos socio-económicos mas golpeados por la contracción del crecimiento económico y la ausencia de políticas de apoyo del gobierno de López Obrador.

EL INEGI en su reciente actualización del estudio Cuantificación de la Clase Media en México 2010-2020 muestra estadísticamente la destrucción de éste estrato durante los dos primeros años de gobierno de López Obrador.

De acuerdo con los principales resultados de citado estudio de 2018 a 2020, 6 millones 270 mil 536 personas dejaron de clasificarse como de clase media ya que descendieron en su nivel de ingresos y hábitos de gasto, mientras que la clase baja aumentó en 8 millones 755 mil 890 personas. En el dato por Hogares, la clase media se redujo 4.5 puntos porcentuales, de 46.7 a 42.2%

En esa amplia estratificación, la clase media fue la más afectada. La clase baja habría crecido en su mayor parte por el descenso de porciones de la clase media y por una expansión de su propio estrato, en cambio, la clase alta tuvo una disminución de 816 mil 310 personas.

RETROCESO

El análisis de las bases de datos sobre las encuestas de ingreso- gasto en hogares realizados por el INEGI a lo largo de la década 2010-2020, encuentra que el estrato de ingresos, considerado de clase media aumentó entre 2012 y 2018, desplomándose en 2019 y 2020 a niveles similares a los existentes en 2010.

Si bien se ha dicho que la definición de clase media es escurridiza y su medición, discutida; no hay consensos en cuanto a las variables que integran el concepto, es relevante el ejercicio del INEGI para formular una metodología que agrupa categorías o estratos con base en niveles de ingresos y patrones de consumo.

Hay un criterio objetivo de clasificación. Profesionistas, empleados,  empresarios pequeños y medianos serían parte de esta clase atendiendo a los niveles de ingresos.

La actualización de datos de los estratos, determinó que se consideraban de clase media urbana, el rango de ingresos mensuales entre 10 mil y 48 mil pesos ( la media, $ 23, 000), serían clase media rural, el rango entre 8 mil y 38 mil pesos al mes ( la media $ 18 000). Obviamente, ingresos menores al rango inferior corresponden a la clase baja. La clase alta empezaría a partir de ingresos superiores a 77 mil 975 pesos al mes.

 VERACRUZ, UN ESTADO DE CLASE BAJA

La estratificación de INEGI para Veracruz registra que los hogares de clase alta son un mínimo, solo 0.3 %; los hogares de clase media son el 34.9% y los de clase baja, el 64.8%.

Aunque el estudio de INEGI para cuantificar la clase media no proporciona el dato del número de personas por entidad federativa ( solo por hogares y promedios de habitantes) es posible hacer una estimación a partir de las viviendas y la población reportadas en el Censo de Población de 2020.

Veracruz registró 2 millones 390 mil 726 viviendas y una población total de 8 millones 062, mil 579 personas.

Con esta base y la demografía por estrato, podría aproximarse que 1 millón 549, 190 hogares son de clase baja con una población cercana a los 6 millones; 834 mil 363 hogares son de clase media con poco más de 2 millones de personas en este estrato; 7 mil 172 hogares de clase alta, con una población de menos de 20 mil personas.

 LOGRO DESTRUCTIVO DE LA 4 T

No es una sorpresa el desmoronamiento de la clase media- varios estudios apuntan la tendencia- cuyos integrantes padecieron pérdida de empleo, reducciones de ingresos o cierres de negocios en 2020 que se sumaron a las afectaciones por el declive económico del primer año de López Obrador.

En el año crítico de la pandemia- 2020- la clase media fue dejada a su suerte. Los de arriba contaron con sus reservas y los de abajo recibieron del gobierno federal las dádivas clientelares de los programas sociales ( y aún así aumentaron los pobres)

Pero el desamparo persiste. Tanto en el gobierno federal como el del Estado siguen omisos de una política de estímulos al empleo, créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas. La recuperación económica que venía lenta se ha desacelerado, y las señales del gobierno de López Obrador para la inversión privada son negativas, mientras que la inversión pública esta concentrada en los programas favoritos del presidente, de dudosa rentabilidad. Los programas sociales sirven únicamente a la supervivencia.

No hay lugar para la clase media en el Reino de López Obrador. Parece decir : ¡ Tomen para que aprendan ! ( a votar )

La movilidad negativa, el empobrecimiento de la clase media es otro de los logros destructivos de la 4T.

 TERCER INFORME, PROPAGANDA Y CRÍTICA

El triunfalismo, la propaganda, los datos maquillados y falsos es el tono de los mensajes del tercer informe de Gobierno de Cuitláhuac García- ayer presentado- en contraste con los datos duros de fuentes mas confiables, y con la realidad que vive, padece y conoce el ciudadano común, en materia de economía, inseguridad, salud, pobreza o gobierno.

Comprobada la mitomanía y la práctica descarada de la propaganda no se espera un ejercicio de rendición de cuentas del Informe como documento, del mensaje del Gobernador, ni de las comparecencias de Secretarios de Despacho al Congreso del Estado.

Menos bajo el dominio mayoritario y faccioso del grupo legislativo del partido Morena y sus aliados en el Congreso del Estado y la presencia raquítica y complaciente de la minoría de diputados de seudo oposición.

En la rendija del insignificante pluralismo, habrá de verificarse, sí aparece en estos días la voz de la oposición, si se atreven y poseen capacidad critica para, al menos, exhibir las falsedades del Informe de Gobierno y de sus dependencias.

Con todo, como tarea ciudadana queda el deber para la esfera pública de examinar la información que presenten y contrastarla con la información pública confiable- y los hechos comprobados- para establecer su veracidad y con esa base realizar su evaluación y crítica.

Ante la propaganda y la mentira del grupo en el poder queda cómo opción la critica en los medios, así como la exposición de las visiones de los ciudadanos y la sociedad civil. El que crea en la libertad de expresión, que la ejerza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.