• Jue. May 13th, 2021

MUTATIS MUTANDIS

PorAz Diario

Mar 6, 2021

EVALUAR Y RENOVAR LA UNIVERSIDAD

Por Rafael Arias Hernández.

Ni real, ni pontificia. Tampoco  cartel burocrático de parásitos ineficientes; mucho menos, refugio de maleantes y corruptos.

La autonomía es reconocimiento y privilegio; imprescindible apoyarla con un desempeño honesto y capaz, de  buenos y comprobables resultados.

No hay de otra. La responsabilidad debe asumirse; y la oportunidad debe aprovecharse. No rehuir, ni ignorar la realidad; tampoco asumir una actitud de conformismo o desinterés; mucho menos engañar y simular, que se cumple y hace, lo que se debe hacer.

En general,  organizaciones públicas;  instituciones y dependencias gubernamentales; y, en su caso las Universidades Públicas,  enfrentan problemáticas y condiciones, difíciles y adversas.

Presentes las inocultables crisis económicas y de finanzas públicas; la ineficiencia y  delincuencia gubernamental; y, los efectos pandémicos,  devastadores a la salud humana.

En síntesis, la realidad cambia y obliga a enfrentar otras situaciones. Indispensable informarse y contar con diagnósticos actualizados y confiables, para saber que se debe hacer. No se puede cambiar lo que se desconoce. Para atender, hay que entender.

Ante todo esto y más, insistir que el reto de toda Universidad  es aprovechar, generar e impulsar el conocimiento; demostrar capacidad y efectividad, en la búsqueda y estructuración de soluciones y propuestas; y además, fortalecer creatividad, innovación  y promoción científica, artística y cultural.

Cuando menos, podría hablarse de seis aspectos importantes y urgentes, que toda institución pública de educación superior,  debe atender:

  1. La ineludible responsabilidad social.
  2. La ampliación, en cantidad y calidad, de la cobertura docente, de investigación y difusión.
  3. El ejercicio de la democracia y buen gobierno.
  4. El impulso de la administración eficiente y el combate a la corrupción, y; 5. El respeto, atención y ampliación, a derechos adquiridos, laborales, escolares, etc.
  5. El apoyo y aliento, interno y externo, a la innovación y creatividad.

El  sistema educativo, para el 2020, según la Subsecretaria de Educación, .en el país  es de casi 41 millones, poco más del 32%, las personas que estudian y laboran en dicho  sistema.

En este contexto, la presión es innegable e inevitable, la Universidad Pública debe enfrentar la nueva realidad y asumir sus obligaciones sociales e institucionales. Se sabe, que no todas andan mal o peor; también, las hay regulares y buenas; y hasta pocas y contadas, las hay reconocidas,   destacadas y haciendo un buen esfuerzo.

En la actualidad, la educación superior en México, aún con sus insuficiencias y deficiencias,  es más amplia y compleja.

Según fuente oficial, para el ciclo 2000, en cifras cerradas, se  contaba con poco más de 2 millones, que para  2019-20 pasó a 4.7 millones de estudiantes de licenciatura y más de 384, 600 en postgrado. Atendidos por 430 mil docentes, y 188 mil no docentes. En casi 6, 400 instituciones de educación superior: 2,455 públicas y 3, 940 particulares, con más de 6,600 planteles.

Sin embargo, en términos generales, resalta el hecho de que, México tiene una cobertura de educación superior, de casi del 40%, de la población de 15 a 21 años, inferior a la de otros países.

Según la OCDE, la educación superior, “…es un campo en el que México tiene mucha tarea. El 82% de los mexicanos entre 25 y 64 años no cuenta con estudios de educación superior, (en comparación con un promedio de la OCDE de 63%).

Recomendable la lectura de dos estudios, promovidos por la OCDE sobre educación superior en México: “El Futuro de la Educación Superior en México: Promoviendo Calidad y Equidad”; y, “La Educación Superior en México: Resultados y Relevancia para el Mercado Laboral”.

https://www.oecd.org/about/secretary-general/challenges-and-opportunities-of-higher-education-in-mexico-january-2020-sp.htm

En lo interno, en términos porcentuales,   hay coberturas como las de: CDM 96, Nuevo León 48, Sinaloa 54, Nuevo León 47, Aguascalientes 42, Colima 41, Puebla y Sonora 40, Yucatán 38, Tabasco 37.

Sobresale la Zona sur sureste, con 28.5. Veracruz 34 en el ciclo 2019-2020, cuando en el ciclo en el 2018-19, fue de 33%.  Además, Guerrero 23, Chiapas 23, Oaxaca 21.

Solo 7 arriba del promedio. CDMX, Sinaloa, Nuevo león, Aguascalientes, Colima, Puebla, y Sonora.

Importante conocer y analizar el conjunto nacional, así como las partes. Tanto en la educación pública como en la particular.

Cada entidad sostiene características y disposiciones que están siendo afectadas por las reformas constitucionales y de otras leyes secundarias, como la nueva Ley de Educación Superior.

En todo caso, oportuno señalar, que las Universidades Públicas, antes con destacada presencia, en la actualidad siguen disminuyendo su participación en el total. Inocultables los efectos en la cantidad y calidad educativa; así como en la competitividad y aportación al desarrollo.

Y qué decir, de la vigencia y efectividad como derecho humano y su gratuidad; de su vinculación con las comunidades; y de su compromiso, con énfasis en la atención de las prioridades del país.

¿Cuáles son las realidades y alcances del programa oficial de educación superior, rechazo cero?

En fin, un breve resumen de la composición institucional actual:

9 Universidades Públicas Federales. 34 Universidades Públicas Estatales. 23 Universidades Públicas Estatales con Apoyo Solidario. 25 Institutos Tecnológicos Federales.86 Universidades Tecnológicas. 50 Universidades Politécnicas. 10 Universidades Interculturales.  26 Centros  de  investigación. 460 Escuelas Normales públicas y privadas. 140 Universidades para el bienestar Benito Juárez; 2 Instituciones de Educación Naval Militar; 15 en Educación en materia judicial, seguridad e impartición de justicia; 16  en Educación en Bellas Artes; 11 en Educación en Salud; 1 en Educación de Adultos en América Latina y el Caribe; 2 en Educación en Antropología e Historia; 2 en Educación en deportes;  1 en Educación de la Marina Mercante; y otras..

Importante mencionar, que según la fuente oficial, 33  Instituciones de Educación Superior,  no proporcionan información suficiente para categorizarlas. Y a pesar de todo siguen ahí, abiertas y funcionando.

Los nuevos tiempos reclaman dar permanente y puntual seguimiento y evaluación, de todo trabajo y actividad de los gobernantes. De igual forma, debe darse seguimiento, control y evaluación a toda dependencia e institución pública.

La Universidad, debe encabezar el esfuerzo. Actualizarse y modernizarse, ampliar y mejorar su capacidad de respuesta y efectividad. Seguiremos.

 

-AcadémicoIIESESUV.Twitter@RafaelAriasH,Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasH

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *