• Mié. May 25th, 2022

RATIFICACIÓN DE MANDATO, AL SERVICIO DEL PRESIDENTE

PorAsuntos Públicos

Ene 20, 2022

 PROPAGANDA EXCESIVAMENTE CARA 

EDUARDO CORONEL CHIU 

El Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador no es capaz de lograr la reactivación y el crecimiento económico, reducir la pobreza, garantizar la seguridad pública en el país, envuelto en violencia criminal desbordada, ni terminar de contener la pandemia del covid-19 y ofrecer mejores servicios de salud a la población, por mencionar algunos aspectos deteriorados de la vida nacional.

Pero la re centralización del poder político y su expansión construidos en su periodo, al comenzar su cuarto año de gobierno si le permite debilitar las instituciones de la democracia y el pluralismo, atacar a los adversarios, acotar a la oposición, encabezar un liderazgo faccioso que polariza a la nación, y por supuesto controlar la agenda pública.

Aunque a muy pocos interese, ha impuesto como estrategia política de propaganda personal y de su movimiento la realización inminente de un desvirtuado ejercicio de democracia participativa, una consulta popular prevista en la Constitución Política como revocación de mandato que acomodó a modo en un opción de “ ratificación de mandato” ¡ Que siga el Presidente !

Con todo y lo previsible de sus resultados y efectos y el derroche de dinero público, por qué así lo pidió el Presidente López Obrador, la amañada consulta deberá llevarse a cabo.

 LAS SOLICITUDES COMO TRIBUTO AL LIDER

La militancia de Morena, sus cuadros partidistas y gubernamentales, encubiertos en organizaciones seudo ciudadanas- como la llamada Que Siga la Democracia- hicieron la recolección de firmas de presuntos ciudadanos solicitantes, y ya alcanzaron la cifra mínima para la procedencia, llevan acreditadas casi 3 millones y siguen contando.

Los gobernadores de Morena se afanan en mostrar a su líder como sobrepasaron la cuota que les tocaba de firmas de solicitantes. Veracruz al último corte del INE tenía casi 185 mil solicitudes validadas, un poco más de las necesarias,( el 3% de su padrón de electores) pero Cuitláhuac García junto con la recolectora de “ Que Siga la Democracia”, Gabriela Jiménez, sostienen que en el Estado reunieron más de un millón.

Alcanzado el mínimo legal de procedencia, estaría justificado que se suspendiera el recuento, pero como lo que buscan los gobernadores de Morena- y los operadores en los otros estados donde no gobiernan- es entregar el tributo de firmas a su líder, insisten en que se cuente todo, aunque esto encarezca el procedimiento.

En estos días el INE validará el recuento y se prevé haga la convocatoria a principios del mes de febrero y se realice- con grandes dificultades por la falta de dinero- para el próximo 10 de abril.

 ACOSO AL INE

El organismo responsable de su organización, el Instituto Nacional Electoral (INE) carece de los recursos para implementarla conforme al mandato legal, los cuales le han sido recortados y regateados.

La cámara de diputados recortó casi 5 mil millones de pesos al presupuesto del INE lo que dio lugar a las conocidas controversias legales en la Corte y el Tribunal Electoral de la Federación, que finalmente obligaron a este organismo a continuar con el proceso, si bien previéndose que pudiera requerir fondos adicionales a la Secretaria de Hacienda.

De una estimación de cerca de 4 mil millones del costo de la consulta, el INE después de ajustes obligados dice contar con mil 700 millones, pide a Hacienda una cantidad equivalente, que ya anticipó el gobierno no le dará.

Obviamente no es creíble la falta de fondos para el gobierno federal, observando los miles de millones dispuestos para los proyectos favoritos, encarecidos y de dudosa rentabilidad, el Tren Maya, el aeropuerto Santa Lucia o la Refinería Dos Bocas, sin contar la inmensidad de la derrama en su programas sociales clientelares.

Enfrenta el INE un nuevo embate del Presidente López Obrador y su grupo político, incluida la denuncia penal, que busca presentar a los consejeros del INE como ávidos de dinero y “ enemigos de la democracia y el pueblo”.

 SE ESPERA BAJA PARTICIPACIÓN

Por el precedente de la consulta “ para enjuiciar a los ex presidentes” que tuvo una participación insignificante de apenas el 8% del padrón electoral, y que el tema no es del interés de la ciudadanía- aunque pretendan hacer creer lo contrario- se pronostica una baja participación en la revocación / ratificación de mandato del presidente.

Para ser válida deberían votar el 40% de los electores, alrededor de 37.5 millones, de ahí que se puede anticipar que esta consulta no será declarada válida y por tanto carecerá de fuerza vinculatoria.

Por otro lado, aun con la votación debajo del mínimo para validez, no se duda en qué López Obrador obtendrá una mayoría a su favor por la permanencia.

De los ciudadanos que no aprueban la gestión de López Obrador, prevalece la posición de no participar en la consulta, ninguno de los partidos políticos muestra interés, no representa incentivos de participación, solo algunas organizaciones minoritarias se plantean expresar su desacuerdo.

 OBJETIVOS POLÍTICOS

El único ganador de la consulta, válida o no, será López Obrador. Se mantendrá en campaña de propaganda de culto a su personalidad, al igual que lo harán en su favor sus fanáticos y la burocracia política y partidista; proclamará López su triunfo, el amor y respaldo del “pueblo sabio”, su voto duro clientelar; invocará una reforzada legitimidad de su proyecto “ transformador”; proyectará soporte a su partido hacia las elecciones de 6 gobernadores que se celebrarán en junio, y no menos importante, persistirá en los ataques para seguir minando al INE en su búsqueda de someter al árbitro electoral, lo que espera consumar en la reforma electoral que tiene prevista.

Como lo hicieron sus modelos de liderazgo populista en América Latina, Hugo Chávez de Venezuela en 2004 y Evo Morales de Bolivia en 2008, López Obrador tendrá su “ ratificación de mandato”.

Avanza en la regresión al viejo régimen político, personalista, centralizado y autoritario con partido hegemónico. Morena es el viejo PRI.