• Mar. Ene 25th, 2022

” RATIFICACIÓN” DE MANDATO, NO CONSIGUEN LAS FIRMAS

PorAsuntos Públicos

Dic 8, 2021

ASUNTOS PÚBLICOS 

EDUARDO CORONEL CHIU 

Al paso que va la recolección de firmas de ciudadanos, la consulta popular para la revocación de mandato, tergiversada e invertida por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores, como ratificación de mandato, podría quedar out en la primera base.

Sus principales promotores- no la oposición ni ciudadanos críticos- sino los agentes vinculados al partido Morena y al grupo gobernante en dependencias Federales y en los Estados, se están viendo lentos e incapaces de recabar el número de firmas necesarias , tan solo para solicitar su realización.

Conforme a las reglas del procedimiento se requiere de la firma del 3% de ciudadanos inscritos en el Registro Nacional de Electores, equivalente a casi 2 millones 800 mil firmantes, con la condición de que éstos deben distribuirse en cuando menos 17 Estados del país y representar el 3% de su padrón como mínimo.

LLEVAN APENAS EL 26.3%

Al corte que hizo el INE el pasado 3 de diciembre, los morenos solo habían recolectado 726 mil firmas de solicitud válidas, apenas el 26.3% de su meta.

En los Estados solo unos pocos mostraban dinamismo, entre los mas aplicados la ciudad de México- la favorita, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno apoya como pepita en comal-  es el mayor contribuyente,  aporta alrededor de 365 mil firmas; rebasó su meta, 160%;  Tabasco, igual como misión de Estado, en la República Bananera y Chocolatera sobrepasó su cuota- 170%;  de ahí, otros dos Estados, Campeche y Veracruz contribuyen con cuotas abajo de la mitad del mínimo que les toca, con el 41%, y el Estado de Mexico, con el 25 % de su meta.

A CUI LE FALTAN 100 MIL FIRMAS

Veracruz solo ha recabado 73 mil firmas, cuando el 3% de su padrón es es de 176 mil electores, le faltan más de 100 mil firmas.

En el resto de los Estados el atraso es impresionante. 27 estados no llevan ni el 10% de su meta, y 13 de ellos, no superan el 5%.

Su mayor problema es el tiempo; aparte de la validez de las firmas; el INE  les han rebotado no pocas, por no estar dentro del padrón, en las presentadas por los morenos, como el PRI de antes, hasta los muertos quieren ratificar el mandato a López Obrador.

El plazo vence el 25 de diciembre. A menos de 20 días, están muy lejos de las meta.

LES SALE MEJOR EL ACARREO

El anhelado show de la egolatría del presidente López Obrador programado para para el mes de abril del año próximo, tiene problemas para despegar.

Esperemos no llegue a mas el capricho. Es irracional derrochar 5 mil millones de pesos en una consulta que carece de interés público en las actuales circunstancias políticas. Es  evidente que tiene fines de propaganda y falsa legitimación, y claro, rendirle culto a la personalidad del líder.

Pero Morena se muestra más organizado para el acarreo de masas, (ya se vió como desbordaron el el zócalo hace unos días como decorado para el mensaje  triunfalista de su líder) que para recabar firmas de ciudadanos con credencial de elector.

RAMOS ALOR, DE LOS INTOCABLES 

En un régimen democrático de rendición de cuentas, al Doctor Roberto Ramos Alor, Secretario de Salud y titular de Servicios de Salud ( Sesver) ya lo habrían cesado desde hace mucho y enfrentaría procesos legales para determinarle responsabilidades administrativas e incluso penales por su ineficacia y el manejo desaseado e irregular de los recursos públicos.

Pero como es de los protegidos del Gobernador Cuitláhuac García y sobre todo de su jefa política Rocío Nahle, Ramos Alor, recibe no solo los señalamientos de la critica en la opinión pública, la sociedad civil y de actores políticos, sino también las numerosas observaciones de auditorías, con enojo, pero sin preocupación.

Acumula quejas por desabasto de medicinas, especialmente de los insumos para tratamiento del cáncer infantil, el incremento notable de la población sin acceso a servicios de salud, el aumento de la mortalidad por todas las causas en el estado, y del manejo tardío e ineficaz de la pandemia, situaciones en las que tiene responsabilidad por no implementar soluciones locales y estar subordinado, atenido a la política centralista del Gobierno Federal.

MARCADO POR LAS AUDITORÍAS 

Pero además ha usado los recursos públicos en forma patrimonialista, violando las leyes que rigen su aplicación; lo señalan no solo observadores externos, sino las instituciones de fiscalización tanto por el gasto federalizado- la Auditoria Superior de la Federación (ASF) – como el ORFIS, en la revisión del presupuesto del Estado.

Las auditorias del Orfis, le han observado en dos años sucesivos en las cuentas de 2019 y 2020, el favoritismo y la adjudicación amañada de contratos, compras directas por la libre, incluso a empresas con giros distintos a los productos adquiridos; constituyendo violaciones específicas a las leyes de obras públicas y de adquisiciones, arrendamientos y servicios.

No obstante las violaciones legales detalladas por el ORFIS, sabiéndolo protegido se la dejan barata en observación administrativa y seguimiento del órgano interno de control.

En contraste, la ASF lo tiene atorado aún por el presunto daño patrimonial de 1 mil 963 millones de pesos que les observaron por el mal manejo de los recursos del Seguro Popular en 2019. No ha podido comprobar el uso de esos recursos.

ENOJADO PERO IMPUNE 

La comparecencia de Ramos Alor este lunes, ante los diputados para la glosa del Tercer Informe  de Gobierno muestra la inutilidad del debate. Pese a que se notó disgustado con los cuestionamientos de los diputados, entre otros, del PRI, Anilú Ingram y Marlon Ramirez, el intercambio no tiene consecuencias. Ramos Alor, es de los intocables e impunes. Por ahora.

TRIÁNGULO CON DICTADURA

Por cierto que en la sesión, salieron a relucir los 40 millones de pesos que le pagaron al gobierno de Cuba por el grupo de médicos que vinieron supuestamente a ayudar en la pandemia. Usaron al gobierno de Veracruz para entregar dinero del presupuesto federal, no a los médicos sino a la dictadura post castrista del amigo de AMLO, Miguel Díaz Canel.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *