• Vie. Dic 4th, 2020

Trabajadores migrantes, primera línea de la crisis

PorAz Diario

Oct 19, 2020

Ciudad de México. Los trabajadores migrantes están en la primera línea de la crisis de Covid-19, expone la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Con un crecimiento general del desempleo en los países que integran la región, refirió que la situación ha resultado más pronunciada entre los migrantes.

En los países integrantes de la OCDE, el desempleo se ha disparado desde un promedio de 5.2 por ciento en diciembre de 2019 a 7.7 por ciento. Con una segunda ola de contagios, los niveles de empleo no volverán al nivel anterior a la crisis ni siquiera para finales de 2021.

En Estados Unidos la tasa de desempleo para migrantes pasó de 3.1 por ciento a 10.2 por ciento, mientras aumentó de 3.9 por ciento a 8.1 por ciento para los nacidos en el país. La OCDE indicó que tendencias similares se observan en Europa, a pesar del uso a gran escala de planes de retención de empleo que ayudaron a preservar muchos puestos de trabajo.

La organización alerta que se han precarizado más los empleos en sectores afectados por la pandemia y que son donde se concentran los migrantes. Es el caso de la hostelería, la restauración y el turismo. Además, muchos tienen contratos de trabajo temporales, algunos de los cuales caducaron sin renovarse durante la crisis.

En general, 2020 aparecerá como un mínimo histórico para la migración internacional en el área de la OCDE, advierte.

La organización reporta que los flujos migratorios se redujeron sin precedente en el primer semestre de 2020, 46 por ciento promedio entre los países que conforman la OCDE, y hay indicios de que no alcanzarán los niveles anteriores durante algún tiempo debido a la menor demanda laboral, las restricciones de viaje en curso y las alternativas a la movilidad vinculadas al teletrabajo.

Por lo pronto, la OCDE detalla que hasta el año pasado México acogió a más de medio millón de extranjeros legales, un aumento de 58 por ciento desde 2015. La mayoría provino de Estados Unidos, Venezuela y Honduras.

En los últimos cinco años, México se ha convertido en un importante país receptor de solicitantes de asilo: el número actual de solicitudes recibidas es 10 veces mayor que en 2011 y ese número casi se ha duplicado cada año desde 2014, recalcó.

El aumento del número de solicitudes de asilo en México durante el año pasado se explica, principalmente, por el crecimiento de peticiones de hondureños, que aumentaron 121 por ciento, indicó la OCDE en su Panorama de la Migración Internacional 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *